IX región de La Araucanía: Flora

Las características climáticas de la región permitieron en el pasado el desarrollo de una verdadera selva austral, pero que luego fue intervenida por la acción del hombre haciendo cambiar su aspecto,

Las mayores precipitaciones que se dan en esta región condicionan la variedad de vegetación local, distinta con respecto a las regiones de más al norte. En esta región, una vegetación higrófila va cubriendo poco a poco el paisaje con bosques relativamente densos allí donde el hombre lo ha respetado; ello ocurre preferentemente en las cordilleras de los Andes y de la Costa. Sólo en los espacios que se extienden tras la cordillera de Nahuelbuta se presentan condiciones de humedad que favorecen un paisaje de bosque esclerófilo de boldo , quillay , peumo, litre y molle . Este paisaje actualmente ha sido reemplazado en parte por cultivos agrícolas, praderas artificiales y plantaciones forestales.

En líneas generales, la vegetación en el ecosistema que abarca toda la Novena Región y los extremos de la Octava y de la Décima presenta una característica muy marcada con la presencia de la araucaria .

La araucaria se halla en formaciones vegetales tan diferentes como el bosque lluvioso templado de las vertientes occidentales de la Cordillera de los Andes o bien en las laderas orientales de la Cordillera de la Costa. En ambos sectores tiende a formar bosques puros, pero también se la encuentra asociada con otros árboles como el mañío , el ñirre , la lenga , el coigüe y el raulí y compartiendo el terreno con la estepa de gramíneas perennes y arbustos xerófitos.

En los sectores más húmedos, existen olivillos , canelos y ulmos , y a mayor altura (sobre los 1.200 metros) el roble es reemplazado por alerces , lengas, coigües, mañíos y cedros .

En el litoral predomina el matorral costero, compuesto por especies de condiciones muy húmedas, como maqui y copihue que, al florecer, da una flor roja muy hermosa, considerada como la flor nacional.

Por su parte el ñirre y el raulí son de crecimiento rápido y dan una madera de excelente calidad, lo cual los hace especialmente aptos para la reforestación de toda la zona.

A veces los bosques son impenetrables por la abundancia de helechos, musgos, líquenes y enredaderas.

En la Novena Región de la Araucanía se encuentran representadas las regiones vegetacionales de los bosques Caducifolios, de los bosques Laurifolios y de los bosques Andino Patagónicos.

Región de los Bosques Caducifolios

Esta región ocupa posiciones montañosas en su distribución norte, sobre los 800 metros de altitud y hacia el sur va ocupando progresivamente la depresión intermedia. La característica principal es la presencia de las especies de Nothofagus de hojas caducas, grandes como dominantes en los estratos arbóreos. Se distinguen tres subregiones: Bosques Caducifolios Montanos, Bosques Caducifolios del Llano y Bosques Caducifolios Andinos.

Región de los Bosques Laurifolios

Se distingue por la presencia de bosque con árboles perennifolios, de hojas generalmente grandes y de color verde oscuro, brillante. La composición florística es variada la mayor parte de sus especies son consideradas melictuales desde un punto de vista biogeográfico.

Su fisonomía es la de un bosque muy denso y oscuro, presentando una alta estratificación, donde es posible reconocer cuatro o cinco doseles. Generalmente es pobre en especies herbáceas y donde se han creado praderas, corresponden a elementos introducidos. Su estado general de conservación es bueno, encontrándose extensas masas casi en su condición original.

Región de los bosques Andino-Patagónicos

Es la Región de la cordillera andina con bosques, que se extiende desde los 37° de latitud hasta el extremo sur, ocupando el límite con las Estepas Patagónicas en el Sur.

El paisaje vegetal está caracterizado por la presencia de lenga (Nothofagus pumilio).

En la Región de La Araucanía se encuentran algunas especies vegetales que están clasificadas como raras ( R ) o vulnerables ( V ), y otras que son consideradas como muy valiosas; entre las que podemos destacar: Araucaria (R), lleuque (R), canelo andino, tepa (V), laurel, lingue (V), raulí, ñirre. coigüe. roble, lenga. maqui, aromo de Castilla, chaura común, siete camisas, bollén o huayo, traro-voqui, pillo-pillo, luma blanca, avellano, radal, codocoipu, maitén, sauco cimarrón, pichi-romero, matico, colihue, coirón.

Fuente Internet:

www.chile.cl

Materias