Sida: detección de la enfermedad

Las pruebas de anticuerpos

La prueba de anticuerpos no es una prueba para el Sida. No puede indicar si una persona se va a enfermar con el Sida. Lo que esta prueba indica es si se han desarrollado o no los anticuerpos específicos al VIH por la infección con el virus.

Ventajas

Las personas que saben que tienen el virus pueden comenzar a recibir tratamiento médico temprano y monitorear el estado de su sistema inmunológico.

Los resultados pueden ayudar a una persona a evitar comportamientos de alto riesgo.

La prueba ayuda a mantener un compromiso de mantener buenos hábitos de salud.

Las personas que resultan ser negativas se sienten menos ansiosas.

Las personas que desean un hijo pueden buscarlo sin el temor de la infección.

Las personas que resultan ser positivas pueden deprimirse y tener mucha ansiedad.

Cuando la prueba no es anónima o totalmente confidencial, existe el riesgo de perder el trabajo o el seguro médico.

La decisión de tomar la prueba es una opción muy personal. No podemos tomar esa decisión en lugar de nadie. Solamente podemos aconsejar a las personas sobre los efectos que la prueba puede tener en sus vidas.

Periodo de ventana

"El periodo de ventana" o periodo de espera es el tiempo que una persona infectada tarda en desarrollar los anticuerpos al virus. Para el 97% aproximadamente de las personas infectadas, el periodo de ventana es de 3 meses. Después de 6 meses casi todas las personas que tengan el virus habrán desarrollado anticuerpos al mismo. Un resultado negativo 6 meses después del último riesgo es suficiente para descartar la posibilidad de infección.

Algunas personas han oido que los anticuerpos son detectables antes de tres meses. Es cierto que la mitad de las personas infectadas tienen anticuerpos detectables tres semanas después de la infección, pero se estableció un periodo de espera de tres meses para que los resultados fueran confiables para casi todo el mundo.

El periodo de espera de tres meses es válido para el 97% de la población. Tres meses después de haberse expuesto al VIH la mayoría de las personas pueden confiar en los resultados de la prueba.

A veces las personas están muy angustiados y desean hacerse la prueba poco después de la situación de riesgo. Preguntan cosas como "¿qué tan confiable es la prueba después de seis semanas de ponerme en riesgo?". No lo sabemos con certeza. Si usted toma una prueba seis semanas después del riesgo y le sale negativa, ¿se quedaría más tranquilo/a? Si es así, vaya a hacerse la prueba. Pero recuérdale que para tener una certeza total, debe repetir la prueba otra vez a los seis meses del riesgo.

Algunas personas han oído que el VIH toma años en detectarse. Los síntomas del SIDA pueden tomar años en desarrollarse, pero el VIH es detectable a los tres meses de la infección, y resulta asintomático para casi todo el mundo.

Interpretación de los resultados

Un resultado positivo significa:

Que la persona es VIH-positiva.

Que es portadora del virus y debe tomar precauciones para no transmitirle el virus a alguien más.

Un resultado positivo NO significa:

Que la persona tenga el Sida.

Que necesariamente vaya a desarrollar el Sida.

Que sea inmune al Sida por tener los anticuerpos.

Un resultado negativo significa:

Que no se encontraron anticuerpos al VIH en la muestra de sangre.

Un resultado negativo NO significa:

Que la persona no tenga el VIH  ya que existe el periodo ventana.

Que la persona sea inmune al VIH o Sida.

Que tenga resistencia a la infección.

Que nunca vaya a desarrollar el Sida.

Un resultado "indeterminado" de la prueba Western Blot (poco común) significa:

Que todo el procedimiento de prueba debe repetirse con otra muestra de sangre, normalmente varias semanas más tarde.

Los tres tipos de pruebas;

-Elisa (Enzyme-Linked Immunosorbent Assay)

-IFA (Immunofluorescent Assay)

-Western Blot

La prueba de Elisa es la primera que se hace porque resulta barata, sencilla y da resultados confiables. Si la prueba de Elisa sale negativa, no se hacen más pruebas. Cuando sale positiva, es preciso practicar la IFA o la Western Blot para confirmar los resultados.

Confiabilidad de las pruebas de anticuerpos

La confiabilidad de una prueba médica depende de dos factores: el nivel de sensibilidad de la prueba y el grado de especificidad. La prueba Elisa es sumamente sensible (~ 99,5%), lo que significa que puede detectar cantidades muy pequeñas de anticuerpos al VIH. Gracias a eso se reduce la probabilidad de que dé un resultado "falso negativo" cuando hay anticuerpos al VIH. Suponiendo que una persona se haga la prueba después del periodo de ventana, si la Elisa da un resultado negativo, es prácticamente imposible que haya VIH.

La elevada sensibilidad de esta prueba implica que tiene una especificidad ligeramente baja. Esto significa que en algunas ocasiones puede dar un resultado "falso positivo". Para contrarrestar esta posibilidad, se administran automáticamente otras pruebas confirmatorias cuando la Elisa da un resultado positivo. La prueba Western Blot y la IFA son muy específicas para detectar anticuerpos al VIH, por lo que pueden descubrir casi siempre los resultados falsos positivos de la Elisa.  

Los CDC afirman que la confiabilidad combinada de la Elisa junto con la Western Blot o la IFA es de prácticamente 100%.

Los CDC recomiendan volver a hacer dos veces la prueba Elisa si el primer resultado es positivo. Si las dos pruebas adicionales son positivas, entonces debe administrarse una prueba confirmatoria. Solamente cuando esta prueba da también un resultado positivo se considera definitivamente positivo. Los centros de pruebas siguen automáticamente este procedimiento, así que los resultados que reciben los clientes son totalmente confiables.

Las personas que reciban un resultado negativo con la prueba de Elisa después del periodo de ventana deben considerarse negativas si no han estado en una situación de riesgo después de hacerse la prueba. Algunas personas sienten mucha angustia ante la remota posibilidad de estar infectadas, aunque sus resultados sean negativos. Aunque esto es técnicamente posible, y de hecho se han documentado algunos pocos casos así, la posibilidad de que esto suceda es pequeñísima.

Es posible que algunas personas, aferrándose a esa pequeña probabilidad de un resultado "falso negativo" o bien porque deseen tener resultados sin esperar a que pase el periodo de ventana, quieren aprender sobre la prueba PCR o por otros tipos de pruebas de carga viral, pero esta prueba no es adecuada en estos casos porque ha sido diseñada para otras cosas.

Otros tipos de pruebas de anticuerpos

La prueba de anticuerpos alternativa más común es OraSure. Esta prueba usa la misma tecnología que la Elisa, por lo que es confiable. Pero en lugar de tomar una muestra de sangre, se recoge una muestra de células del interior de la boca, entre la mejilla y las encías (lo que se analiza no es la saliva sino las células). Si el resultado es positivo, se confirma mediante una prueba Western Blot. La ventaja más evidente es que no es preciso extraer sangre. La desventaja es que cuesta más, así que a veces las clínicas cobran más por hacerla, y otras clínicas no la hacen.

Hay otra prueba de anticuerpos que ofrece resultados en 24 horas o menos. Este tipo de prueba se llama SUDS y fue diseñada para dar resultados rápidos en los hospitales en casos de emergencia. Algunas clínicas privadas ofrecen esta prueba, pero la prueba suele ser cara y no se administra en las clínicas de la comunidad ni en los departamentos de salud pública que tenemos en nuestra base de datos.

Existe otra prueba relativamente nueva que utiliza una muestra de orina. La orina no contiene VIH, pero sí tiene anticuerpos al VIH si una persona es VIH positiva. Esta prueba no está muy extendida porque precisa de un equipo especial; normalmente se usa en grandes instalaciones clínicas.

Pruebas para poblaciones específicas

1.Mujeres embarazadas: La prueba de anticuerpos puede no ser apropiada para una mujer embarazada que se ha expuesto recientemente al VIH. Si está tratando de decidir si continúa o termina el embarazo, no podrá esperar los 3 a 6 meses que se requieren para que el resultado de la prueba sea confiable. En esos casos, su médico puede pedir una prueba de carga viral para ayudarla a tomar decisiones sobre su embarazo.

2.Recién nacidos y niños: Las pruebas de anticuerpos para niños menores de 12 años y bebés menores de 18 meses presentan problemas especiales:

-Niños menores de 18 meses. Hay dos razones por las que la prueba de anticuerpos no es adecuada para niños tan pequeños. En primer lugar, es posible que un niño al nacer sea VIH positivo pero en realidad no esté infectado por el VIH. Esto sucede porque las mujeres VIH positivas transfieren sus anticuerpos al feto, pero aunque no reciban ningún tratamiento hay un 75% de posibilidades de que no transmita el virus al bebé. La otra razón es que la madre puede infectarse al final del embarazo, con lo que no tendría anticuerpos detectables y entonces aunque el niño fuera VIH negativo en realidad podría estar infectado. Hasta que el sistema inmunológico del niño no esté totalmente desarrollado (tarda de 12 a 18 meses en desarrollarse) la prueba de anticuerpos no es confiable. Si se sospecha la presencia de VIH, es preciso que el niño tome una prueba de carga viral o de IgA para determinar con precisión su estado VIH.

-Niños menores de 12 años.Deben recibir una prueba a través de sus pediatras. Los ATS no llevan a cabo pruebas en niños menores de 12 años.

-Jóvenes entre 12 y 25 años. Pueden pedir citas individuales especialmente para jóvenes en algunos ATS. Así, recibirán consejería especializada con el mismo consejero antes y después del examen.

 

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540