Prevención del uso de  drogas en general

 

¿Qué es prevención?

x
Prevenir, para evitar la presencia de un daño.

El término prevenir deriva de la palabra latina praevenire que significa evitar la presencia de un daño, y se utiliza para referirse a las medidas que se deben tomar para evitar que alguien se inicie en el consumo de cualquier droga, lo cual de ocurrir termina en la presencia de  enfermedades o provoca problemas serios.

¿Cómo se previenen las adicciones?

La prevención de las adicciones puede realizarse en niveles diferentes según sea el grado del riesgo de las personas para consumir drogas o el daño sufrido cuando ya las consumieron.

De modo amplio, diremos que la prevención se basa en una actitud atenta cuyo propósito es evitar la aparición de riesgos para la salud tanto del individuo como de la familia y de la  comunidad.

Con respecto al uso de drogas en general podemos distinguir varios niveles de prevención:

La prevención primaria (estrategias para evitar el consumo dirigidas a quienes no son consumidores, fundamentalmente niños y adolescentes).

La prevención secundaria (diagnóstico precoz y tratamiento oportuno en quienes ya padecen la enfermedad o adicción).

La prevención terciaria (prevención de la discapacidad en aquellos que han llegado a ese estado producto del adicción).

x
Drogas: un problema grave.

Para muchos dedicados al tema, la prevención primaria es la auténtica prevención, y esta puede apuntar a dos focos: prevención primaria inespecífica y prevención primaria específica.

Prevención primaria inespecífica

Tiene como finalidad ejercer influencia de modo global, es decir, sobre todos los elementos y factores determinantes del problema, independientemente de los sujetos posibles víctimas de la droga.

Una de las medidas de prevención primaria del alcoholismo, por ejemplo, es establecer campañas informativas por medio de folletos, trípticos, en forma oral, etc., con el fin de empezar a hacer consciente a la población de la problemática, tratando de tocar puntos esenciales, tales como: qué es el alcoholismo, en qué consiste, por qué se da, cuáles son los efectos que produce la ingestión excesiva de alcohol, lugares a donde se puede acudir a solicitar información, ayuda, etc.

Se trata de elevar la conciencia del problema y establecer mecanismos efectivos para modificar hábitos, conductas y actitudes inadecuadas que consisten en educar para evitar que quienes no han consumido drogas lo hagan.

x
Alcoholismo, una enfermedad mental.

Otra medida de prevención en este ámbito es implantar programas dentro y fuera de las instituciones educativas con el fin de empezar a sembrar la semilla en las futuras generaciones y buscar nuevas soluciones.


Prevención primaria especifica

Está más relacionado a un problema determinado e incide directamente sobre los factores que se supone lo generan. Estos son la historia personal, el entorno familiar, el tipo de vida y las relaciones sociales. El conocimiento y la profundización de estos factores de riesgo brindan un importante material de estudio sobre el cual se pueden armar estrategias preventivas.

Prevención Secundaria

Cuando las acciones de prevención primarias no han sido aplicadas o han fracasado, es posible que se inicie el consumo problemático de alcohol y tras la instauración de una dependencia y del aumento de tolerancia, se haga preciso recurrir a una prevención secundaria o terciaria, según la fase en que se actúe.

Entonces, la prevención secundaria se aplica para  tratar de solucionar un problema ya existente, intentan hacerlo desaparecer por completo o en parte y al mismo tiempo tratando de evitar las complicaciones posteriores que conllevan las adicciones.

Consiste en educar para disminuir los daños o consecuencias negativas a quienes se han iniciado en el consumo; es decir, incentivar para abandonar el consumo.

x
Consecuencias de la adicción.

En estos casos se quieren de fortalecer la estabilidad emocional, los vínculos familiares y los laborales.

Lo importante en este nivel es detener el proceso que se ha iniciado para luego sostener al individuo hasta lograr que revierta la adicción.

Esto implica procesos de diagnóstico y detección precoz del problema.

Prevención terciaria

Apunta a demorar o frenar el desarrollo de la adicción y de sus consecuencias aun en los casos en que la manifestación central continúe presente.

La prevención terciaria se utiliza cuando no es posible la abstención total de la droga. El propósito es disminuir las cantidades consumidas y lograr periodos cada vez más largos de abstinencia.

Todo con la finalidad de proveer mecanismos efectivos de reinserción del adicto en las mejores condiciones a su medio laboral y familiar.

x
¿Podrá dejar de beber?

Prevención del alcoholismo

Tanto se habla del alcoholismo como uno de los problemas de salud más frecuentes en nuestros tiempos, que las personas pierden la verdadera dimensión del problema.

La mayoría piensa que es simplemente un conjunto de borracheras frecuentes
que causan mucho malestar al alcohólico y a su familia y que, simplemente, el problema se solucionará cuando se deje de beber.

El alcoholismo es una enfermedad crónica que afecta al cerebro, es progresiva, sufre múltiples recurrencias y si el afectado no deja de beber lo puede llevar a la discapacidad y posteriormente a la muerte.

Por eso decimos que el alcoholismo es una enfermedad incurable (crónica), recurrente (evoluciona con recaídas), insidiosa (es silenciosa, los síntomas clínicos frecuentemente se confunden con el bebedor excesivo), progresiva (las complicaciones a nivel personal, familiar, laboral y social son cada vez más graves), discapacitante (provoca incapacidad a nivel neuro-cerebral, psico-emocional, familiar y social) y mortal (el alcoholismo no tratado conduce irremisiblemente hacia la muerte).

x
Al mirarse en el espejo.

El alcoholismo es una enfermedad discapacitante porque el principal órgano afectado por el excesivo y frecuente consumo de alcohol es el cerebro. Cuando el cerebro se afecta por esta intoxicación crónica a la que es sometido produce discapacidad a nivel neurológico, cognoscitivo y psicoemocional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha insistido muy enfáticamente en que el alcoholismo y todas las adicciones en general, se les considere como una enfermedad cerebral (mental).

Este énfasis ha sido necesario, pues aún existe la tendencia a considerar el alcoholismo como un fenómeno psicosocial más que como una enfermedad real.

El alcoholismo es una enfermedad mental

El alcohol se considera una sustancia neurodegenerativa, porque el efecto tóxico crónico del alcohol sobre el cerebro produce un lento, pero paulatino deterioro mental.

El cerebro es el órgano de la mente. Y si el cerebro se daña por la acción tóxica del alcohol, luego entonces debemos considerar el alcoholismo como una enfermedad mental.

La primera manifestación de la acción neurotóxica del alcohol la podemos advertir en el estado de ebriedad: la borrachera o ebriedad, que es una condición que no sólo la presentan los alcohólicos sino cualquier bebedor que se exceda en su manera de beber, es una enfermedad aguda de tipo psiquiátrico, un verdadero cuadro de locura (el borracho pierde el juicio autocrítico y heterocrítico, asi como la capacidad de razonar), provocado por el efecto tóxico del alcohol sobre el cerebro.

Posteriormente se presenta una de las complicaciones más graves del consumo frecuente y excesivo del alcohol: la neuroadaptación.

¿Qué es esto?

x
Prevención en escolares.

Es la bioadaptación de la neurona al efecto del alcohol sobre el cerebro. La neuroadaptación da lugar a los fenómenos de Tolerancia y Síndrome de supresión que una vez establecidos en el individuo lo convierten en un adicto al alcohol. Esto quiere decir que el bebedor ya cruzó la frontera y se ha convertido en un alcohólico.

Una vez desarrollada la adicción, el alcohólico sigue bebiendo cada vez más y en mayor frecuencia, lo que da lugar a que su cerebro siga afectándose y entonces aparecen otras complicaciones cerebrales tales como el DeliriumTremens, la psicosis alcohólica de tipo alucinatorio, la psicosis alcohólica de tipo delirante, los síndromes amnésicos por alcohol de los cuales, el más conocido es el llamado Síndrome de Korsakoff (amnesia de fijación, confabulación y polineuritis) y, finalmente, la acción neurodegenerativa del etanol sobre el cerebro va a provocar una demencia: la demencia alcohólica.

 

Prevención primaria del alcoholismo

Vimos que, en general, por prevención primaria se entienden aquellas medidas destinadas a evitar o reducir la existencia de un problema en una comunidad, dirigiendo su accionar hacia quienes no son consumidores, intentando que nunca lo sean.

Con respecto al alcoholismo, las acciones de mayor importancia serán las que puedan realizarse en forma conjunta entre sectores de salud y educación, cuya integración es fundamental, si se trata de modificar hábitos culturales que condicionan el problema.

x
Es difícil curarse de la adicción.

Sin desconocer la utilidad de las acciones educativas para adultos, conviene
señalar que se obtienen resultados con mayor proyección cuando se comienza con la prevención primaria del alcoholismo en el nivel escolar de niños y adolescentes.

Las acciones tendientes a modificar hábitos culturales de ingestión de bebidas alcohólicas -consolidados por normas, costumbres, valores, actitudes, creencias y prejuicios de gran convicción y dinamismo afectivos- rendirán mejor mientras más precozmente se eduque al individuo.

Así, prevenir en la etapa escolar permitirá un mayor discernimiento de los contenidos pedagógicos en cuanto a conformar una actitud crítica frente al hecho de beber cuando el niño llegue a la adolescencia.

 

Como se sabe, en este período el joven se enfrenta, entre otras situaciones vitales, con la posibilidad de la ingestión excesiva de bebidas alcohólicas.

La escuela ocupa un lugar estratégico en un programa de prevención primaria del alcoholismo, ya que constituye un grupo de referencia que forma y modifica hábitos, costumbres, valores, etcétera.

x
Bebedores precoces, los más vulnerables.

Tal como se lleva a cabo con las materias corrientes de los programas, la educación sobre el alcohol y alcoholismo debe ser un proceso paulatino y pautado.

El profesor es un líder reconocido que a su papel como docente une su imagen de modelo para el alumno; por otra parte, su acción se proyecta en el hogar, a través de las organizaciones de padres y tutores. Además, la extensión y cobertura de la enseñanza escolar abarcan a un importante grupo de la
población de un país.

En síntesis, la prevención primaria del alcoholismo en la comunidad escolar debe basarse sobre una información sistemática, gradual y continua acerca del alcohol y alcoholismo, adecuada a la realidad escolar de cada curso, y en donde se utilicen todas las situaciones pedagógicas que así lo permitan.

Ver: PSU: Biología; Pregunta 02_2006(2)

 

Ver: Información general sobre las drogas

Ver: Drogadicción

Ver: Drogadicción en Chile

 

Fuentes Internet:

http://html.rincondelvago.com/prevencion-de-las-adicciones.html

http://www.liberaddictus.org/Pdf/0866-84.pdf045

http://www.mutual.cl/capacita/cont/imagenes/045_drog.pdf

http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v90n2p95.pdf

 

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540