Estados Unidos de Norteamérica

 

 El país en cifras:

Tasa de mortalidad infantil: 6,37 muertes/1.000 nacimientos

Tasa de fertilidad: 2,09 infantes nacidos/mujer (2007 est.)

Tasa de alfabetización: 99%

Presupuesto: ingresos: $2.409 billones, gastos: $2,66 billones; incluye inversiones en bienes de capital de $NA (2006 est.)

Tasa de inflación (precios al consumidor): 2,5% (2006 est.)

Tasa de crecimiento de la producción industrial: 4,2% (2006 est.)

Exportaciones: $1.024 billones. (2006 est.)

Importaciones: $1.869 billones. (2006 est.)

Estaciones de radio: AM 4.789, FM 8.961, shortwave 19 (2006)

Estaciones de televisión: 2.218 (2006)

Número de usuarios de Internet: 205,7 millones (2005)

Fiesta nacional: Se independiza del Reino Unido el 4 de julio de 1776

Ubicación geográfica

Estados Unidos es el tercer país más extenso del mundo. Sus cincuenta estados, y un distrito federal, configuran una extensión de más de 9.000.000 de km cuadrados. Tiene fronteras al norte con Canadá, al sur con México, al oeste con el Océano Pacífico y al este con el Atlántico. Son 48 los estados que se encuentran en América del Norte y dos, creados y agregados en 1959, separados de los continentales por Canadá, en el caso de Alaska, y por el Pacífico, en el caso de Hawai.

x
Los actuales estados que forman hoy los Estados Unidos de Norteamérica.

 

Historia

El descubrimiento de América en 1492 permitió que los europeos vieran la posibilidad de comenzar una nueva vida en un territorio virgen y absolutamente inexplorado. Mientras que la conquista de América del Sur fue capitaneada por nobles que reprodujeron el sistema clasista existente en las metrópolis, y cuyo fin primordial era volver a ella con una gran fortuna personal, América del Norte supuso una nueva oportunidad para personas de toda condición, sobre todo aquellos considerados como desgraciados en su país de origen y que no podían volver. Es por eso que consideraron desde un principio, este nuevo territorio, como su lugar de residencia.

 

La Colonización y la Independencia

x
Las trece colonias iniciales.

Los primeros conquistadores de América del Norte llegaron en el siglo XVI. Las tribus indias, únicos habitantes hasta ese momento, vieron aparecer paulatinamente españoles en Florida y California, franceses desde el Golfo de México hasta los Grandes Lagos, holandeses en el Valle del Hudson, e ingleses en todas partes, siendo estos últimos los vencedores de esta carrera por ocupar nuevas tierras.

En 1607 se crea la primera colonia británica, en Virginia, expandiéndose rápidamente al resto del territorio.

Este tipo de organización en colonias favoreció la creación de las bases de una nueva economía que con el paso de los años fue floreciendo hasta ser tan importante que las relaciones con Gran Bretaña, más que favorecerlos, les perjudicaban.

Los habitantes de las 13 colonias se sentían independientes y la subida de las tasas y las nuevas restricciones económicas que la madre patria intentó imponerles tras la guerra franco-inglesa concluida en 1763, no hicieron más que empeorar la situación, generando un mayor descontento entre la población.

El problema fue madurando y en 1774 los colonos se reunieron en el Congreso de Filadelfia para reafirmar su capacidad de autonomía. Esta decisión provocó los primeros conflictos armados entre ingleses y norteamericanos siendo nombrado Washington como comandante del ejército colonial.

Dos años después, y tras la batalla de Bunker Hill y la ocupación de Boston, el Congreso, conformado por representantes de las 13 colonias, adopta el 4 de julio de 1776 la Declaración de Independencia.

Siete años tuvieron que pasar para que Gran Bretaña decidiera firmar la Paz de Versalles en la que renunciaba a los territorios comprendidos entre los Allegheny y el Mississippi, mientras conservaba Canadá.

x
Bandera mostrada en Filadelfia.

Las trece colonias habían triunfado aunque un período de incertidumbre política comenzaba; sin embargo, la Convención de Filadelfia de mayo de 1787 con la proclamación de la Constitución sentaba las bases para que, en 1789, nacieran los Estados Unidos de América bajo la presidencia de George Washington, poniendo fin a todos los temores.

Liberales y Conservadores

Las décadas posteriores sirvieron para consolidar tanto el recién estrenado poder político como la incipiente economía. Asimismo, los estadounidenses tomaron conciencia de que podían ocupar un lugar propio en las relaciones internacionales; la compra de Luoisiana a Napoleón en 1803 es una buena muestra de ello. En 1845 se admite a Texas como estado y tras la guerra contra México, 1846-1848, se incorporan California y Nuevo México.

Mientras la Unión va creciendo, también lo hace la economía, aunque con diferencias fundamentales entre los estados. Los del Norte desarrollan poco a poco una industria importante, mientras que los del Sur se dedican fundamentalmente a la agricultura con los esclavos negros como mano de obra gratuita y esencial.

También políticamente se van diferenciando. Los del Sur son conservadores, mientras que los del Norte son liberales y apoyan la abolición de la esclavitud. Estas diferencias se van acentuando sobre todo cuando los estados abolicionistas, bajo la presidencia de Lincoln, se niegan a devolver a los esclavos que han conseguido escapar al Norte.

x
Louisiana, comprada a Napoleón, en 1803.

Así, en febrero de 1861, los siete estados sureños constituyen bajo la presidencia de J. Davis los Estados Confederados del Sur. Provocando el estallido de la guerra civil. Lee y Jackson al mando de las tropas sureñas consigue, en los primeros años de la contienda, avances importantes, pero el general Grant logra detenerlos en Gettysburg en 1863 y, finalmente, derrotarles un año después en Appomattox.

Esta guerra tuvo importantes repercusiones. El Sur vio divididos sus enormes latifundios en pequeñas parcelas al estilo del Norte, dando origen al Ku Klux Klan, ya que las diferencias entre esclavistas y abolicionistas no se superaron. El Norte, gracias a las medidas de apoyo del Gobierno, consiguió un gran despegue económico.

Desde todos los estados se potenció la conquista del Oeste sin tener en cuenta a los primeros pobladores de estos territorios, los indios, que fueron derrotados definitivamente en 1890 y los supervivientes confinados en reservas.

Desaparecido el último problema los estadounidenses se dedican a crecer económicamente y, realmente, lo hacen muy bien, tanto que alrededor de 1894 el mercado interior se les empieza a quedar pequeño y empiezan a plantearse la necesidad de salir al exterior. También en estos años irrumpen los primeros conflictos obreros llegándose incluso al derramamiento de sangre en una manifestación en Chicago el 1 de mayo.

x
Imagen que grafica el cruel enfrentamiento.

A principios del siglo XX

El despegue internacional no se hace esperar y ya a finales del siglo XIX Estados Unidos tiene bajo su área de influencia a Puerto Rico, Cuba, Filipinas, Guam, Hawai y Samoa. Roosevelt en 1901 consigue, uniendo la diplomacia y el apoyo económico, el predominio estadounidense sobre América Latina.

En cuanto a las medidas interiores se consigue moderar el inmenso poder del trust y de las asociaciones obreras, reducir los impuestos proteccionistas y favorecer a los agricultores.

Al estallar la Primera Guerra Mundial Estados Unidos se convierte en el principal proveedor de armas y alimentos para Inglaterra y Francia, pero su neutralidad desaparece con la guerra submarina mantenida por los alemanes que torpedeaban cualquier barco que se encontraban en aguas internacionales. Así, en 1917 Estados Unidos interviene activamente en la guerra siendo un factor decisivo para la victoria un año después.

Después de la Segunda Guerra Mundial

La economía norteamericana sufre un grave revés con el famoso Crack de 1929 que provocó la caída de los precios y millones de parados y, según cuenta la leyenda, miles de suicidios.

x
Soldados estadounidenses en Francia, Primera Guerra Mundial.

Franklin D. Roosevelt fue el encargado de arreglar la situación después de su elección en 1933. También Roosevelt tuvo que enfrentarse con la Segunda Guerra Mundial, y aunque también al principio prefirió mantenerse neutral, el ataque japonés a Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 obligó a los norteamericanos a implicarse activamente en esta guerra que tiene como desgraciada efeméride la utilización por primera vez en la historia de la bomba atómica. Hiroshima y Nagasaki vieron el 6 de agosto de 1945 como todo desaparecía bajo la gran bola de fuego, lanzada por los norteamericanos.

La posguerra se caracterizó por la lucha contra el bloque comunista con la utilización de las armas atómicas como velada amenaza usada por las dos partes, iniciando la llamada “Guerra fría”.

La sociedad estadounidense se ve conmocionada en 1963 con el asesinato del Presidente con más carisma del siglo XX, J. F. Kennedy. Los años posteriores están marcados por la Guerra del Vietnam y por el Watergate que provocaría la dimisión del Presidente Nixon quien, a pesar de este escándalo, tuvo la habilidad suficiente como para encontrar una solución para el conflicto vietnamita.

Siguiendo la línea diplomática Jimmy Carter consigue por primera vez que Egipto e Israel se dieran la mano en la firma de los tratados de Camp David en 1979. Este año es también el año de la invasión rusa en Afganistán, empeorando aun más la ya muy deteriorada guerra fría.

x
John Kennedy, en Dallas, minutos antes del asesinato.

Este período tenso entre el bloque comunista y el capitalista finaliza con la caída del muro de Berlín y con la apertura de los Países del Este. Sólo la Guerra del Golfo y la Guerra Civil en Yugoslavia enturbian el panorama internacional. Sin embargo, una vez más, Estados Unidos tuvo un papel básico en la resolución de ambos conflictos.

Con el desplome de la Unión Soviética, en 1991, los Estados Unidos se convirtieron en la única superpotencia del mundo. Los atentados del 11 de septiembre de 2001 quebraron todas esperanzas por un nuevo milenio apacible, y fueron la justificación por la invasión de Afganistán de 2001 y la Guerra contra el terrorismo.

La amenaza del terrorismo ha llegado a ser una gran fuerza en la política del país, y en 2003, formó en gran parte la justificación por la Invasión de Iraq. El asunto dominante de la política actual sigue siendo la lucha entre las necesidades por la seguridad nacional y el mantenimiento del espionaje interno en la población a través de la controvertida ley "Patriot Act".

Barak Obama, un afroamericano, es el actual Presidente, el número 44, de los Estados Unidos de América desde el 20 de enero del 2008. Su cargo concluirá a más tardar el 20 de enero de 2012.

Fuentes Internet:

http://www.indexmundi.com/es/estados_unidos/

http://www.rumbo.es/guide/es/america/estunidos/intro.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Estados_Unidos

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540