Puebla: Trajes típicos

x
Como luce actualmente el traje de china poblana.

Hoy en día, en el traje típico de la mujer de Puebla predominan las prendas prehispánicas, como el quesquémetl (1), el enredo y la faja, que son muy variados y a veces complejos.  Pero se conservan y resaltan en este las características del vestido de china poblana.

El atuendo tradicional de la china poblana estaba compuesto por:

Una blusa blanca, con labores de deshilado y bordado de seda y chaquira(2) con motivos geométricos y florales en colores vivos.

La blusa es escotada y muestra una parte del  cuello y de su pecho.

Una falda llamada castor, por el nombre de la tela con que era hecha..

El castor, o falda —llamada también zagalejo—, consta de dos secciones: la superior de unos 25 centímetros aproximadamente, de percal o de seda verde llamada corte; y la inferior, que es propiamente la falda, de color rojo vivo con dibujos negros, cubierta con lentejuela, y debe llegar hasta los tobillos.

Según algunas opiniones, el castor (la tela) era empleado por las patronas de las casas ricas para la confección de las enaguas de sus criadas indígenas. El castor era trabajado con lentejuelas y camarones que formaban dibujos geométricos y florales. Los grupos de danza folclórica han popularizado una versión que lleva bordado en lentejuelas, chaquiras y canutillos el Escudo Nacional de México.

x
Variante local: Traje típico usado en la sierra de Puebla.

Unos porabajos(3) blancos, con las puntas enchiladas, es decir, con el borde inferior orlado por un encaje de motivos zigzagueantes. Los porabajos de una china poblana asomaban bajo su castor.

Una banda que servía para sujetar el castor y los porabajos a la cintura de la mujer que lo portaba. La banda podía estar trabajada con labores de bordado o no, o bien, ser tejida en técnica de brocado.

Un rebozo, que podía ser de seda  o de bolita, en el mayor de los casos. El rebozo es una prenda muy común en México, aun en la actualidad. Lo usan las mujeres para cubrirse del frío, pero también era empleado para cargar bebés o cualquier otra cosa cuyo tamaño y peso hicieran difícil llevarlo entre las manos.

 El rebozo de bolita, que era el más comúnmente empleado por las chinas, era tejido con hilos de color azul y blanco, y tuvo como cuna el poblado otomí de Santa María del Río.

Respecto al calzado, se dice que a pesar de sus carencias financieras, una china no dejaba de usar zapatos de raso bordados con hilos de seda.

En algunos escritos mexicanos del siglo XIX el uso de este tipo de calzado aparece como una señal de ser mujer alegre.

 Agregan, además, que la china complementaba el atuendo con abalorios y joyas que adornaban sus orejas, el descubierto pecho, y las manos.

x
Traje de hombre poblano, con características propias.

La vestimenta del hombre de Puebla que hoy acompaña a la china poblana moderna es similar al tradicional del charro, pero originalmente el traje de varón en Puebla tiene detalles muy peculiares que lo hacen diferente.

Por ejemplo, el acampanado de los pantalones, la faja de la cintura, la camisa con un ornamentado distinto y el paliacate(4) en la cabeza que en conjunto con el traje no portan ningún tipo de adorno ni cascabeles como el convencional charro mexicano.

Origen del traje de china poblana

Hasta ahora hemos descrito minuciosamente el traje de la china poblana, pero no hemos hablado de su origen.

La leyenda que da cuenta de este parece ampliamente conocida tanto en Puebla como en todo México y con algunas variantes en su relato las versiones publicadas son muy similares.

La historia cuenta q ue durante el primer tercio del siglo XVIII llegó al puerto de Acapulco, en la Nao de Manila, una esclava oriental que portaba una rara indumentaria, compuesta de una camisa con ricos bordados de seda, un zagalejo de brillantes colores, con lentejuelas, unas chancletas de seda y con largas trenzas.

Era la primera vez que una mujer de rasgos orientales llegaba a Acapulco y sus vestimentas llamaron poderosamente la atención de los concurrentes a la feria que se celebraba a la llegada de la Nao de China.

x
La mujer de Puebla también luce así.

La gente se preguntaba cómo había llegado a México aquella " China ", como la llamaron de inmediato; pero pocos sabían su origen hindú.

El relato afirma que a pedido de Diego Carrillo de Mendoza y Pimentel, marqués de Gelves y virrey de Nueva España, un mercader trajo desde Filipinas una jovencita indostana que debía estar al servicio personal del virrey.

Esta niña, llamada Mirra, fue raptada por piratas portugueses y llevada a Cochin, en el sur de la India. En ese sitio, escapó de sus raptores y se refugió en una misión jesuítica.

Mirra fue raptada nuevamente por los piratas que la habían sacado de su casa natal, y en Manila la entregaron a quien luego la llevó a la Nueva España.

Pero habiendo desembarcado en el puerto de Acapulco, en lugar de entregarla al marqués de Gelves, el mercader la vendió como esclava al comerciante poblano Don Miguel de Sosa por diez veces el valor que el virrey había prometido por ella.

Sus dueños poblanos, el matrimonio del capitán Sosa, llegó a adoptar a Mirra (o Mirnha) como hija y la bautizaron en la iglesia del Santo Ángel de Analco, con el nombre de Catarina de San Juan, para educarla en el cristianismo.

Más tarde la casarían con un esclavo de origen chino, Domingo Suárez, con el cual, sin embargo, no vivió, pues se rehusó a hacer vida marital.

Traje_Puebla_011
Blusa poblana, bordada con chaquira con diseño de flores.

Siguió viviendo con sus padres adoptivos, luciendo sus raros ropajes, que mezcló con los indígenas.

Así es, Catalina de San Juan se enamoró del atavío de las indias poblanas, que lucían enredos confeccionados con dos telas de contrastados colores y materiales, a manera de faldas, y unos huipiles o camisas con el bisquémol bordado con gracia; evocando sus viejos trajes cortesanos, la princesa copió esos trajes indígenas y los transformó, quedando el traje de la China Poblana, como la llamaba la gente.

El enredo confeccionado con dos piezas de tela de contrastados tonos, se convirtió en la falda europea, amplia y con los bajos en picos, bordada de lentejuelas y chaquira; el huipil indígena en la camisa española, bordada también, y la faja o chincuete en el rebozo suelto, sobre los hombros y los brazos.

Los colores verde, blanco y rojo fueron adoptados más tarde, de la Bandera Nacional, una vez que México alcanzó su independencia, en el siglo XIX.

Traje_puebla_006
Otra variante colorida.

Al morir don Miguel de Sosa murió, la joven fue recogida en un convento, donde se dice que comenzó a tener visiones de la Virgen María y el Niño Jesús.

Catarina de San Juan murió el 5 de enero de 1688 a la edad de ochenta y dos años. En Puebla de los Ángeles se le rendía veneración como santa, hasta que en 1691 la Santa Inquisición debió prohibir las devociones populares.

En la actualidad, el Templo de la Compañía, en Puebla, es conocido como La Tumba de la China Poblana, puesto que en su sacristía reposan los restos mortales de Catarina de San Juan.

Más que oriental el traje de China Poblana es mestizo mexicano y habla claro de la fusión de las culturas indígena y española, que cuajaron en multitud de obras de gran belleza, como lo afirma María Elena Sodi Pallares. Catalina de San Juan, que fuera bautizada en la iglesia del Santo Ángel de Analco, vistió siempre trajes parecidos a los de la actual china poblana.

Por otro lado, tambiém debemos anotar que la palabra "china" tiene muchas aceptaciones en el español de México. En lengua quechua "china" significa "sirvienta de origen mestizo", palabra que llego de algún modo a México; también se le dice "chinita" a las indígenas, como diminutivo afectuoso.

 

Las fotos e ilustración de abajo nos muestran a la china poblana del pasado.

x x x
China poblana, con sombrero jarano, blusa blanca, fajilla de seda colorada y enaguas verdes (1889). China poblana revolucionaria. China poblana más colonial.

 

En la página de Guadalupe Loaeza (una importante escritora mexicana), pueden encontrar otra versión de la leyenda: La china poblana, en

http://guadalupeloaeza.typepad.com/abuelas_bien/2008/09/leyenda-de-la-china-poblana.html


Notas

 (1) quesquémetl o quechquémitl 

xx
Un quechquémitl auténtico.

Prenda hecha con dos rectángulos de tela unidos formando un poncho corto de algodón.

El huipil, la falda de enredo y otros tejidos indígenas tienen contrapartes en otras zonas del mundo. En cambio, el quechquémitl, palabra que proviene del náhuatl quechquēmitl (‘prenda del cuello’), sólo se conoce en México.

Antes de la Conquista sólo las mujeres de alto rango o las sacerdotisas tenían derecho a usar el quechquémitl. Solían llevarlo como única prenda sobre el torso o simultáneamente con el huipil, costumbre que ya desapareció.

Actualmente lo usan las otomíes, mazahuas, huastecas, tepehuas, totonacas, nahuas y huicholas, sin importar rango o condición social.

Las mujeres jóvenes prefieren usar blusas y camisas de origen industrial, de manera que el quechquémitl se usa como prenda de lujo para los días especiales.

Se confeccionan en algodón, lana y manta con bordados de animales y flores en punto de cruz de diversos colores.

Los de las tepehuas de Veracruz son diferentes a los demás. Éstos son de gasa, elaborados con la técnica llamada “tejido en curva” que le da un aspecto redondeado, sin picos, en lugar de llevarlo sobre el pecho y la espalda, se lo acomodan sobre la cabeza.

 

(2) chaquira. (De or. americano).

1. f. Cuentas, abalorios, etc., de distintas materias que llevaban los españoles para vender a los indígenas americanos.

2. f. Sarta, collar, brazalete hecho con cuentas, abalorios, conchas, etc., usado como adorno.

3. f. Cuello postizo, como adorno femenino, hecho con abalorios de diversos colores.


(3) Porabajos.

El vocablo “porabajos” no se encuentra en ningún diccionario, tampoco encontramos una definición clara, pero al tenor de los contenidos hallados debemos suponer que se trata de unos calzones.

En algunos escritos se da a entender que son los órganos sexuales, tanto del hombre como de la mujer.

 

(4) paliacate. (Del nahua pal, color, y yacatl, nariz).

1. m. Méx. pañoleta (‖ prenda que se pone al cuello).

pañoleta.

1. f. Prenda triangular, a modo de medio pañuelo, que se pone al cuello como adorno o abrigo.

 

Fuentes Internet:

http://es.wikipedia.org/wiki/China_poblana

http://visitapueblamexico.blogspot.com/2010/04/traje-tipico.html

http://www.xpertia.com/home.asp?tip=usu&id=5&item=pregunta&id_item=215405&idr=164867

http://incombustible.blogspot.com/2009/02/leyendas-poblanas-un-personaje-y-un.html

http://www.escuelacima.com/vestimentas.html

http://www.mexicoenfotos.com/MX12246354279880.html

Para el traje del hombre de Puebla en
http://mycelular.org/traje/traje-regional-de-puebla.htm

A profesores y alumnos:

Aportes o comentarios relativos a este tema serán bienvenidos en

admin@profesorenlinea.cl

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540