​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​​

Homero

Homero, nacido en Grecia, es el literato más famoso de la época arcaica, considerado el autor de dos de las obras más importantes de la Literatura Universal: La Iliada y La Odisea .

Alrededor de su vida, que transcurre entre los siglos IX y VIII antes de Cristo, existe un halo legendario, especulándose incluso que no existió.

La Iliada tiene veinticuatro cantos y unos quince mil versos mientras que La Odisea se queda en unos diez mil versos..

Homero002
Homero

Sobre Homero se han vertido ríos de tinta, siendo considerado por algunos como simple recopilador de los versos que componen sus obras o, por otros, como el autor de los poemas.

Es difícil tomar partido por alguna de las dos opciones, aunque parece que la segunda va tomando más consistencia entre los estudiosos. Incluso ahora se empieza a adjudicar a Homero la autoría de algunas obras arcaicas como La Tebaida o los Epígonos.

Homero siempre fue presentado como poeta ciego y viviendo tal vez en el siglo IX, casi contemporáneo a los hechos que canta. Los clásicos nos lo presentaron con el autor de los dos poemas.

Hoy se sigue admitiendo su personalidad como creadora única de ambos poemas y de los 24 cantos o rapsodias que tiene cada uno de ellos. Además, le atribuyen un tercer poema de tipo heroicomico, que trata de la guerra entre ranas y ratones llamado Batracomiomaquia.

Homero fue una gran figura, de extraordinaria potencialidad creadora de situaciones y alcanzó maravillosos aciertos en sus poemas. Sus descripciones sorprenden por los detalles de observación, por su brevedad y exactitud. En las escenas de guerra llega un verismo a veces atroz.

Los personajes creados por el poeta son figuras que pasan a la posteridad con rasgos de arquetipos:

Aquiles, como guerrero valeroso, bello, fuerte; arrebatado a veces por una ira irresistible, humano y sensible, otras veces.

Héctor, el antagonista troyano, lleno de valentía también; pero más cauto, más moderado en sus actuaciones, más sentimental, más tiernamente familiar.

Ulises, el astuto, el prototipo del cálculo medido, el ingenioso creador de iniciativas eficaces, el que lo sacrifica todo por el éxito de sus planes.

HomeroParishelena
Paris y Elena, en Troya (del filme Troya).

Elena, cuya belleza trajo tantas lágrimas al pueblo griego.

Penélope, arquetipo de la fidelidad conyugal, siempre tejiendo y destejiendo, esperando el regreso de su marido.

Eumeo, el porquero de Ítaca, calificación máxima de la fidelidad del siervo. Su fuerza descriptiva adquiere valores de documento de la época troyana.

Materias