Ricardo I, Corazón de león

 

Fue rey de Inglaterra y un bravo caballero, pero su fama la alcanzó fuera de su país, combatiendo con valentía en la Tercera Cruzada contra los turcos que estaban al mando de Saladino (119l).

RicardoLeon001
La leyenda de Ricardo I

Nació el 8 de Septiembre del 1157 en Oxford, a orillas del río Támesis. Sería considerado por muchos el símbolo vivo de las historias de caballería, del héroe romántico que lucha por la justicia de manera implacable y brutal. Tercer hijo del Rey Enrique II y de Leonor de Aquitania, noble francesa nacida el 19 de noviembre de 1122.

Según se dice, fue llevado por su madre desde muy temprana edad a Francia, de donde ella era proveniente. Ahí fue criado y creció, hasta que a la edad de 16 años en 1173-74 y 1189-89 se rebeló contra su padre, apoyado por Felipe II de Francia.

Al morir su padre Enrique II, y sus hermanos mayores, Ricardo se corona legítimo Rey de Inglaterra. Luego de esto se casó con Berenguela de Navarra, boda que no eliminó los comentarios sobre una posible homosexualidad de Ricardo.

Por estos tiempos el papa Inocencio II se hallaba organizando lo que sería la Tercera cruzada, donde planeaba juntar a los reyes más poderosos de aquél tiempo: Federico Barba Roja de Alemania, Felipe Augusto de Francia (Felipe II) y el rey Ricardo de Inglaterra (posteriormente apodado "corazón de león"); con el objetivo principal de recuperar Jerusalén.

Ricardo viendo esto como una oportunidad de ampliar su dominio del Mediterráneo se aprestó a cumplir con esa tarea. Ricardo era un personaje aventurero e intrépido; cuando ocupó el trono se encargó de vender tierras y joyas con el objetivo de juntar recursos económicos para financiar la tercera cruzada, que es donde verdaderamente él quería estar.

RicardoLeon003
Leonor de Aquitania, la madre de Ricardo.

Ricardo I recibió el apodo de "Corazón de León" por la bravura con que se batía en cada combate, eligiendo siempre la zona donde el peligro era mayor y alentando permanentemente a la tropa para que lo siguiera.

La tradición cuenta que fue el juglar Ambrosio, historiador de la Cruzada, quien le aplicó el sobrenombre de Corazón de León por su valor militar y por una leyenda según la cual sacó el corazón por la boca a un león vivo.

En la historia de Inglaterra, sobre todo en las contadas acerca de Robin Hood y por el novelista sir WaIter Scott en "Ivanhoe", Ricardo I es el espejo del valor y la caballerosidad, mecenas de trovadores y juglares, músico él mismo de no poco talento.

Físicamente, Ricardo era alto y fuerte, de pelo rubio y ojos azules y a tales características la leyenda ha añadido su elegancia, su esplendor y su generosidad.

Reinó en el periodo 1189-1199 y cubrió sus ambiciones yendo a las cruzadas en  1190, dejando su responsabilidad en Inglaterra a otros. Después de sus victorias sobre Saladino en el sitio de Acre y las batallas de Arsuf y Jaffa, concluidas con el tratado de Jaffa (1192), Ricardo estaba regresando de Tierra Santa cuando fue apresado en Austria y mantenido cautivo durante poco más de un año. A principios de 1193, Ricardo fue transferido a la custodia del emperador Enrique VI de Alemania.

RicardoLeon004
Leonor llevada al cine.

Durante la ausencia de Ricardo, el rey Felipe de Francia apoyó a Juan, el hermano de Ricardo, para ocupar el trono de Inglaterra. Pese a su deseo de mantenerse como rey, Juan fue obligado por su madre, la reina Eleanor, a pagar un rescate de 150.000 marcos de plata al emperador Enrique VI de Alemania, por la liberación de Ricardo en 1194. Juan huyó a la corte francesa.

En su regreso a Inglaterra, Ricardo fue coronado de nuevo en Winchester en 1194. Cinco años después murió en Francia durante una pequeña batalla contra una rebelión en Baron. Para la fecha de su muerte, Ricardo había recuperado todas sus tierras. Su éxito fue muy efímero.

En 1199, su hermano Juan pasó a ser rey y Felipe de Francia invadió Normandía exitosamente. Alrededor del año 1203, Juan se retiró a Inglaterra, perdiendo sus tierras francesas de Normandía y Anjou en 1205.

Según cuenta la leyenda, fue su madre Eleanor quien se llevó a Ricardo a vivir con ella a Francia, ya que ella era oriunda de allí. Cuando Enrique II (padre de Ricardo) murió, éste fue a reclamar las tierras que por herencia le pertenecían, pero que, a su vez, no le inspiraban ni el menor sentimiento de cariño. Cuando llegó allí, no tardo en coronarse rey. Comenzó a sacarle provecho a la situación, vendiendo todo cuanto pudo: tierras, cédulas reales y de la Iglesia; todo con el fin de obtener dinero para el viaje a las cruzadas, que era donde realmente deseaba estar.

RicardoLeon006
Según el cine, la princesa Berenguela de Navarra, esposa de Ricardo.

Estando ya en Tierra Santa, comenzó a luchar incansablemente logrando obtener el título de "Corazón de León", que lo caracterizó por su valentía y sabiduría en la estrategia de lucha.

Sus luchas con Saladino fueron las más fuertes, ya que éste era el jefe de la milicia musulmana, que tenía sitiada a Jerusalén. No obstante, ya habiendo ganado grandes batallas y estando cerca de Jerusalén, se retiró con sus hombres de vuelta a Inglaterra, donde su hermano Juan estaba en el poder y robándole las posesiones que a Ricardo les pertenecían por derecho.

Cuando Ricardo regresaba a sus tierras, fue hecho prisionero por Leopoldo de Austria, un viejo enemigo ya que, tiempo atrás, en las cruzadas, Ricardo había cometido faltas graves contra éste al pisotear su estandarte. Estuvo preso cerca de un año hasta que, según se dice, fue un amigo suyo de la corte quien lo buscó por toda Europa hasta encontrarlo. Se pedía por él un gran rescate, que Juan no pensaba pagar, pero su madre obligó a Juan a hacerlo.

Ya en casa, Ricardo sacó a Juan del poder para poder él obtener más dinero de Inglaterra, ya que las cruzadas lo habían dejado casi en la ruina. Y muy poco duró allí, ya que su deseo de seguir luchando lo llevó a las tierras de Francia, donde fue muerto por una flecha envenenada.

RicardoLeon005 RicardoLeon007
Dos representaciones para Ricardo, Corazón de león.
Muerte de Ricardo I, Corazón de león

En 1199, año de la Encarnación del Señor, por el tiempo de Cuaresma, tuvieron lugar, una vez más, negociaciones entre el rey de Inglaterra y el rey de Francia, y una tregua temporal fue concluida, finalmente, entre ambos. Aprovechando la ocasión durante el tiempo de Cuaresma, el rey Ricardo hizo avanzar el ejército hacia las posiciones del vizconde de Limoges quien, en plena guerra, se había rebelado contra su soberano, el rey de Inglaterra, firmando un tratado de amistad con el rey Felipe. Según algunos, en las tierras del vizconde se había encontrado un tesoro de inestimable valor, que el rey había reclamado y exigido, a lo que se había negado el vizconde, exacerbando el rencor que por él sentía el rey.

RicardoLeon008
Estatua mortuoria.

Matando y quemando, el rey arrasó las tierras del vizconde, como si ignorase que no estaba permitido batirse mientras durase aquel tiempo sagrado. Finalmente, al llegar a Chalus-Chabrol puso sitio a su castillo y, por espacio de tres días, lo atacó sin miramiento alguno, ordenando a sus zapadores que excavasen un túnel bajo la muralla para conseguir que se desplomara, lo que fue hecho al punto. Pero en el castillo no había tropas ni defensores, sino solamente algunos servidores del vizconde, quienes esperaban, en vano, la ayuda de su soberano. No sabían que quien les atacaba era el rey en persona, quien había acudido para sitiarlos, sino que suponían que se trataba de alguno de sus nobles.

El propio rey conducía el ataque con sus ballesteros, mientras que el resto de sus soldados hacía labores de zapa, de suerte que apenas nadie se atrevía a asomarse por la muralla para darles respuesta. Pero a pesar de todo, de vez en cuando, arrojaban desde lo alto de la muralla unas grandísimas piedras cuya brutal caída aterrorizaba a los sitiadores, pero que no tenía efecto en los zapadores, ni podía impedir que continuasen con su trabajo, puesto que sus técnicas de zapa los protegían de cualquier peligro

En la tarde del segundo día, que era el que seguía después de la Anunciación de la Bienaventurada Virgen María, al acabar de comer, el rey se acercó sin temor al castillo, seguido de sus compañeros; no llevaba armadura, sino, simplemente, un casco de hierro y, según su costumbre, lanzó a los sitiados venablos y flechas.

RicardoLeon009
Siempre combatiendo.

De repente, llegó un hombre de armas que había pasado todo el día, hasta la hora de comer, apostado en una de las atalayas del castillo: había sido el blanco de todas las flechas, pero ninguna le había herido porque se protegía con una gran sartén; por su parte había disparado, con todo cuidado, sobre los sitiadores. Llegando, de improviso, a su puesto tendió su ballesta y lanzó vigorosamente un dardo sobre Ricardo, quien le miraba y aplaudía, hiriéndole en el hombro izquierdo, cerca de las vértebras del cuello, ya en su cuerpo, la punta se desvió yendo a alojarse en el costado izquierdo, pues el monarca no se habla protegido con el pavés cuadrado que tenía ante sí.

Cuando el rey recibió aquella herida, no lanzó ningún suspiro ni queja, ni dejó que ningún signo de sufrimiento se marcase en su rostro o en sus gestos para no afligir o inquietar a los que le rodeaban, pues tampoco quería que sus enemigos, al verlo herido, se viesen impelidos a mayores audacias.

Acto seguido, como si no le hubiera ocurrido ningún mal -hasta el punto de que casi todos ignoraban tan importuno incidente-, entró en su alojamiento, que estaba en las proximidades y, tirando de la flecha la rompió, pero la punta de hierro permaneció en su cuerpo. Al momento, Ricardo se echó en una cama; un cirujano de las huestes del infame Mercadier, abriendo el cuerpo del rey a la luz de las linternas de sus aposentos, le hirió mortalmente ya que no pudo encontrar con facilidad la punta de la flecha clavada en lo más hondo de su cuerpo, demasiado graso y, cuando por fin lo encontró, a fuerza de cortar, no supo extraerla sin hacerle gran daño.

Entonces, se le aplicó con sumo cuidado todo tipo de medicamentos y emplastos pero, poco a poco, las heridas comenzaron a infectarse y ponerse negras y a hincharse cada vez más, según pasaban los días.

RicardoLeon011A
Estatua de Ricardo, frente al Parlamento británico
(ampliar imagen)

Para no hacer público demasiado pronto el rumor de su enfermedad, se impidió a todos los que le eran próximos acercarse a la cámara donde yacía, con excepción de cuatro barones que entraban libremente a visitarlo. Ricardo, quien sabía que ya no tenía salvación, envió una carta a su madre, a la sazón en Fontevrault. A continuación, se confesó con su capellán, y. para prepararse a morir, recibió el Cuerpo de Cristo, el sacramento de la salvación, del que, según se dice, se había mantenido apartado durante siete años, por respeto a tan gran misterio, ya que albergaba en su corazón un odio mortal contra el rey de Francia.

Perdonó de buen grado a quien le había causado la muerte y, de tal suerte, siete días antes de los idus de abril (el 7), es decir, diez días después de haber sido herido, tras recibir la extremaunción, acabó sus días en el momento en que llegaban las tinieblas de la noche.

Su cuerpo fue eviscerado y llevado a las monjas de Fontevrault, siendo inhumado el Domingo de Ramos al lado del de su padre, en una ceremonia oficiada por el obispo de Lincoln, en la que se le rindieron honores regios.

Valor histórico

Tal como El Cid es uno de los personajes más representativos de la Edad Media, el rey Ricardo, Corazón de León lo es de la época de las Cruzadas, ya que llegó a vender sus joyas y pertenencias para organizar una expedición que liberara a Jerusalén.

Fuentes Internet:

http://www.vidasdefuego.com/rickycl.htm

http://www.artehistoria.com/frames.htm?http://www.artehistoria.com/historia/obras/9878.htm

http://members.fortunecity.es/207mj/Tierras/S_Palabras/EpicaFantastica/511_Ricardo_corazon.htm

http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/efemerides/septiembre2001/interna/euro8.htm

http://www.hola.com/casasreales/casa_inglesa/historia/

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540