Alejandro Volta (Alessandro)

 

Alejandro Juan Antonio Volta nace en 1745, en la ciudad de Como, Italia, era el séptimo hijo de Felipe Volta y de la condesa María Magdalena Inzaghi, las palabras voltio, voltímetro, voltámetro, pronunciadas o escritas diariamente por millones de personas, inmortalizan más a este hombre de genio que el titulo de conde que le fue conferido por eleEmperador Napoleón.

Volta es conocido como el inventor de la pila eléctrica. Fue un joven curioso e inteligente, a pesar de que durante sus primeros años de vida no dijo ni una sola palabra ya que no empezó a hablar fluidamente hasta los 8 años. Su avidez de conocimientos le hicieron viajar a las mejores universidades y conocer a los más prestigiosos científicos, lo que junto a su metódico trabajo experimental le llevó a inventar la pila. Su trabajo se basó en una observación casual.

Napoleón lo hizo senador y posteriormente conde del Imperio Francés. Después de la derrota de Napoleón, los austríacos le permitieron a Volta regresar a su estado de ciudadano italiano con todas las consideraciones inherentes. Volta recibió un reconocimiento 54 años después de su muerte cuando a la unidad de fuerza electromotriz se le dio oficialmente el nombre de Volt.

En 1804, cuando se acercaba a los sesenta años de edad, quiso renunciar a su puesto de profesor en la Universidad de Padua, pero Napoleón, se negó a permitir que lo hiciera el más famoso de los científicos italianos. El emperador francés insistió en que Volta estuviera relacionado con la universidad, recibiendo su sueldo completo, aun cuando sólo diera una clase al año. En 1819, por fin pudo retirarse a su pueblo natal de Como, donde terminó su vida feliz y productiva después de algunos años paz y satisfacción.

Volta enseño durante veinticinco años en la Universidad de Padua y además de la pila inventó el electróforo y el electroscopio de condensación. Era un conversador brillante y ameno, gran excursionista campestre y alpinista, Volta murió en 1827.

Estudios

A la edad de 18 años, Volta realizaba experimentos eléctricos y mantenía correspondencia con investigadores eléctricos europeos bien conocidos.

En 1782 se hizo profesor de física de la Universidad de Padua, donde se envolvió en una controversia con otro conocido pionero eléctrico, Luigi Galvani, profesor de anatomía en Bolonia. Los experimentos de Galvani con ranas habían conducido a éste a creer que la corriente eléctrica era electricidad animal causada por los mismos organismos. Volta, por otra parte, sostenía que la corriente eléctrica era electricidad metálica, cuya fuente eran las sondas de diferentes metales insertadas en las piernas de la rana.

Ambos tenían razón, hay una electricidad animal y Galvani alcanzó la fama como fundador de la Fisiología nerviosa. El gran invento de Volta, sin embargo, revolucionó el uso de la electricidad y dio al mundo uno de sus mayores beneficios, la corriente eléctrica.

En su opinión, existía una diferencia eléctrica entre dos metales (hierro y latón) y la rana únicamente actuaba como sensor del paso de la corriente.

La metodología empleada para corroborar las afirmaciones de Volta no era sencilla.

En aquella época no existían equipos para medir corrientes eléctricas tan bajas como las que obtenía el físico italiano, por lo que para sus experimentos debía utilizar su lengua. En función del calambre que notaba podía sacar conclusiones que finalmente le llevaron a elegir el zinc y el cobre como materiales a utilizar.

Debido a que el uso de una sola placa de zinc y otra de cobre proporcionaban un voltaje demasiado bajo para poder medirlo, construyó un sistema que le permitía colocar una serie de discos de zinc y cobre apilados (de ahí el nombre de pila) de forma alternada, separados entre ellos por cartón empapado en salmuera. Uniendo los extremos con un cable metálico se producía una corriente eléctrica regular y continua, con un voltaje suma de los diferentes pares zinc-cobre.

Volta informó de su sistema (que llamó órgano eléctrico artificial) a la Royal Society de Londres en 1800, hace exactamente 201 años.

Empezó a experimentar con distintos metales, poniéndolos en contacto, y no tardó en convencerse de que estaba en lo cierto. En 1800, Volta construyó una serie de dispositivos capaces de producir electricidad que salía continuamente al exterior a medida que se producía. Esto creaba una corriente eléctrica, que resultó mucho mas útil que una carga de electricidad estática, esto es, que no fluyera.

Al principio, Volta usó recipientes de solución salina para producir esa corriente. Los recipientes estaban conectados mediante arcos metálicos sumergidos en ellos. Uno de los extremos del arco era de cobre, y el otro, de estaño o de cinc.

Luego, Volta recurrió a materias más compactas, menos acuosas, y utilizó pequeñas placas redondas de cobre y cinc, además de discos de cartón humedecidos en solución salina. De abajo arriba, los discos eran de cobre, cinc, cartón, cobre, cinc, cartón, y así sucesivamente. Si al extremo inferior de esta batería se le conectaba un alambre, se establecería una corriente eléctrica cuando se cerrara el circuito.

Ver, en Internet:

http://www.ciencia-ficcion.com/glosario/v/voltales.htm

http://www.qsl.net/lw3eux/biograf/volta.htm

http://proton.ucting.udg.mx/novedades/personajes/volt/index.htm

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540