Accidentes gramaticales

 

Se denomina así en la gramática tradicional a la modificación que las palabras variables de la oración presentan en su forma para expresar las diferentes categorías gramaticales.

Entonces, los accidentes gramaticales se refieren a los cambios que sufre una palabra en cuanto a su género y a su número.

Los accidentes permiten que exista concordancia entre las partes variables de la oración.

En castellano, las palabras que varían son: el sustantivo, el adjetivo, el pronombre, el artículo y el verbo.

El accidente gramatical puede afectar a la estructura de la palabra, si cambia la forma del vocablo (en los pronombres personales); al modo de expresión, al utilizar preposiciones según los casos; o al significado.

Toda palabra está constituida por dos partes: lexema y morfema. El lexema es la raíz de la palabra, la cual le da el significado a la palabra. El morfema es la desinencia, es decir, su terminación. (Ver Monemas)

En algunos casos el sustantivo no tiene como accidente gramatical al género. La palabra perdiz y la palabra problema no tienen nada que les indique que son femenino o masculino.

El adjetivo tiene variación en el número, en su forma de singular y de plural.

  Ej: La cumbre está nevada.

       Las cumbres están nevadas.

       El barco es pesquero.

       Los barcos son pesqueros.

No todos los adjetivos tienen variación entre el género masculino y femenino.

  Ej: Un elefante grande.

       Una muñeca grande

El verbo tiene morfemas verbales, los cuales indican los accidentes gramaticales que posee Estos accidentes gramaticales corresponden al cambio o modificación.

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540