Aforismos

 

Un aforismo es una escritura breve, lapidaria, es una sentencia. Un aforismo se parece a un telegrama, es una escritura mediante la cual se puede emitir una idea fulminante. Una idea poética, literaria. Se trata de una sentencia breve y doctrinal que se propone como regla en alguna ciencia o arte.

Según algunos autores, los "aforismos nunca coinciden con la verdad, o son medias verdades o verdades y media". Esta capacidad del lenguaje para ocultarse o para refulgir ha cautivado a muchos escritores, que encuentran en el aforismo un camino para deslumbrar con su capacidad de pensamiento.

Internet se ha convertido en uno de los ámbitos con más posibilidades para dar rienda suelta al mundo de los aforismos. Por ejemplo, la Universidad de Berlín tiene un bloque especial dedicado a estas sentencias morales. Por su parte, la publicación digital Enfocarte recoge varios latigazos aforísticos en castellano en www.enfocarte.com/1.12/aforismos.html.

Pero los ejemplos de aforismos son muchos. Basta con citar algunos:

Donde está la infancia está la edad de oro. Novalis.

En nuestros días, tres ocurrencias y una mentira hacen a un escritor. Litchtenberg.

Los imbéciles son escurridizos e impermeables como una clara de huevo. León Bloy.

La verdad no está de parte de quien grite más.

Rabindranath Tagore

La verdad nunca tiene un aspecto impetuoso. Nicholas Boileau-Depreaux.

La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer muchos otros.

La vida es corta. La muerte, eterna.

La vida es demasiado corta para andar con indirectas.

La violencia en el cine empieza por el asalto en la boletería.

Las barricadas sólo tienen dos lados.

Elsa Triolet

Las corbatas limpias atraen la comida.

Las experiencias más provechosas son siempre las peores. Thornton Wilder.

Las leyes guardan silencio cuando suenan las armas. M.T.Cicerón.

Las leyes, como las casas, se apoyan unas en otras. Edmund Burke.

Las máquinas deben trabajar y las personas pensar.

Las mentiras más crueles son dichas en silencio.

Robert Louis Stevenson

Las personas que hacen poco ruido son peligrosas. Jean de La Fontaine.

Lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe.

Lo malo de la caridad es que no tiene fondo.

Lo mayor desgracia de la juventud actual es ya no pertenecer a ella. Dalí.

Lo necesario, aunque cueste sólo un céntimo, es caro.

Lucio A. Séneca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo peor de la humanidad son los hombres y las mujeres.

Lo que es pecado de muchos queda sin castigo. Marco Anneo Lucano.

Lo que más me fastidia de ser pobre es no poder engañar a Hacienda.

Los caminos de la lealtad son siempre rectos. Raimon Lluli.

Los cántaros, cuanto más vacíos, más ruido hacen. Alfonso X, el Sabio.

Los hechos no dejan de existir sólo por que sean ignorados. T. Huxley.

Los hombres de estado son como cirujanos, sus errores son mortales.

Los hombres ilustres tienen toda la tierra por tumba. Pericles.

Los hombres más eruditos no son precisamente los más sabios. Chaucer.

Los médicos dejan morir, los charlatanes matan. Jean de la Bruyére.

Los políticos son como las que ven la suerte, mienten por oficio.

Los regalos se vuelven deudas cuando no se dan de corazón.

Los sabios buscan la sabiduría; los necios creen haberla encontrado.

Mi sicoanalista es mi máquina de escribir. Ernest Hemingway.

Mientras los necios deciden, los inteligentes deliberan. Plutarco.

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540