Reciclaje

 

Reciclar no es botar.

Una de las acciones ecológicas más importante que podemos realizar todos para preservar el equilibrio natural y mantener un  ambiente limpio y sano es el RECICLAJE.

¿Qué es el reciclaje?

Es separar aluminio, vidrio, papel, plástico y materia orgánica en todo aquello que desechamos y que conforma nuestros desperdicios o basura.

Y también con esto contribuimos a:

Disminuir la contaminación,

Ahorrar energía,

Ahorrar recursos,

Alargar la vida de los materiales aunque sea con diferentes usos,

Evitar la reforestación y para mayor comodidad reducir el 80% del espacio que ocupan los desperdicios al convertirse en basura,

Disminuir el pago de impuestos por recolección de basura, 

Ayudar a que la recolección sea más fácil.

Teniendo en cuenta la composición media de nuestros residuos, se puede afirmar que anualmente tiramos a la basura miles de toneladas de metales, de vidrio, de papel y cartón y otras tantas de materia orgánica, cifras que representan porcentajes muy importantes de la producción de dichos materiales.

Pero no sólo perderemos estos recursos, sino que, al no hacer uso de la industria de la recuperación, el consumo de materias primas y energía va en constante aumento con el consiguiente efecto sobre la economía nacional.

Metal

Sabías que podríamos ayudar a reducir la contaminación del aire en 95% si se produjeran latas de aluminio reciclado?

De los metales que existen, la mayor parte pueden ser fundidos y volver a procesarse para crear metales. De los desperdicios que producimos diariamente, el 10% lo constituyen los metales. Los metales reciclables son: Tapas de Metal, Botones de metal, Latas de cerveza y de bebidas, Bolsa interior de leche en polvo, Latas de conserva, Pasadores de pelo, Alfileres, Grapas, Papel aluminio, Cacerolas de aluminio, Alambre, Ganchos de ropa, Latas de conserva, etc.

Vidrio

El vidrio se clasifica de acuerdo a su color, los más comunes son: verde, azul y transparente. Una tonelada de vidrio (frascos) cuando es reutilizada varias veces ahorra 117 barriles de petróleo. El vidrio nuevo es 100% reciclable. El uso de botellas retornables o rellenables ayudarían a reducir la contaminación en 20%.

El reciclado de vidrio produce al país una serie de beneficios derivados de:
La no extracción de materias primas, pues por cada tonelada de envases de vidrio usado que se recicla se ahorran 1,2 toneladas de materias primas.
El menor consumo de energía, que se produce a través de dos conductos distintos: por la no extracción de materias primas y por la menor temperatura a que han de trabajar los hornos. Se estima que cada tonelada de envases de vidrio usados ahorra 130 kg. de fuel.
La disminución del volumen de residuos que han de recoger y eliminar las municipalidades.

Papel y cartón

Dentro de los desperdicios mejor valorados se encuentran el papel y el cartón. Si todos contribuyéramos al reciclaje de papel y cartón salvaríamos el 33% de energía que se necesita para producirlos. Típicamente son: Hojas y cuadernos, Desperdicios de papel, Cajas de cartón, Etiquetas de cartón, Cartones de huevo, Etiquetas de papel, Periódicos y fotografías, Envolturas de papel, Papel encerado, Revistas, Papel celofán, Tetra pack, Invitaciones, etc.

(Ampliar imagen)

La potenciación de la recogida selectiva de papel no sólo nos ayudaría a dar alimento a quienes trabajan en su recolección, sino que además aportaría otra serie de beneficios como son:

Conservación de recursos forestales: los casi 21 millones de toneladas de papel y cartón usados que se han recuperado En los últimos 19 años han evitado cortar unos 300 millones de árboles que ocuparían medio millón de hectáreas de monte.

Ahorro energético: el proceso de fabricación de papel y cartón a partir de fibras celulósicas recuperables supone un ahorro de energía del 70%, 390.000 t de petróleo al año.

Ahorro por disminución de basuras: los municipios recogen y eliminan anualmente alrededor de dos millones de toneladas de papel y cartón contenidas en las bolsas de basura. Si el ciudadano hace una selección previa, esta materia prima será aprovechada por la industria papelera al tiempo que las municipalidades, al tener que recoger y eliminar menor cantidad de basura, reducirían los costos de este servicio.

Conservación del medio ambiente.

Material orgánico

El 40% de los desperdicios que producimos es materia orgánica. En poco tiempo, a partir de que los desechamos, comienzan un proceso de descomposición produciendo mal olor y gas metano (efecto invernadero) al entrar en contacto con otros desperdicios. Se define como material orgánico a todo aquello que alguna vez tuvo vida.

Los más  conocidos son: Huesos, Desperdicios de comida, Pedazos de madera, Desperdicios de fruta y verdura, Desperdicios de pollo, carne y pescado, Estropajos, Lápices, Cascarones de huevo, Basura de la aspiradora, Cenizas, etc.

El compostaje es un proceso de descomposición biológica de la materia orgánica contenida en la basura en condiciones controladas.
Se recupera la fracción orgánica para su empleo en la agricultura, lo que implica una vuelta a la naturaleza de las sustancias de ella extraídas.

El material resultante del proceso, llamado compost, no es enteramente un abono, aunque contiene nutrientes y oligoelementos, sino más bien un regenerador orgánico del terreno, razón por la que se le ha denominado abono orgánico. Sus efectos positivos sobre el suelo son:
Suelta los terrenos compactos y compacta los demasiado sueltos.
Favorece el abonado químico al evitar la percolación.
Aumenta la capacidad de retención de agua por el suelo.
Es fuente de elementos.
Aumenta el contenido de materia orgánica del suelo.
Esta última acción es fundamental en los suelos con déficit en materia orgánica.

Como resumen, podemos decir del compost que:
Tiene doble carácter, de enmienda y abono orgánico.
Es aséptico, libre de bacterias patógenas, semillas, huevos de acarios, larvas, etc., pero con intensísima vida bacteriana que activa los procesos bioquímicos del suelo. Sus elementos nutritivos están en forma de humus, fácilmente asimilable.
Mejora química, física y biológicamente el suelo, ahorrando fertilizantes, pero no sustituyéndolos.

Plásticos:

Dentro de la clasificación de los plásticos existen cincuenta diferentes tipos, a continuación te presentamos siete que son los más comunes: Polietileno Teriefalato (PET), Polietileno Alta Densidad (PEAD), Cloruro de Polivinilo (PVC), Polietileno Baja Densidad (PEBD), Polipropileno (PP), Poliestireno (PS), Otros plásticos.

Procura comprar envases plásticos que sean reciclables. Los puedes identificar en la parte final del envase, donde aparece el número de clasificación y el símbolo de reciclaje.

Guía del reciclaje

Para periódicos

¿Qué puede contener?

Solo se recibe periódico limpio.

¿Qué no debe contener?

Periódico mojado (se puede poner a secar no es necesario que se tire a la basura) o sucio con alimentos, pintura, tierra, que se haya utilizado para limpiar algo, etc. revistas, papel carbón, cartón, papel de oficina, cartoncillo y los insertos de propaganda de supermercados que vienen con los periódicos.

¿Cómo lo debo llevar?

Atado con cordel, pitilla, aprovecha las medias viejas y ata el papel, en una caja de cartón, costales, en las bolsas de plástico del supermercado, etc.

(Ampliar imagen)

Cartón

¿Qué puede contener?
Cartón corrugado, el que es color café y lo puedes reconocer porque si lo ves de lado se ven tres capas de papel, lisas las de los extremos y ondulada la de en medio. Generalmente es el que se ocupa para cajas de empaque.

¿Qué no debe contener?
Periódico, revistas, papel de oficina, cartón sucio con alimentos, pintura, tierra, etc., cartón encerado (en el que se empaca la carne). Revistas, papel de oficina, papel calco, cartoncillo y los insertos de propaganda de supermercados que vienen con los periódicos.

¿Cómo lo debo llevar?
Atado con cordel, pitilla, aprovecha las medias viejas y ata el cartón si son trozos pequeños de cartón ponlos dentro de una caja grande, en costales. Es mejor si desarmas las cajas o las aplastas.

Papel mixto

¿Qué puede contener?
Revistas, los insertos de propaganda que trae el periódico, cuadernos viejos, libros viejos, archivo muerto, virutas de papel, pedacería de papel, papel de propaganda, libros de escuela y folletos.

¿Qué no debe contener? Periódico, cartón, cartoncillo, papel carbón, papel sucio con alimentos, pintura o tierra y directorios telefónicos.

¿Cómo lo debo llevar?

Atado con cordel, pitilla, aprovecha las medias viejas y ata el papel en montoncitos, si son trozos pequeños puedes ponerlos dentro de una caja grande, en costales, o en las bolsas de plástico de supermercado.

Latas de aluminio

¿Qué puede contener?
Latas vacías de refresco y de cerveza. La puedes reconocer porque se dobla fácilmente con la sola presión de la mano. No les quites el anillito con que se destapa la lata, vale lo mismo.

¿Qué no debe contener?

Latas de alimento para animales, hoja de lata, latas de leche, de atún, etc. Lo puedes reconocer fácilmente porque no se doblan con la simple presión de la mano. Deben estar limpios, no deben contener tierra, piedras o colillas de cigarro dentro de ellos.

¿Cómo lo debo llevar?

De preferencia aplastado para que ocupe menos espacio, en costales, bolsas de plástico del supermercado o dentro de cajas de cartón.

Bolsas de plástico

¿Qué puede contener?

Bolsas de supermercado y en general todas las bolsas de plástico suave, transparente o de color.

¿Qué no debe contener?

Basura.

¿Cómo lo debo llevar?

De preferencia dobladas para que ocupen menos espacio.

Vidrio

¿Qué puede contener?

Envases de vidrio de cualquier color y tamaño, ejemplo azul, verde, café, cristalino o transparente. De cualquier tamaño desde frascos medicinales hasta garrafones de oreja para vinos o grandes frascos de mayonesa aceitunas o cerezas. En general, son todos los envases de refrescos, cervezas, vino, licores, etc.

¿Qué no debe contener?

Jarras para agua, refractarios de cocina o pyrex, faros de auomóvil. No incluir focos o lámparas ni envases de pintura o solventes. Hay que tener mucho cuidado con cualquier envase roto que puede lastimar a quien lo maneje.

¿Cómo lo debo llevar?

Si tiene tapa consérvala. Escurridos, no es necesario lavarlos. Preferentemente en costales o en lo que tengan a la mano, bolsas, cajas.

Al realizar la separación se debe tomar en cuenta que los desperdicios deben ir limpios y secos, además, dado que el 80% del volumen de la basura es ocupado por aire, es preciso desbaratar las cajas de cartón y aplanarlas.

El papel se puede reciclar hasta seis veces y reusarse, para ello debe separase tomando en cuenta si es papel blanco, de color, comercial, periódico o cartón. Lo mismo sucede con el vidrio, el cual se separa según su color en: transparente o claro, ámbar, azul y verde.

Una vez realizada la separación existen centros de acopio lucrativos y no lucrativos, encargados de enviar los materiales a plantas recicladoras, las cuales elaborarán nuevos productos, destinados al consumo.

Es tarea de todos fomentar y practicar los hábitos del reciclaje y reutilización de los residuos sólidos, poniendo en práctica la compra de productos con el emblema del reciclaje, evitar al máximo la compra de productos sobre empaquetados, elegir empaques naturales, de cartón, papel o vidrio, disminuir la cantidad de plásticos utilizada.

El reciclaje ha sido practicado por industrias estadounidenses, alemanas, japonesas, canadienses, daneses, francesas, y de otros países hace más de 20 años. En Alemania, el país productor de mayor  cantidad de basura en Europa, las leyes obligan a las industrias a reciclar parte de sus desechos.

Como el proceso es muy costoso, las industrias están luchando por conseguir que parte de ese costo sea pagado por el consumidor.

Los productos de mayor demanda para ser reciclados se clasifican  en celulósicos como papeles y cartones; fibras textiles de algodón, seda y lino; vidrio, plásticos y metales, principalmente aluminio y hierro. El más solicitado es el papel.

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540