Ballena azul o Rorcual gigante

 

El nombre científico de este gigante de los mares es Balaenoptera musculus. El nombre común de rorcual viene del noruego ror, 'tubo o ranura', y qual, 'ballena', y hace referencia a las barbas.

La Ballena Azul es el animal más grande del planeta, y el mayor que haya vivido jamás en mar o tierra. Puede crecer hasta los 31 metros de longitud y pesar alrededor de 84 toneladas, aunque se han registrado ejemplares de 150 toneladas y más de 32 metros de longitud. Las medidas promedio son 23,4 metros las hembras y 22,6 metros los machos.

Se llaman así a causa de su piel azul-grisácea, ésta posee manchas pálidas más marcadas en la zona ventral. Una de sus características es la de poseer una pequeña aleta dorsal, muy cercana a la aleta caudal, que se evidencia al sumergirse el animal.

La cabeza es algo menor de un tercio del tamaño total. Llega a tener 395 láminas córneas desflecadas a ambos lados de la boca de una longitud máxima de 120 cm. y algo más de medio metro de ancho; esta característica es común a todos los cetáceos de este suborden. Las pequeñas aletas pectorales miden alrededor de una octava parte del total del cuerpo. Posee surcos de cinco centímetros de profundidad en la zona ventral (unos 88) separados por una cinta de unos seis centímetros de ancho.

Reproducción

El pene promedio de un hombre mide entre 12,7 y 15,3 centímetros (5 a 6 pulgadas), mientras que el pene de una ballena azul mide 3,6 metros (11 pies).

Luego del acoplamiento, la ballena azul pare una sola cría cada año y ésta permanece junto a la madre durante casi otro año más.

Se reproducen en alta mar, en aguas templadas, entre julio y agosto. Tras 11 meses de gestación las hembras paren un ballenato de unos 7 m. de longitud, tras lo cual pueden volver a quedar preñadas nuevamente. La madurez sexual la adquieren entre los 8 y 10 años. Se estima que la ballena azul puede llegar a vivir noventa años.

Durante el periodo de lactancia (unos diez meses), las hembras poseen en cada uno de los surcos mamarios una glándula que mide alrededor de dos metros de longitud, 60 cm. de ancho y 30 cm. de espesor. Una cría de Ballena Azul puede ingerir más de seiscientos litros de leche por día, y duplicar su peso en una semana.

Son ballenas típicas de océanos profundos, con distribución cosmopolita, por lo que ocupan diversos ecosistemas, desde los polares hasta los tropicales; nadan en grupos, a menudo de veinte o más. Los grupos incluyen generalmente a ambos sexos en mayor o menor proporción.

Muchas de las Ballenas Azules han estado bajo amenaza de seria extinción durante muchos años, debido a la caza comercial desmesurada que se ejerció hasta 1950 (se estima que existía una población de 200.000 ejemplares). La grasa de la ballena se usaba en la fabricación de margarinas, jabón y glicerinas. La Ballena Azul producía tanto aceite como dos Ballenas de Aleta, o dos y media ballenas Jorobadas; así, la Ballena Azul llegó a ser una presa de gran importancia para la industria ballenera. Se cree que su población total es aproximadamente de uno 8.000 ejemplares en todo el mundo. No se ha podido determinar si esta especie aumenta o decrece.

Es importante mencionar la competencia que tienen por el recurso alimenticio con otras ballenas. Por ejemplo, con la ballena de aleta que también se alimenta en el Antártico y, sobre todo, con la ballena minke, la cual es en la actualidad la especie rorcual más abundante en esas regiones.

Habitan en todos los océanos del mundo y la mayor parte de las poblaciones migran hacia los trópicos o zonas cercanas durante el invierno y hacia las zonas polares durante el verano. El cuerpo es gris, con manchas pálidas, cuya disposición es un carácter distintivo de cada individuo, lo que ha servido a muchos investigadores para identificar a cada animal y poder obtener información más precisa sobre su comportamiento y biología. La tonalidad azul aparece cuando están bajo el agua y el día es soleado.

La ballena azul tiene una aleta dorsal que es pequeña en comparación con el tamaño del cuerpo y está situada en el último tercio de éste. Suelen cazar en parejas y se alimentan de plancton y peces. De manera similar al resto de las ballenas con barbas (placas córneas que cuelgan hacia abajo desde el techo de la boca y que actúan como una criba que filtra el alimento), la ballena azul abre su boca para dejar entrar la mayor cantidad de agua posible; cuando hace esto, los pliegues de la parte inferior de la garganta se expanden como un acordeón y forman una bolsa inmensa que se extiende desde el hocico hasta el ombligo. La ballena cierra después la boca casi por completo excepto una abertura de unos 50 cm de largo, de modo que fuerza al agua para que pase por las barbas y el alimento quede atrapado en la zona filamentosa que éstas tienen en su borde interno. Una vez que el agua ha sido expulsada la ballena traga la comida.

Este cetáceo fue muy cazado entre 1930 y 1960 y, como consecuencia de ello, la especie estuvo a punto de extinguirse; ahora está estrictamente protegida y la Comisión Ballenera Internacional (CBI), prohibió su caza a partir de 1960. Gracias a estas medidas, algunas poblaciones de ballena azul se están recuperando. En la bahía de Monterrey, en California, desde 1985, dar de comer a las ballenas a finales del verano se ha convertido en una diversión turística muy popular.

Las ballenas azules producen unos sonidos de baja frecuencia, a modo de gemidos, que pueden ser oídos a 160 km de distancia. Es muy probable que sea una forma de comunicación entre diferentes individuos, lo que indica que un grupo de estos animales puede ocupar un territorio muy extenso en el océano.

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl