Lombriz o gusano

 

Las lombrices son animales que no poseen esqueleto (se les llama invertebrados) del tipo anélidos, o sea, gusanos segmentados.

Hasta la actualidad se conocen entre seis mil y siete mil especies diferentes de lombrices o gusanos.

La más conocida es la Lumbricus Terrestris (lombriz de tierra); ésta vive exclusivamente en la tierra y se alimenta de la materia orgánica (basura y desechos que provienen de otros seres vivos) descompuesta presente en los suelos.

 

Es muy voraz, llegando a comer hasta el 90 % de su propio peso por día. De esta ingesta, excreta entre el 50 y 60 % convertido en un nutriente natural de altísima calidad, conocido como lombricompuesto o humus de lombriz.

La lombriz de tierra no tiene dientes, su efectividad está en su aparato digestivo para lo cual tiene un aparato bucal succionador, faringe, buche, molleja y el resto es intestino.

En estado adulto llega a medir entre 9 y 30 cm. de largo. Tienen los dos sexos en un mismo individuo (son hermafroditas).

Su apareamiento se produce generalmente cuando asoman a comer a la superficie. La puesta de huevos se realiza a razón de un cocón por animal cada 45 a 60 días. Viven de 4 a 5 años. No posee pulmones, respira por la piel.

Estructura y ciclo vital

El sistema muscular de la lombriz de tierra consiste en una serie de fibras externas circulares o transversas de músculo, que rodean el cuerpo, y una serie interna de fibras musculares longitudinales que sirven para mover las cerdas.

El aparato circulatorio está formado por un vaso sanguíneo dorsal prominente y cuando menos cuatro vasos sanguíneos ventrales, que recorren de forma longitudinal el cuerpo y están conectados entre sí a intervalos regulares por medio de una serie de vasos transversales. El vaso dorsal está equipado con válvulas y es el verdadero corazón. No obstante, el bombeo de la sangre se produce sobre todo por movimientos musculares generales.

El sistema nervioso central consiste en un par de ganglios suprafaríngeos, generalmente llamados cerebro, y un cordón ventral que pasa debajo del canal alimentario con ganglios en cada segmento. Las lombrices de tierra carecen de órganos sensoriales aparte de los del tacto.

Pero sí podemos observar ya, en este organismo primitivo, los tres elementos esenciales del sistema nervioso: receptores, conductores y efectores y es en el desarrollo de la cadena nerviosa en la lombriz de tierra donde los conductores quedan organizados en vías ascendentes y descendentes. En este caso, el sistema nervioso cuenta con tres tipos de células nerviosas especializadas.

El aparato digestivo está formado por una faringe musculosa, un delgado esófago, un buche o receptáculo de comida de paredes delgadas, una molleja muscular empleada para moler la tierra ingerida y un intestino largo y recto.

Los gusanos se clasifican en dos grupos:

1. Los gusanos planos o aplanados

El Phylum Platyhelminthes incluye los animales que se llaman comúnmente gusanos planos. Todos los gusanos planos se desarrollan de tres capas de tejidos: el ectodermo, el endodermo y el mesodermo. Otra característica de los gusanos planos es que son aselomados.

 

Hay gusanos planos parásitos y los hay de vida libre. Todas las formas tienen sistemas nervioso, excretor y reproductor; sin embargo, no tienen sistema digestivo. El phylum Platyhelminthes se divide en tres clases: (1) la clase Turbellaria (las planarias); (2) la clase Trematodo (las duelas) y (3) la clase Cestoda (las tenias).

a) La planaria es un gusano plano de vida libre que, usualmente, vive en el agua. La mayoría de las planarias son carnívoras: comen crustáceos pequeños, gusanos e insectos. La planaria no tiene órganos respiratorios especiales. El intercambio de oxígeno y bióxido de carbono ocurre por difusión a través de la superficie achatada de su cuerpo. Estos gusanos planos no tienen corazón ni vasos sanguíneos. La mayor parte de los desechos de excreción se difunden desde las células de la planaria hacia el ambiente.

Cerca del extremo anterior de la planaria, hay dos masas de células nerviosas, llamadas ganglios, que sirven como un cerebro simple. Las planarias pueden reproducirse asexualmente por fisión. Un gusano puede partirse en dos detrás de la faringe. Las partes anterior y posterior regeneran todas las partes que le faltan. Las planarias también pueden reproducirse sexualmente. Son hermafroditas, ya que contienen ovarios y testículos. A pesar de que las planarias son hermafroditas, ocurren en ellas la fecundación cruzada.

 

b) Las duelas pertenecen a la clase Trematoda. Externamente, las duelas se parecen a los gusanos planos de vida libre. Sin embargo, las duelas son parásitos. No pueden vivir por mucho tiempo fuera del cuerpo del hospedero. El cuerpo de las duelas está altamente especializado para su vida parásita. La duela adulta tiene unas estructuras llamadas ventosas orales y ventrales, por medio de las cuales se pega al hospedero. Las duelas pueden ser parásitos en muchos órganos del cuerpo humano.

c) Las tenias pertenecen a la clase Cestoda. Los miembros de ésta clase están especializados para su forma de vida parásita. La mayoría de las tenias adultas viven en el intestino por medio de una estructura llamada el escólex, que es es una estructura redondeada que tiene ganchos y/o ventosas. Cerca del escólex hay una sección corta llamada el cuello. El resto del cuerpo de la tenia se compone de secciones llamadas proglótides. Un proglótide es una sección del cuerpo que tiene órganos reproductivos masculinos y femeninos.

Como no tiene un sistema digestivo, la tenia obtiene el alimento directamente del intestino de su hospedero. El alimento se absorbe a través de la pared corporal de la tenia. El gusano compite por el alimento y puede causar pérdida de peso y debilidad en el hospedero.

2. Los Gusanos Redondos

Los gusanos redondos son gusanos cilíndricos y delgados con los extremos puntiagudos. Debido a que los biólogos clasifican a los gusanos redondos en el Phylum Nematoda, frecuentemente nos referimos a estos organismos como los nemátodos. Los gusanos redondos de vida libre son comunes en el terreno, en el fango y en los organismos descompuestos, desempeñan un papel destacado en la descomposición de la materia orgánica en la tierra, en el fango, al fondo de los lagos y en los océanos.

 

Fuentes Internet:

http://www.monografias.com/trabajos5/hiscla/hiscla2.shtml#gusa