Pingüino Adelia

 

 

 

Pingüino Adelia.

Llamado científicamente Pygosceles Adeliae, el Adelia es probablemente el pingüino más clásico. Pertenece al género más estudiado, habiendo recibido quizá la mayor atención de los biólogos en comparación con todas las demás especies. Mide unos 70 cm. de altura y pesa alrededor de 5,5 kilogramos; tiene la espalda y cabeza negra con un círculo blanco rodeando los ojos; el pecho blanco; el pico es corto y fuerte. La cabeza y patas son más cortas que los demás pingüinos que habitan hacia el norte, de esta forma consiguen reducir la pérdida de calor.

Habita el litoral del Continente Antártico e islas periféricas. Después de invernar en el hielo, regresan a tierra sólo a aparearse, generalmente antes de que los deshielos hayan comenzado. Esto suele ocurrir en el Continente, Península Antártica e islas del Mar de Scotia, Pedro I, Scott y Balleny.

Frecuentemente, viajan a grandes distancias sobre el hielo marino en busca de tierra. El macho llega primero y limpia el lugar de anidamiento del año anterior cuyo nido suele construir con guijarros. La hembra, a menudo una compañera de años previos, se une una semana más tarde. Después de que la hembra ha puesto sus dos huevos regresa al mar a alimentarse, el resto del tiempo la incubación la realiza el macho entre 30 y 37 días.

Generalmente, los polluelos deberán crecer lo suficiente para hacerse a la mar antes de que llegue el frío invierno, en ese periodo llegan a alcanzar el setenta por ciento del peso de los adultos, adquiriendo la totalidad del plumaje.

Como ya se dijo, en el mar emplean los meses de invierno entre el pack de hielo, donde a pesar de todo las temperaturas son generalmente más suaves que en tierra.

Distinguido por su plumaje muy denso y extremidades cortas, el Adelia es el mejor adaptado del género Pygosceles para vivir en climas muy fríos.

De fuertes hábitos coloniales, anidan principalmente en playas levantadas por la deglaciación. Muchas de sus colonias del sur son probablemente de origen reciente. Las colonias se forman sólo donde el hielo marino se abre temprano en primavera, dispersándose cuando llega el verano.

Se alimentan de pequeños peces y crustáceos, skuas, Petreles y otras aves, son depredadoras incansables de sus huevos y polluelos, sin olvidar a la foca Leopardo que ataca igualmente a los adultos. Teniendo en consideración su dieta y  depredación, la densidad de población es de aproximadamente 2,5 millones, y parece mantenerse estable.