Tortuga

 

Nombre común de ciertos reptiles que se caracterizan por tener una caparazón dura que recubre los órganos internos del cuerpo. Las tortugas son formas de vida muy antiguas. Los fósiles más antiguos identificados como tortugas se remontan al triásico, hace unos 200 millones de años, lo cual significa que las tortugas existían ya antes de la aparición de los grandes dinosaurios; al contrario que estos, las tortugas han seguido adaptándose y prosperando.

 

En Sudáfrica, en estratos atribuidos al Pérmico, se encontró el esqueleto incompleto de un pequeño reptil, que presentaba caracteres sumamente interesantes. Las costillas, reducidas a ocho pares, parecían muy aplanadas, ensanchadas, y dado que estaban en intimo contacto unas con otras formaban una especie de coraza. Este reptil al que se dio el nombre de Eunotosaurio, y que tenia pequeños dientes en el paladar como en las mandíbulas. Es considerado como él más remoto representante del orden de los quelonios o testudianos.

Cuentan con un total de unas 250 especies agrupadas en 9 familias, presentes exclusivamente en zonas tropicales o templadas, la mayoría de las especies están adaptadas a hábitats de agua dulce o terrestres, y un pequeño grupo de ellas a la vida marina.

(Ampliar imagen).

 

La caparazón típica de una tortuga (también se puede decir "el caparazón") está formada por dos capas, una interior ósea, cuyas secciones reciben el nombre de placas, y una capa superior córnea, formada por los llamados escudos. Aunque es dura, y en ocasiones considerablemente gruesa, la caparazón de las tortugas es una estructura muy sensible debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que contiene.

(Ampliar imagen).


Las tortugas tienen tamaños muy variables, desde tortugas pequeñas de unos 12 a 16 cm de longitud, hasta la gigantesca tortuga laúd.

Aunque hay pocas especies de tortugas que puedan considerarse estrictamente herbívoras o carnívoras, algunas especies que viven tierra adentro prefieren alimentarse de vegetación, mientras que las especies acuáticas son básicamente carnívoras.

Todas las tortugas ponen huevos, que entierran en agujeros. Normalmente son longevas; algunas especies viven más de 100 años

La tortuga terrestre (Chelonoidis chilensis) se encuentra prohibido su comercio. También en esta prohibida su venta como mascota. Ya que esta en peligro de extinción, aunque normalmente se encuentran en las casas.

Reproducción

Las tortugas se empiezan a reproducir desde los 15 años aproximadamente, y lo hacen por muchos años, posiblemente hasta los 50 o más.

(Ampliar imagen)

 

La pareja de tortugas se aparea en diciembre; hacia fines del verano la hembra pone de 3 a 6 huevos esféricos blancos en un pozo que ella misma excava con sus patas traseras y que luego tapa con tierra. En la primavera siguiente nacerán las tortuguitas que si tienen suerte, llegarán a vivir muchos años ya que las tortugas de tierra pueden vivir muchos años, de 50 a 70 u 80 años.

Todo cambia con la cautividad: demasiados peligros acechan. Muchas mueren comidas por perros o gatos, otras son involuntariamente pisadas o aplastadas por persianas, algunas mueren congeladas o insoladas y otras sucumben por causas desconocidas (probablemente por mala alimentación). Otras prefieren escapar. Sumemos a ello que en cautiverio es muy difícil que tengan cría, pues el cambio de dieta alimenticia les produce una sobrecalcificación que endurece sus huevos, entonces muchas mueren porque no pueden expulsar estos huevos "petrificados".

Más información, en:

http://www.iespana.es/tortuga/index.htm