Tipos de caballo

 

Un caballo al galope, solo o con su jinete, muestra a uno de los animales más hermosos del planeta.
Herbívoro amigo del hombre, este cuadrúpedo le sirve para las más pesadas tareas igual como para los deportes.

En el planeta, se conocen cerca de trescientos tipos de caballos, de los más diversos colores y tamaños.

 

Hay caballos negros como el azabache, llamados también prietos.

Están los alazanes, con piel algo rojiza o café rojiza.

También el caballo pinto, con grandes manchas blancas y negras.

Con variaciones de esos colores y con distintas alzadas se conocen los caballos ruano, bayo, colorado, palomino, overo, shire, frisio, lisitano, purasangre, árabe, americano, percherón, criollo, galés, islandés, shetland, sumba, hocaido, poni y otros.

Pese a esta gran variedad, los caballos se pueden dividir en dos grandes tipos, según el uso que se les da: así, tenemos los caballos de tiro y los caballos para deportes.

Caballos como el islandés y el shetland son muy fuertes y pueden arrastrar cargas pesadas en climas muy fríos y con mucho viento.

El percherón, el shire y el frisio son caballos de tiro, muy fuertes. El shire es el más grande de todos, y puede medir casi dos metros de alto.

Por contraste, están los caballos poni, que miden entre 70 y 90 centímetros. Aunque pequeños y muy dóciles, especiales para cabalgar con niños, son muy fuertes y algunos de ellos, como el shetland, fueron utilizados en las minas de carbón del norte de Inglaterra.

Los caballos purasangre son los usados para las carreras y en general para deportes, pues son los más veloces.

Otros tipos de caballos son entrenados para bailar, como el sumba de Indonesia; o lo fueron para la guerra, como los pinto norteamericanos que montaban los indios.

Algo muy característico de este animal, en general, son las marcas que pueden tener en la cabeza, en las patas o en el cuerpo.

Cualquier marca en la frente, se llamará "estrella", aunque no tenga dicha forma.

Un cordón que forme una línea blanca desde la frente hacia abajo, será un "lucero".

Una mancha blanca en el cuerpo se llama "cara blanca".

 

Las manchas blancas en las patas reciben diferentes nombres, según la porción de pata que abarquen: "media completa" si sube por toda la pata; "media" si llega a la rodilla; "espolón" si cubre el cuarto inferior de la pata; "corona" si aparece sólo por encima del casco; "cuartilla" si abarca algunos centímetros sobre el casco.

Ver, en seguida, Caballo, descripción.