Mariposa

 

Las mariposas pertenecen al orden de las lepidópteras, al igual que las polillas.

Todas las mariposas tienen alas membranosas cubiertas de escamas y la mayoría de los adultos se caracterizan por:

Presencia de ojos compuestos bien desarrollados (grandes),

Piezas bucales consistentes en un tubo chupador largo enrollado en espiral, y

Antenas prominentes.

Las antenas de las mariposas cumplen diversas funciones, como las de servirles de balancín mientras vuelan. En ellas están combinados los sentidos del olfato y el tacto ya que cada antena está recubierta de hoyuelos, en los que se aprecian cerdas o pelillos, que son precisamente los receptores de los sentidos.

Las mariposas se dividen mariposas diurnas y nocturnas. Para reconocerlas se deben mirar sus antenas. Las diurnas las llevan terminadas en una masa (son en forma de antena con una protuberancia al final) en cambio, las nocturnas presentan antenas de diferentes formas pero nunca antenas con la maza o protuberancia en la punta.

También  para reposar colocan sus alas en posiciones diferentes. Las mariposas que vuelan de día reposan en la noche con sus alas en forma vertical, y las nocturnas en reposo presentan sus alas en forma horizontal y en forma de techo.

Ciclo vital (Metamorfosis)

Larva formando posición de J. Comenzando estado de pupa. Estado intermedio de pupa.

Las mariposas experimentan una metamorfosis; es decir, pasan de un estado oruga en el que comen plantas, llegando a ser dañinas en jardines y cultivos agrícolas, hasta un estado adulto en el que son incapaces de dañar a las plantas por el tipo de aparato bucal que poseen (tubo largo que sirve sólo para succionar).

 

El ciclo vital completo se compone de cuatro fases: huevo, larva (oruga), pupa (capullo o crisálida) y adulto.

 

Tras aparearse, la hembra adulta de la mayoría de las especies pone sus huevos en una planta, que sirve de alimento a las larvas cuando nacen ya que estas poseen un apetito voraz y pueden llegar a alimentarse de otros insectos (depredadoras).

Estado final de pupa.
mariposa14mariposa15Adulto

Por ejemplo: ciertas orugas se alimentan de pulgones; otras forman complejas asociaciones con hormigas, viven en hormigueros y comen larvas de hormiga. Algunas larvas se alimentan de cereales almacenados e incluso se comen la ropa de lana.

Las larvas tienen el cuerpo cilíndrico y bastante elástico, ojos simples, piezas bucales masticadoras, tres pares de patas verdaderas en el tórax y cinco pares de patas abdominales.

Comen continuamente, mudan la piel con periodicidad según van creciendo, hasta multiplicar cientos de veces su tamaño original, y por último, llegan a la fase en la que tejen sus capullos y se convierten en pupas. Durante esta fase las estructuras de la larva se transforman por completo; sus sistemas internos se reorganizan y se desarrollan las estructuras externas del adulto.

Las mariposas se alimentan de gran variedad de sustancias: néctar, fruta podrida, carroña, estiércol, orina y otros exudados vegetales y animales. La mayoría de las especies busca de forma activa el néctar de las plantas con flor, transportando así polen de unas a otras y contribuyendo a su fecundación.

Hábitats y distribución

Las larvas de las mariposas suelen alimentarse de una sola especie, o de unas cuantas especies emparentadas de plantas. Como resultado de esta íntima relación, muchas especies quedan aisladas en colonias en lugares específicos. Otras especies pueden tener una distribución más amplia, en especial las que ponen sus huevos sobre malas hierbas o plantas de amplia distribución.

Contadas mariposas, como la monarca de Norteamérica, pueden migrar miles de kilómetros para pasar el invierno en grandes agregaciones ecológicas en determinados lugares. La mariposa monarca es capaz de volar incluso sobre el mar, desafiando vientos como los alisios, hasta su santuario invernal en el centro de México y de vuelta a Canadá y Estados Unidos.

Las mariposas viven en gran variedad de climas, desde el antártico hasta el clima tropical de la selva, y en variadas alturas (desde cotas inferiores al nivel del mar hasta casi 6.000 m de altitud). En las zonas tropicales, donde alcanzan mayor diversidad, muchas mariposas pueden volar durante todo el año.

Chile, en general, no es un país rico en mariposas como ocurre con otros de clima tropical como Brasil y Bolivia.

A lo largo y ancho del territorio no existen más de 150 especies, y muchas de ellas sólo se encuentran en esta región del mundo.

En la precordillera de la costa, como en la cordillera de los Andes, se encuentra más del 50% de todas las especies conocidas en el país. En Isla de Pascua y en Juan Fernández no hay mariposas, salvo las que por casualidad se han introducido desde el continente.

Características

Su principal característica es que tienen cuatro alas membranosas cubiertas por escamas.

Se conocen unas 18.000 especies en todo el mundo. Las más grandes (nativas de Melanesia) tienen hasta 25 cm de envergadura; la más pequeña puede no llegar a 1 cm.

Coloración y mimetismo

Los colores y dibujos de las alas de las mariposas diurnas y nocturnas contribuyen a proteger al animal de los depredadores. Algunas especies poseen manchas en forma de ojo u otro dibujo que distrae la atención de sus enemigos de las partes vitales del cuerpo hacia las alas. En muchas especies, la coloración críptica, alas que se confunden con el fondo del suelo, las cortezas o las hojas, hace las veces de camuflaje, protegiendo a los insectos de los depredadores que acechan con la vista.

La evolución más compleja es la de las mariposas que exhiben una coloración llamativa o de aviso. Algunas de estas especies acumulan en su cuerpo productos tóxicos, extraídos por las orugas de las plantas huésped, que hacen que el insecto resulte desagradable o tóxico para los vertebrados. Este tipo de mariposas generalmente presentan marcas amarillas, naranjas o rojas sobre fondo oscuro para advertir a los depredadores.

En muchas localidades, en especial en los trópicos, las mariposas comestibles, tanto diurnas como nocturnas, han desarrollado dibujos en las alas que imitan los de especies no comestibles, lo que les suministra cierta protección. Esto recibe el nombre de mimetismo batesiano. Otro tipo de asociación, el mimetismo muuml;lleriano, se produce cuando varias especies de sabor desagradable vuelan juntas, compartiendo una coloración de advertencia similar y reduciendo la depredación sobre cada especie.

Importancia

Las mariposas nocturnas se encuentran entre las plagas más destructivas de las cosechas y los alimentos almacenados; por el contrario, muy pocas especies de mariposas diurnas atacan plantas de importancia económica. Estudiadas desde hace mucho por los aficionados, que han aportado abundante información biológica y sobre su distribución, las mariposas diurnas se han convertido en un grupo de prueba clave para la investigación ecológica y evolutiva.

Son muy apropiadas para la investigación genética en laboratorio, es fácil seguirles la pista en el campo, y se cree que son representativas de la mayoría de los insectos herbívoros, los más importantes competidores de la humanidad por la comida. También sirven como especies indicadoras de la alteración del medio ambiente.

Mariposas chilenas

Urbanus proteus, valles Quinta región

Cynthia carye, todo el país

Diogas erippus, Arica, Santiago, Malleco

Thecla bicolor, Antofagasta, Coquimbo

Leptotas trigemmatus, zona norte y central

Itylos andina, cordilleras de la Costa y de los Andes

mariposa
mariposa006
mariposa007
Urbanus proteus
Cynthia carye
Diogas erippus
mariposa008
mariposa009
mariposa010
Thecla bicolor
Leptotas trigemmatus
Itylos andina

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540