Mercurio

 

Mercurio, en el sistema solar, es el planeta más cercano al Sol. Es un pequeño mundo rocoso que se encuentra a una distancia aproximada del Sol de 58 millones de km, tiene un diámetro de 4.875 km, su volumen y su masa son semejantes a los de la Tierra y su densidad media es aproximadamente igual a la de la Tierra.

En la mitología romana mercurio es el dios del comercio, viaje e intercambio, la contraparte romana del dios Hermes, el mensajero de los dioses. El planeta probablemente recibió su nombre a causa de que se mueve rápidamente a través del cielo.

Si Mercurio tuvo alguna vez una atmósfera, hace mucho que se escapó al espacio debido al calor del cercano Sol. No hay aire, ni agua y en la superficie del planeta no puede crecer nada. Los astronautas necesitarían protección muy fuerte contra el calor y la fuerte radiación del Sol. Pero los abultados trajes se sentirían muy ligeros porque la fuerza de gravedad superficial de Mercurio es sólo una tercera parte de la de la Tierra.

Sobre su descubrimiento, se cree que Mercurio es conocido desde el tiempo de los sumerios, durante el tercer milenio antes de Cristo.

Mercurio orbita alrededor del Sol cada 88 días (año del planeta). Los estudios de radar del planeta muestran que gira sobre su eje una vez cada 58,7 días o cada dos terceras partes de su periodo orbital; por tanto, gira una vez y media sobre su eje durante cada periodo orbital. Dado que su superficie es abrupta, porosa y de roca oscura, Mercurio es un mal reflector de la luz solar.

Los estudios espectroscópicos de Mercurio nos muestran una tenue atmósfera que contiene sodio y potasio; en apariencia, sus átomos proceden de la corteza del planeta. Sus colisiones con otros planetas de nueva formación en los orígenes del Sistema Solar pudieron despojarle de los materiales más ligeros, lo que explica la relativamente alta densidad de Mercurio. La fuerza de gravedad de la superficie del planeta es más o menos una tercera parte de la de la Tierra.

El perihelio de Mercurio (el punto de su órbita más cercano al Sol) avanza muy despacio. Uno de los primeros logros de la teoría de la relatividad fue la explicación detallada de este movimiento.

El estudio del planeta más próximo al Sol comenzó con el viaje del Mariner 10, enviado en octubre de 1973 por Estados Unidos, en un viaje por la zona interior del Sistema Solar hacia Mercurio. Pasó cerca de Venus en febrero de 1974 y aprovechó la fuerza de gravedad de este planeta para entrar en la órbita solar.

En marzo de ese año llegó a unos 692 km de Mercurio, obteniendo las primeras imágenes de su superficie.

En su segunda aproximación, realizada en septiembre, detectó un campo magnético insospechado, con una fuerza del uno por ciento del de la Tierra En su tercer y último encuentro con el planeta, en marzo de 1975, el Mariner 10 se aproximó a unos 317 km.

ESTRUCTURA DEL PLANETA

La zona celeste, muestra una fina atmósfera, que es más densa durante el día.

El centro amarillo forma un núcleo de hierro que contiene el 80 por ciento de la masa del planeta.

La parte anaranjada la forman un manto de rocas de sílice protegido por una delgada corteza rocosa.

 

Las fotografías del planeta lo muestran muy parecido a la Luna, con una superficie llena de cráteres; sus temperaturas podían ser de 430º C en el lado iluminado por el Sol y de -180° C en el lado oscuro.

En 1991 radiotelescopios terrestres de gran potencia revelaron señales de enormes extensiones de hielo en las regiones polares de Mercurio que la Mariner 10 no había cubierto.

Mercurio recibió el nombre del veloz mensajero de los dioses por su rápido paso a través del cielo terrestre.

mercurio003

La imagen, realizada con fotografías tomadas por el Mariner 10, muestra un disco difuso, difícil de ver a contra luz del Sol.

 

Mercurio gira muy lentamente sobre un eje casi vertical. Este eje está inclinado sólo en dos por ciento de la perpendicular (a 90º) al plano de su órbita. Cualquier día de Mercurio equivale a 176 días de la Tierra.

Si bien los días son muy largos, el año en Mercurio resulta extremadamente corto ya que el planeta necesita sólo 88 días terrestres para completar una órbita alrededor del Sol. En otras palabras, su año “dura” 88 días terrestres.

La superficie de Mercurio, a diferencia de la de la Luna, está atravesada por grandes fracturas quizá procedentes del periodo de contracción que experimentó en sus primeros tiempos, cuando el planeta se enfrió.

mercurio004

 

Curiosidades mercuriales:

El mayor cráter de Mercurio, llamado Caloris Planitia, mide 1.400 kilómetros de diámetro.

Mercurio sólo puede ser visto desde la Tierra en los crepúsculos, antes del amanecer o después de la puesta del Sol.

Ciertas partes de la superficie de Mercurio tienen un aspecto arrugado, resultado de la contracción del planeta al enfriarse su núcleo.

EL PLANETA MERCURIO EN CIFRAS

Distancia media a la Tierra

57,9 millones de kilómetros

Período orbital

88 días terrestres

Velocidad orbital

47,9 kilómetros por segundo

Período de rotación

58,7 días terrestres

Diámetro ecuatorial

4.878 kilómetros

Temperatura

―180º C a +430º C superficial

Masa (Tierra = 1)

0,055

Gravedad (Tierra = 1)

0,38

Número de satélites

0

 

CRÁTERES DE MERCURIO

Los cráteres del planeta más cercano al Sol recuerdan el nombre de grandes creativos terrestres.

Escritores

Compositores

Pintores

Arquitectos

Bronte

Bach

Brueghel

Bernini

Cervantes

Chopin

Cezanne

Bramante

Dickens

Grieg

Dürer

Imhotep

Goethe

Händel

Holbein

Mansart

Li Po

Liszt

Monet

Miguel Ángel

Melville

Mozart

Renoir

Sinan

Shelley

Stravinski

Ticiano

Sullivan

Tolstoi

Verdi

Van Gogh

Wren