Álamo

 

Clasificación científica

Familia:  Salicáceas

Nombre científico: Salicaceae

Género:  Sálix

Especie: Populus

 

Aspectos generales

La palabra álamo corresponde al nombre común de las casi 35 especies de árboles que pertenecen al género de la familia de las Salicáceas.

Los álamos son árboles de vida corta y crecimiento rápido, nativos en su mayor parte del hemisferio boreal. Se caracterizan por tener  una madera blanda que se usa para elaborar pasta de papel, en construcciones ligeras y para fabricar las cajas abiertas en que se transportan frutas, verduras y otros productos.

También se utilizan como árboles ornamentales, es decir, como árboles de sombra; además sus yemas y su corteza tienen propiedades medicinales; las hojas sirven de alimento a numerosos animales. Viven en suelos húmedos cercanos a cursos de agua. Suelen aparecer asociados a sauces, olmos y fresnos formando parte importante de sotos y bosques de ribera.

Tipos  de álamos

Los álamos pueden  ser de tres tipos:

1.- álamos blancos

2.- álamos negros

3.- álamo temblón

4.- El álamo o chopo negro tiene ramas rectas erguidas y se planta mucho como cortavientos.

El álamo blanco es nativo de Europa, aunque está naturalizado en América del Norte; debe el nombre al color del envés de las hojas; forma una madera homogénea, de más calidad que la de otras especies.

El álamo de California es un álamo balsámico (llamado así por el aroma que desprenden las yemas o las ramillas cuando se parten); alcanza hasta 80 metros de altura.

 

El álamo temblón comprende varias especies caracterizadas por presentar pecíolos o tallos foliares, muy aplanados que dan a las hojas mucha movilidad lateral, pero no vertical. Crece en Europa, Oriente Próximo y Norte de África.

La familia de las Salicáceas es el  nombre común de una pequeña familia de plantas con flor formada por unas 435 especies de álamos y sauces (a esta familia también pertenecen los sauces). El álamo (y el sauce) viven en hábitats húmedos: las llanuras inundadas y las riberas fluviales; son especies de crecimiento rápido, a menudo pioneras. Las casi 35 especies de álamos son árboles, mientras que la mayor parte de las casi 400 de sauces son arbustos.

Reproducción

Los álamos forman las flores masculinas y femeninas en plantas distintas, las cuales son muy sencillas porque no tiene sépalos ni pétalos.

Se agrupan en inflorescencias apretadas llamadas amentos, que aparecen antes o al mismo tiempo que las hojas nuevas en primavera. Los amentos de los álamos son péndulos y no producen néctar; el agente polinizador es el viento.

A la izquierda: Corteza de álamo

 

Características del fruto

El fruto del álamo es una pequeña cápsula que encierra numerosas semillas envueltas en filamentos algodonosos que actúan como paracaídas y favorecen la dispersión por el viento. Si caen en suelo húmedo, germinan en uno o dos días. Casi todos los álamos crecen muy rápido y alcanzan la edad de la floración en unos pocos años; pero su vida es corta (algunos sólo viven 20 años).