Alerce

 

Nombre cientìfico: Fitsroya cupressoides

Ubicación: Desde Valdivia hasta Chiloé ( regiones IX, X, XI, XII ).

Descripción: Madera liviana, árbol grande, color castaño o pardo rojiza.

Usos: Se usan en la fabricación de tejuelas (en las casas de la X región casi todas tienen tejuelas de Alerce), postes, persianas puertas, ventanas, lápices, también adornos, tablas, botiquines y guardapolvos.

Es "Monumento Nacional", esto implica que está protegida y está prohibida su tala. Teóricamente se pueden aprovechar las especies muertas.

 

El Alerce es un árbol milenario, uno de los más antiguos del planeta, crece 1 mm al año.

Los alerces pertenecen a la familia Pináceas, y tienen la peculiaridad, dentro de las coníferas de ser caducifolios, alcanzado una altura entre 19 y 22 metros. Las hojas blandas, aciculares, agrupadas en apretados ramilletes, caen en otoño, y las nuevas no aparecen hasta la primavera siguiente.

El alerce europeo se encuentra sobre todo en las montañas del centro de Europa y en la Península Ibérica donde se han realizado algunas repoblaciones con él, ya que es un árbol de crecimiento rápido y es posible reproducirlo a partir de su semilla.

Aunque de crecimiento rápido, el alerce tiene una larga vida natural llegando a ser milenario pues alcanzan cerca de los 2.000 años  de vida con un crecimiento anual de 0,6 mm de diámetro.

Su madera es pardo rojiza, muy dura y resiste a la putrefacción, por ello se ha utilizado para fabricar vigas, postes y embarcaciones. Las hojas, corteza y resina tienen propiedades medicinales.

En algunos lugares se cultiva como ornamental ya que resulta una planta muy decorativa, en especial en otoño, poco antes de que caigan sus acículos.