Boldo

 

El boldo (Peumus boldus) es originario de Chile y se ha adaptado muy bien a los climas mediterráneos y se ha convertido con el transcurrir del tiempo en una de las más famosas plantas con propiedades fitoterapéuticas.

Su historia se remonta a las comunidades indígenas de Chile, y posteriormente fue introducido en otras regiones de climas cálidos. De esta manera, si bien Chile es el principal país exportador también se cultiva en Marruecos e Italia y su uso es frecuente en muchos países.

Es un árbol aromático siempreverde que llega a alcanzar alturas de cuatro a cinco metros, siendo su promedio de unos dos a tres metros.

Por mucho tiempo, en Chile, se comía su fruto y además era utilizado por la medicina indígena como antihelmíntico, y actualmente se ha descubierto su uso como diurético y con propiedades estomacales.

La planta se usa en homeopatía para el tratamiento de desórdenes estomacales, tanto como laxante, diurético y también para trastornos hepáticos.

Desde el punto de vista botánico pertenece a las familias de las monimiáceas y presenta hojas verde-grisáceas, que son de textura áspera y quebradizas al tacto.

 

La parte utilizada para aprovechar y extraer sus principios terapéuticos son las hojas, que son delgadas, de pezón corto, ovaladas o elípticas, con el borde entero, presentando siempre un color verde grisáceo con el margen doblado hacia abajo, midiendo unos 6 cm de largo y 3 cm de ancho.

Se cultiva en algunas partes de Italia, Brasil y el norte de áfrica para suplir la demanda de los mercados europeos y canadienses donde generalmente se usan sus hojas medicinales.

La denominación de boldo se debe al botánico español D. Boldo y las propiedades terapéuticas de sus hojas  fueron investigadas por primera vez en Europa en el año 1869, y tres años mas tarde se aísla la boldina, que es el alcaloide de los efectos digestivos.

Su crecimiento y desarrollo se dan fundamentalmente en zonas poco húmedas con suelo de características pedregosas, hasta los 1.500 metros de altura, e incluso puede adaptarse a condiciones adversas de sequía como las presentan las zonas centrales de Chile.

Este árbol se concentra en la zona central de Chile, abarcando principalmente las áreas colindantes con el Océano Pacifico.

La cosecha del Boldo, comienza en la época de verano (Enero a Febrero) y es realizada a través de recolectores en los bosques. En esta etapa sólo las hojas saludables en cuanto al color y apariencia, son extraídas del árbol para su posterior proceso de secado al sol.

Una vez secado, el boldo es envasado en sacos de 30 Kg, y exportado principalmente por sus usos medicinales como tónico, antiséptico, y estimulante, y a su vez por sus propiedades aromáticas.