Roble

 

Los amentos (espigas) masculinos son colgantes y las flores femeninas aparecen aisladas o en pequeñas inflorescencias. El fruto es una bellota, que se emplea sobre todo para alimento del ganado.

Conocido científicamente como Nothofagus oblicua, el roble es un árbol de hoja caduca (caen en otoño), nativo de los bosques subantárticos de Chile, que llega a medir 35 y hasta 40 metros, alcanzando diámetros de 1,5 a dos metros y con una corteza gruesa y dura, agrietada en placas grandes. En los arboles jóvenes, la corteza es lisa y de color gris hasta blanquecino.

Posee ramas gruesas, ligeramente perpendiculares al tronco.

(Ampliar imagen izquierda).

 

Forma bosques de gran riqueza biológica, puros o combinados con otras especies.

 

 

(Ampliar imagen derecha).

La madera, muy valiosa, presenta buenas características de resistencia y durabilidad, siendo empleada en Chile en la construcción de barcos, puentes, postes, durmientes, chapas, exteriores, etc. Se dice que un buen vino necesita para madurar en nobleza una buena barrica de roble. Presenta, además, un alto interés económico en la industria del aserrío.

Más fuerte que el roble. El dicho popular refleja gráficamente la naturaleza de este poderoso habitante de nuestros bosques, árbol amante de la luz, que puede llegar a vivir 1.200 años y alcanzar una altura de hasta 60 metros en otras latitudes donde también se planta.

 

Debido a su resistencia a la conmtaminación del aire, es plantado muchas veces en las ciudades en parques y jardines.

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540