Microscopio

 

Microscopio de 1728

Se define como microscopio cualquiera de los distintos tipos de instrumentos que se utilizan para obtener una imagen aumentada de objetos minúsculos o detalles muy pequeños de los mismos.

El tipo de microscopio más utilizado es el microscopio óptico, que se sirve de la luz visible para crear una imagen aumentada del objeto.

El microscopio óptico más simple es la lente convexa doble con una distancia focal corta. Estas lentes pueden aumentar un objeto hasta 15 veces.

Por lo general se utilizan microscopios compuestos, que disponen de varias lentes con las que se consiguen aumentos mayores. Algunos microscopios ópticos pueden aumentar un objeto por encima de las 2.000 veces.

El microscopio compuesto consiste en dos sistemas de lentes, el objetivo y el ocular, montados en extremos opuestos de un tubo cerrado. El objetivo está compuesto de varias lentes que crean una imagen real aumentada del objeto examinado.

Las lentes de los microscopios están dispuestas de forma que el objetivo se encuentre en el punto focal del ocular.

Cuando se mira a través del ocular se ve una imagen virtual aumentada de la imagen real.

Microscopio escolar

El aumento total del microscopio depende de las longitudes focales de los dos sistemas de lentes.

El equipamiento adicional de un microscopio consta de un armazón con un soporte que sostiene el material examinado y de un mecanismo que permite acercar y alejar el tubo para enfocar la muestra. Los especímenes o muestras que se examinan con un microscopio son transparentes y se observan con una luz que los atraviesa, y se suelen colocar sobre un rectángulo fino de vidrio (portaobjeto).

El soporte tiene un orificio por el que pasa la luz.

Bajo el soporte se encuentra un espejo que refleja la luz para que atraviese el espécimen. El microscopio puede contar con una fuente de luz eléctrica que dirige la luz a través de la muestra.

Su historia

Moderno microscopio

Si retrocedemos unos trescientos años, más o menos al 1700, para tratar de adquirir conciencia de lo que fue la organización de los conocimientos requeridos para estructurar toda la teoría de la célula, personajes como Robert Hooke y Leeuwenhoek, con sus microscópios rudimentarios, ponían al alcance del hombre valiosos medios de observación que al ser perfeccionados, servirían para dar pasos gigantescos en el conocimiento de la célula.

Hooke, Robert (1635-1703), científico inglés, conocido por su estudio de la elasticidad, aportó conocimientos en varios campos de la ciencia, fue pionero en realizar investigaciones microscópicas (1665), observó finísimos cortes de corcho. De su observación, dedujo que las celdillas correspondían a células.

Leeuwenhoek, Antoni van (1632-1723), fabricante holandés de microscopios, construyó como entretenimiento diminutas lentes biconvexas montadas sobre pletinas de latón, que se sostenían muy cerca del ojo. A través de ellos podía observar objetos, que montaba sobre la cabeza de un alfiler, ampliándolos hasta trescientas veces (potencia que excedía con mucho la de los primeros microscopios de lentes múltiples).

En 1674 realizó la primera descripción precisa de los glóbulos rojos de la sangre. Más tarde observó en el agua de un estanque, el agua de lluvia y la saliva humana, lo que él llamaría animáculos, conocidos en la actualidad como protozoos y bacterias.

La creación del microscopio se atribuye a los hermanos holandeses Juan y Sacarías Cansen, quienes construyeron uno simple, que consistía en una lente montada en un soporte. Los primeros microscopios se denominaron simples, pues tenían una sola lente, al avanzar la técnologia, se crearon los microscopios compuestos.