La rana y la gallina

 

(Tomás de Iriarte)

 

Desde su charco una parlera rana oyó cacarear a una gallina.

–Vaya –le dijo–, no creyera, hermana, que fueras tan incómoda vecina. Y con toda esa bulla, ¿qué hay de nuevo?

–Nada, sino anunciar que pongo un huevo.

–¿Un huevo solo? ¡Y alborotas tanto!

–Un huevo solo; sí, señora mía. ¿Te espantas de eso cuando yo no me espanto de oírte como graznas noche y día? Yo, porque sirvo de algo, lo publico; tú, rana, que de nada sirves, calla el pico.


MORALEJA: Si tienes que alardear por algo, que sea por algo útil.

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl