Lengua

 

La lengua es el apéndice que en el interior de la boca contribuye a mezclar la saliva con los alimentos que están siendo triturados por los dientes.
Es un músculo cubierto con pequeñas protuberancias denominadas papilas gustativas, alrededor de diez mil, que tienen muchas terminaciones nerviosas. Las distintas partes de la lengua contienen papilas gustativas que poseen funciones particulares.

Sólo podemos percibir cuatro diferentes sabores, agrio, salado, amargo, y dulce, porque las papilas gustativas sólo tienen esa función.

Otra cosa importante que debemos recordar sobre el sentido del gusto es la función de la saliva. La saliva también nos ayuda a saborear la comida. Al poner un dulce sobre la lengua no se siente el gusto de inmediato, ya que necesitamos mojar el dulce con la saliva, masticarlo, y mezclarlo con más saliva antes de poder saborearlo. La saliva se mezcla con la comida y distribuye los sabores a todas partes de la lengua.


Por ejemplo, la parte delantera de la lengua se usa para los sabores dulces como el azúcar y la miel. Las partes laterales de la lengua saborean las cosas agrias como los limones o el vinagre. Las papilas gustativas en la parte posterior de tu lengua saborean las cosas amargas como la cáscara de un pomelo o de un plátano. Las papilas gustativas que saborean las cosas saladas están por todas partes de la lengua. Podemos saborear la sal en todas partes del cuerpo.

Los componentes químicos de la comida que ingerimos, estimulan a los receptores de cada una de estas zonas y los nervios trasmiten estos impulsos al cerebro. El sentido del olfato añade información para conseguir una amplia gama de sabores.

Lenguas

http://www.sedl.org/scimath/pasopartners/senses/SPlesson6.htm