Cristianismo e Imperio

 

La propagación de la nueva religión cristiana en el seno del Imperio Romano, expansión que se vio propiciada por las carreteras que comunicaban todas las provincias del Imperio, supuso una conmoción social, política e ideológica a gran escala.

CristianismoImperio001
Una calzada romana antigua.

El Cristianismo no es una filosofía; el mensaje cristiano o buena nueva, que es lo que significa Evangelio, no tenía como finalidad resolver los problemas planteados por la filosofía, en torno a la verdad, al cosmos o a la felicidad humana; su finalidad era enseñar el camino de la salvación partiendo de la fe o aceptación de la verdad revelada. Sin embargo, ante los ojos de los griegos y romanos paganos, las primitivas comunidades cristianas, se parecían más a las escuelas filosóficas que buscaban la felicidad, que a lo que para ellos significaba la religión.

Los cristianos hablaban de temas filosóficos, aún siendo personas incultas, y este fenómeno produjo extrañeza en unos, principalmente en científicos y filósofos, rechazo y persecución en otros, primero los judíos y después los emperadores romanos que veían en los cristianos una amenaza a su poder político ya que se negaron a dar culto al emperador y aceptación de la nueva doctrina, llegando hasta el martirio, de aquellos que se convertían.

Las principales afirmaciones de carácter filosófico que impactaron a la filosofía grecorromana fueron:

La creación divina del mundo o universo de la nada; la nada no tenía relevancia en el pensamiento científico, y la eternidad de la materia era un supuesto básico.

La idea de providencia divina y progreso social, el tiempo es un progreso lineal, una línea recta y no un eterno retorno.

La afirmación de la libertad humana y su responsabilidad moral, social y política.

La dignidad de la persona humana como hijo de Dios, noción en parte diseñada en el cosmopolitismo de los estoicos.

El problema del mal en el mundo.

CristianismoImperio003
Creación divina del mundo.

Los primeros cristianos no eran filósofos, sólo daban testimonio de su fe con el martirio, es decir dando muestras de su conversión incluso hasta la muerte, como se observa en las Actas de los mártires y en las crueles persecuciones a las que fueron sometidos.

San Pablo en su discurso en el Areópago de Atenas afirmaba: “Para aceptar a Cristo, los judíos quieren milagros, señales, los paganos filosofía, pero yo predico a Cristo y a Cristo crucificado”, y también recomendaba a los cristianos que se apartaran de las vanas filosofías, refiriéndose sobre todo a las corrientes materialistas.

 No obstante, a partir del siglo II, empiezan a convertirse al cristianismo personas cultas, que desean dar testimonio de la fe con los mismos argumentos de la filosofía, y éste es el surgimiento de la filosofía cristiana, la Apología o defensa de la fe. El cristianismo sale de las catacumbas y los discursos tienen como meta la defensa de la fe utilizando los mismos conceptos y argumentos filosóficos del platonismo, neoplatonismo y estoicismo principalmente.

Al conjunto de pensadores cristianos cuya reflexión se sitúa entre los siglos II y V, - época de San Agustín - se les denomina Padres de la Iglesia o filosofía patrística.

CristianismoImperio005
San Pablo en el areópago.

Se pueden dividir en dos grandes grupos:

a) Los Padres apologistas, cuya objetivo era precisamente la defensa de la fe (apología significa defensa), de los ataques de la filosofía pagana, destacan entre ellos, Arístides, San Justino, San Juan Crisóstomo (boca de oro) y Atenágoras. Dentro de los apologistas, merecen especial mención, Lactancio y Tertuliano por su postura contraria a la filosofía. La fe tiene aspectos contradictorios como el misterio de la Trinidad que deben ser aceptados sin reflexión, parece que fue suya la afirmación credo quia absurdum (creo precisamente porque es absurdo). La obra más importante de Tertuliano es el Apologético.

b) La escuela de Alejandría, ciudad foco de la cultura antigua, donde se había desarrollado el pensamiento judío con la eminente figura de Filón, y también la ciudad donde surgió con fuerza la corriente neoplatónica, y brotó la herejía cristiana de los gnósticos. En este hervidero de ciencia, mística y filosofía, nace una escuela cristiana dedicada a la catequesis, es decir a la enseñanza de las verdades cristianas a los paganos.

CristianismoImperio006 CristianismoImperio007
San Juan Crisóstomo. Orígenes.

 

Los filósofos más importantes de esta escuela son San Clemente con su obra Strómata (tapices) y su discípulo Orígenes.

CristianismoImperio008
Fresco con la imagen de San Clemente.

En ambos filósofos se encuentra la idea principal de aceptar muchas aportaciones de la filosofía antigua para explicar la fe; en general se aprovecha mucho de Platón y de los estoicos, poco de Aristóteles y es rechazado el epicureismo por su materialismo.

Orígenes tuvo muchos seguidores como: San Gregorio Nacianceno, San Gregorio de Nisa, San Basilio el grande, y el Pseudo – Dionisio, llamado así por la creencia de que se trataba del mismo Dionisio que había convertido San Pablo en su discurso en el Areópago.

La crítica posterior ha mostrado que en realidad se trata de un filósofo neoplatónico. El pensamiento de Orígenes fue muy apreciado en la filosofía escolástica medieval, especialmente en Scoto Erígena del siglo IX.

Mundo cristiano occidental

1.- El "mundo cristiano occidental" corresponde a aquella fracción del mundo que se encuentra desde Europa central (desde Polonia) hasta América, y que es regido desde las costumbres y el gobierno papal de Roma (Vaticano), a diferencia del mundo cristiano oriental cuyo centro se encuentra en Grecia y Rusia actualmente, quienes siguen las costumbres de los primeros cristiano, los dogmas antiguos.

2.- Los latinoamericanos somos herederos de la cristiandad occidental porque fuimos conquistados y educados por los españoles; es decir, por un país fuertemente católico y cristiano.

3.- Actualmente, en nuestro mundo latinoamericano, perduran algunas tradiciones como la gran influencia social de la Iglesia católica, los valores cristianos de la solidaridad, la justicia, el amor por el prójimo, la educación religiosa cristiana, etc.

Ver: Orígenes del cristianismo

 

Fuentes Internet:

http://portales.educared.net/wikiEducared/index.php?title=Cristianismo_e_Imperio_Romano

http://www.kalipedia.com/religion-cultura/tema/cristianismo-imperio.html?x=20070718klpprcryc_353.Kes&ap=1

http://www.portalplanetasedna.com.ar/cristianismo1.htm

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540