Reinados más importantes en Mesopotamia

 

El primer soberano de la dinastía de Agade (ciudad acadia) se llamaba Sharrum-kin (significaba rey legítimo), se pronunciaba Sharken y la Biblia lo cita como Sargón. La leyenda le atribuye una epopeya similar a la del posterior Moisés (¿casualidad, costumbre al uso o copia de la tradición?). Tras su nacimiento fue introducido en una cesta de mimbre embetunada y abandonado en el río Eufrates. Fue recogido por un jardinero que lo crió y le enseñó su oficio; se ganó la confianza del rey y, más tarde, se convirtió en su heredero.

A Sargón le sucedió su hijo Rimush que, continuando la expansión territorial emprendida por su padre, conquistó Elam y Marhashi. Rimush afirmaba que dominó el Mar Superior, el Inferior y todas las montañas. Fue asesinado por sus servidores. Le sucedió Manishtushu, que llegó a controlar toda Mesopotamia. Su hijo y heredero, Naram-sin, luchó por conservar el imperio y se autonombró "rey de las cuatro regiones, rey del universo" y sus vasallos se dirigían a él como "dios de Agade", siendo el primer monarca que recibió ese tratamiento.

El rey Gudea fue el más famoso de la dinastía que reinó en Lagash. Construyó numerosos templos haciendo traer materiales de tierras lejanas. Fue contemporáneo del rey de Uruk, Utuhegal, que fue quien puso fin a la dinastía gudea. A éste le que sucedió su hijo Ur-Nammu, poderoso Señor de Uruk, rey de Sumer y Akkad. El monumento más impresionante de su reinado fue el zigurat de Ur, ejemplo de un nuevo tipo de construcción monumental característico de Mesopotamia.

Shulgi sucedió a su padre y emprendió una gran reforma de la administración (Ur III) e inició la expansión de su imperio, que abarcó los territorios entre Asur y Susa.

Introdujo nuevo sistemas tributarios y una red de recaudadores y de redistribución de los bienes conseguidos. Impulsó la escritura y se cree que fue uno de los pocos reyes que dominaba el arte de los escribas. Reorganizó el sistema de pesos y medidas e introdujo un nuevo calendario, además de un código de derecho que, por primera vez prescribía penas fijas para delitos específicos.

En tiempos del reinado de su nieto, Ishbi-Sin, el imperio se derrumbó y aunque el rey mantuvo Ur bajo su mandato, finalmente la ciudad fue invadida y saqueada (2004 a.C.) por los elamitas y el rey capturado y trasladado a Elam. Este fue el principio del auge de los elamitas, auge que apenas duró cien años. Cuando el poder de Ur declinó, su imperio se dividió en varios reinos.

Hammurabi, rey de Babilonia

Fue la figura más sobresaliente de principios del segundo milenio, reinó entre los años 1792 y 1750 a.C. Era paciente y ambicioso y creó un imperio con su centro político y religioso en Babilonia. Construyó numerosos templos y canales y sometió varias ciudades.

Destruida la ciudad de Mari y capturada Eshnunna, culminó el control de Mesopotamia. Se le recuerda, especialmente, por su código de leyes, cuyo objetivo era: "Hacer que la justicia prevalezca en el país, destruir lo perverso y lo malo, que el fuerte no oprima al débil". (Ver Código de Hammurabi)

Los 282 artículos del Código de Hammurabi tratan muchos aspectos: desde el derecho mercantil a la regulación del comercio de esclavos. Hammurabi intervenía en todos los asuntos del reino, ejerciendo un control directo de muchas actividades. Bajo su autoridad había tres grupos sociales: los hombres libres, los funcionarios y los esclavos. Estos últimos tenían derecho a la propiedad y, algunos de ellos, vivían mejor que los hombres libres que, a veces, se convertían en esclavos para conseguir el dinero con que poder pagar sus deudas.

Los intereses del crédito eran de un 33% si se trataba de la cebada y del 20% para la plata. El poder emanado de palacio y del templo fue creciendo y se extendió el sector privado en la agricultura y en la industria. El trono de Hammurabi pasó a su hijo Samsu-iluna. En el noveno año de su reinado se menciona la aparición de los casitas, mientras que a principios del siglo XVI a.C. hacen su aparición los hititas. En 1595 a.C., el rey hitita Mursilis descendió por el Eufrates y saqueó Babilonia.

Después de esto, se entró en una época oscura, de siglo y medio, de la que se carece de gran información. La zona se dividió en cinco potencias principales: Egipto, el gigante dormido, situado en el SO. El reino hurrita de Mittani controlaba el Levante mediterráneo y el Norte de Mesopotamia, incluyendo Asiria y las tierras al Este del Tigris. Anatolia estaba gobernada por los hititas en el centro y los arzawa en el Oeste. Los casitas tenía bajo su poder el Sur de Mesopotamia y en el SO de Irán gobernaban los elamitas.

Sigue Mesopotamia:  La potencia militar asiria

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540