VIII región: Contaminación

La VIII región, como otras del país con un importante desarrollo, también está pagando un alto costo para obtenerlo. Los costos modernos se resumen en una sola palabra: contaminación, que en la región abarca todas las áreas:

Desechos al agua.
(ampliar imagen)

Contaminación de ríos y lagos :

El litoral de la VIII región recibe los desechos provenientes de las industria pesqueras (Talcahuano), carbón (Lota), de celulosa (Arauco, Cholguán, trupán) y de petróleo (Talcahuano), además de las aguas servidas y plaguicidas (río Biobío). (Ver Río Biobío en la VIII región )

Vehículos y olores.

Contaminación del aire :

Concepción ya tiene patentes los problemas de contaminación gaseosa y partículas en suspensión debido a la generación de "tacos" ya que el parque automotor ha aumentado mucho y las calles de la ciudad aún no están adecuadas para ese alto tránsito en las horas punta.

Otro caso es la ciudad de Talcahuano, conocida nacionalmente por su olor a putrefacción debido a la mala regulación y fiscalización que existe para eliminar sus desechos.

Deterioro de los suelos :

En la VIII región prácticamente han sido reemplazados todos los suelos de cultivo con plantaciones de pino insigne y eucaliptus, deteriorando el suelo ya que se pasa de una rotación de cultivos (adecuada para mantener la fertilidad físico-química del suelo) a monocultivos de dichas especies. La octava región es la que presenta la mayor superficie de tierras erosionadas de Chile.

Árboles en peligro.
(ampliar imagen)

Especies vegetales en peligro de extinción :

Debido a la implantación de las centrales hidroeléctricas en el alto Biobío muchas especies vegetales nativas se han visto disminuidas, además de la extracción para su uso en exportaciones madereras como el raulí, el ciprés de la cordillera, el avellano y la lenga, entre otros.

Choroy en peligro.

Extinción de especies de fauna silvestre :

Se observa una pesca indiscriminada en el litoral de la octava región con el consecuente agotamiento de recursos y la declaración de vedas para protegerlos. Por otro lado, también se han visto afectados el choroy, las perdices, patos y la cachaña debido a los cazadores furtivos y al comercio ilegal de especies como el choroy y la cachaña. Por otra parte, con las modificaciones de sus ambientes (sectores cordilleranos por las centrales hidroeléctricas), también han disminuido las poblaciones de cóndores y huemules (en la zona de Ñuble).

Materias