Vida Marina en el D esierto de Atacama

SANTIAGO DE CHILE, 18 (ANSA).— Un coral fósil de 90 millones de años, considerado como una de las mejores muestras descubiertas en Chile, fue encontrado en el interior de Copiapó, 800 kilómetros al norte de Santiago, mientras se desarrollaban tareas de exploración en la precordillera.

Los geólogos de la Universidad Católica del Norte, Javier Fuentes y José Serrano, explicaron que se trata de una criatura marina del período cretácico medio y se trata de uno de los fósiles con mejor estado de conservación visto al momento.

Según los expertos, el fósil permaneció unos 90 millones de años oculto en el desierto de Atacama, el más seco del mundo.

x
¿El desierto de Atacama hace 90 millones de años?

El coral mide aproximadamente 25 centímetros de alto por 20 de largo y se encuentra adherido a una roca, que le sirve como base.

El director del Museo Geológico, Guillermo Chong, declaró al diario El Mercurio que la presencia de corales en el desierto chileno obedece a que hace millones de años esas tierras eran mares interiores.

"Eran verdaderas reas de aguas muy limpias, oxigenadas y con mucho movimiento, lo que favorecía la proliferación de los distintos organismos moradores", explicó.

Estas mismas aguas y sus respectivos sedimentos son hoy tierra firme, lo que permitió registrar y conservar hasta nuestros tiempos las formas de estructuras coralinas.

Existen evidencias científicas de la existencia de corales en nuestro país desde la época del paleozoico devónico carbonífero inferior , era que se extiende entre los 560 millones y 480 millones de años.

x
Vida marina en el "desierto".

El geólogo José Serrano resaltó que "la importancia de los corales es que han vivido durante millones de años y son uno de los habitantes más antiguos de la Tierra".

Además, sostiene, el descubrimiento de estos seres permite la comprensión del origen de la vida en el planeta y su desarrollo geológico.

A su juicio, los corales perdieron su supremacía en los mares de Chile por la profundidad de las aguas costeras y las bajas temperaturas que dificultaron su desarrollo.

Publicado en El Mercurio , octubre de 2002

Fuente Internet:

http://www.granma.cubaweb.cu/2002/03/18/interna/articulo20.html

Hallan el cráneo de una ballena desconocida

Restos fósiles del cráneo de una ballena desconocida —no clasificada—, que habitó en el litoral del norte de Chile hace unos 18 millones de años, fueron descubiertos casualmente a cuatro kilómetros de la costa y en la cima de una quebrada del sector Bahía Salado, al sur de este puerto de la región de Atacama.

x

El cráneo, del cual sobresale nítidamente la mandíbula, pesa entre 100 y 200 kilos, mide 3,96 metros de largo y 1,80 de ancho y fue encontrado debajo de un sitio asociado al mineral de fosforita, que estudios geológicos datan de unos 15 millones de años, cuando el mar cubría gran parte del litoral del desierto de Atacama.

Se trata de los restos más completos y antiguos de cetáceos hallados hasta ahora en Chile y científicamente podrían constituirse en uno de los más importantes a nivel internacional, de confirmarse que corresponde a una nueva especie de ballena, probablemente extinta y no clasificada.

Datos morfológicos preliminares recogidos en el sitio del hallazgo sugieren que el cetáceo habría medido entre 15 y 28 metros, anticipó el director del Museo Municipal de Ciencias Naturales y Arqueología de San Antonio, José Luis Brito, a cargo de los trabajos de rescate y traslado.

Brito, ingeniero pesquero y especialista en cetáceos, señaló que revisada la documentación científica disponible, hasta ahora los restos encontrados no se corresponden con ninguna de las especies conocidas.

Los cetáceos surgieron hace unos 58 millones de años, son mamíferos exclusivamente acuáticos, tienen el cuerpo en forma de pez, sólo que su aleta caudal es aplanada y respiran aire por un orificio situado en la parte superior de la cabeza.

x

El especialista precisó que los cetáceos están divididos en tres clases: Archeoceti (ya extintos); Mysticeti (ballenas con barbas; azul, jorobada, boreal , etcétera), y Odontoceti (ballenas dentadas; delfines, orcas, cachalotes ).

En el caso del cráneo fosilizado, Brito cree que los restos podrían corresponder a una ballena de la especie Citotérido , que habitó en la época llamada Mioceno Medio (hace 15 a 28 millones de años), es decir, hace unos 18 millones de años, de las cuales sólo hay tres especies clasificadas en el mundo. También podría corresponder a una ballena de la especie Baletotérido , que habitó en la misma época y cuyos descendientes pueblan los océanos.

Los restos fueron encontrados hace dos años (en 1998) por el arquitecto y empresario Gonzalo Domínguez, cuando junto a su esposa María Angélica, ambos arqueólogos aficionados, buscaban fósiles de moluscos en una profunda quebrada cercana a la costa.

Las intensas lluvias que habían caído en el invierno de 1997 en la zona norte, incluyendo esa parte del desierto atacameño, abrieron pequeños surcos en las laderas de las quebradas, y en uno de ello quedó al descubierto una mínima parte del cráneo fosilizado.

El matrimonio excavó y descubrió completamente los restos, pero después de registrar el hallazgo volvió a cubrirlos para protegerlos de los temidos "huaqueros", que roban fósiles o piezas históricas para su tráfico en el mercado negro de la arqueología.

Volver a: Desierto de Atacama


Fuente Internet:

http://www.fundacionecomar.org/?Nivel=Pagina/aprende/znoticias

http://www.educar.org/ecologia/naturaleza/mamiferosmarinos/enpa%C3%ADseslatinos.asp

Materias