Escudo de Chile

El primer escudo también fue creado durante la Patria Vieja, junto con el primer emblema patrio.

Estaba representado por un óvalo en el cual se aprecian dos indígenas, un hombre y una mujer, de pie junto a una columna que sostiene el globo terráqueo; sobre ella se cruzan una lanza y una hoja de palma con una estrella encima.

Arriba llevaba una inscripción que decía: Post tenebras lux (traducido del latín significa "Después de las tinieblas, la luz"). En la parte inferior otro lema: Aut consilio aut ense ("O por consejo, o por la espada"), frase esta última que se asemeja mucho, por su significado, a la del actual escudo: "por la razón o la fuerza" .

El escudo nacional con los elementos actuales fue aprobado en 1834. Pero dada la poca precisión de los términos técnicos de la composición, se prestó a errores de interpretación en su confección, por lo que, después de un estudio completo sobre el modelo mismo, su diseño definitivo fue aprobado por decreto en el año 1920, agregándose a él la frase, Por la razón o la fuerza en homenaje al director supremo don Bernardo O'Higgins.

El escudo está formado por un campo dividido en dos esmaltes, azul y rojo, que en un comienzo aludía al antiguo territorio colonial de Chile y al territorio de Arauco; lleva una estrella de plata de cinco puntas en el centro, inspirada en la que nuestros indígenas ostentaban en sus pendones, según don José Ignacio Zenteno.

Tiene por timbre un plumaje tricolor azul turquí, blanco y rojo, símbolo de la autoridad suprema que originariamente usaba el presidente de la República en el sombrero. Esta descripción se completa en el Decreto N° 1.534, del Ministerio del Interior, de fecha 18 de octubre de 1967, que dice textualmente: tiene "por soportes, un huemul rampante a su derecha y un cóndor a su izquierda en la posición que fija ese modelo, coronado cada uno de estos animales con una corona naval de oro; y por base, un encaracolado cruzado por una cinta con el lema Por la razón o la fuerza, todo en conformidad al referido modelo".

Al margen de la descripción, y mirado desde el punto de vista del observador, resulta obvio que el huemul se encuentra a la izquierda y que el cóndor está a la derecha.

Recordemos que el huemul es un ciervo muy propio de Chile y que el cóndor es un ave rapaz representativa de las montañas andinas.

Ver, en Internet:

http://www.congreso.cl

Materias