Jorge Alessandri Rodríguez

Nació en Santiago el 19 de mayo de 1896, hijo del ex presidente Arturo Alessandri Palma y de doña Rosa Ester Rodríguez.

En 1919, se tituló de ingeniero civil en la Escuela de Ingeniería y, luego, fue profesor de ésta. Fue elegido diputado por Santiago en el periodo 1926–1930, y durante ese mismo tiempo participó en la Comisión de Vías y Obras Públicas.

Ocupó algunos cargos directivos como la presidencia de la Caja Hipotecaria y la de la Empresa Manufacturera de Papeles y Cartones de Puente Alto. El 2 de agosto de 1947 fue nombrado ministro de Hacienda durante el gobierno de Gabriel González Videla; en 1956 fue elegido  senador por Santiago.

AessandriJorge001
"A la vida pública se va a servir, y no a recibir honores ni mucho menos beneficios".

Para las elecciones presidenciales de 1958, los partidos Liberal y Conservador lo proclamaron candidato, siendo apoyado por algunos grupos del Partido Agrario Laborista, como ser el Partido Agrario Laborista Recuperacionista, los cuales no estaban conformes con el apoyo oficial del partido al candidato Eduardo Frei Montalva. También contó con el respaldo de una fracción del Partido Democrático, del Movimiento Nacional del Pueblo, Movimiento Republicano y los Comandos Populares, quienes formaron la combinación política llamada Alianza de Partidos y Fuerzas Populares, antagonista del Bloque de Saneamiento Democrático.

Gobierno (1958-1964)

El 4 de septiembre de 1958 se verificaron las elecciones, dando el triunfo a Jorge Alessandri, quien asumió el poder el 4 de noviembre del mismo año.

Venció por estrecho margen a su contendor, Salvador Allende Gossens , obteniendo 389.909 votos contra 356.493 de este último.

Durante un primer tiempo, en esta administración hubo, preferentemente, gabinetes formados por personas políticamente independientes. Más adelante se integraron a los ministerios los partidos Radical, Liberal y Conservador, prestando apoyo legislativo.

Sin embargo, y como siempre ha ocurrido en la lucha política, las exigencias y presiones de algunos sectores impidieron que llevara a cabo todos sus planes de gobierno.

AlessandriJorge002
Plan Habitacional de Alessandri.

En lo positivo, deben destacarse el impulso al Plan Habitacional, con la promulgación del DFL 2, y la política de estabilización de precios, sueldos y salarios que generó, en sus comienzos, gran influencia en la disminución del fenómeno inflacionista.

En 1962, se dictó la primera Ley de Reforma Agraria y en 1963, la Ley de Reforma Tributaria. Se cambió el tipo monetario: se convirtieron mil pesos a un escudo.

También hubo un importante desarrollo en obras públicas.

Durante su gobierno se creó la Empresa de Comercio Agrícola (ECA), fomentándose intensamente la pesca y sus industrias derivadas. Se erigieron las primeras plantas de producción de celulosa.

En 1960, se dictó la Ley de Reconstrucción a raíz del terremoto de mayo, que afectó a gran parte de la zona sur.

En política exterior, debió enfrentar difíciles conflictos limítrofes con Argentina, por la zona austral de Palena, y con Bolivia, por el uso de las aguas del río Lauca. En 1960, suscribió el Tratado de Montevideo y pasó a formar parte de la Asociación Latino­americana de Libre Comercio (ALALC).

Su gobierno formuló una política para la reducción de armamentos en América Latina, y otra tendiente a declarar al Continente Americano una zona desnuclearizada; establecieron relaciones diplomáticas con los nuevos estados independientes de África y Asia; y en cumplimiento de un acuerdo mayoritario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), rompió relaciones diplomáticas con el gobierno de Cuba, en 1964.

AlessandriJorge003
A don Jorge le tocó el terremoto de 1960.

Dentro de las actividades de su gobierno, Jorge Alessandri Rodríguez realizó una visita oficial a los Estados Unidos y a varios países de América Latina.

Terminó su periodo en 1964, entregándole el poder el 3 de noviembre de ese año al candidato triunfador en las elecciones, Eduardo Frei Montalva .

En 1974, fue nombrado presidente del Consejo de Estado.

Frases y discursos:

1.- "A la vida pública se va a servir, y no a recibir honores ni mucho menos beneficios".

2.- En 1963 una huelga de profesores, por motivos políticos partidistas más que laborales, termina de una manera insólita. Alessandri dijo, "que sigan en huelga no más, total no producen". El movimiento huelguista rápidamente se desarticuló y concluyó.

3.- Para su elección presidencial, habría dicho: "No admitiré ambiciosos a mi lado".

4.- En declaraciones como futuro Presidente de la República el senador Alessandri expresó que hará un Gobierno nacional popular y pedirá apoyo a todos los partidos políticos, sin perder en absoluto su independencia. Agregó:

-"Hasta aquí parece que las elecciones me han favorecido y no me sorprende porque responden a lo que había observado a través del país cuando visité fábricas. Pude darme cuenta que una gran proporción de obreros y empleados me apoyaban y es por eso que en la carta que envié a mi comando desde Antofagasta rechacé la marcha que se proponían organizar. Dije en aquella oportunidad que a esta clase de reuniones se traía a gente de distintos lugares y que sólo servían para perturbar el criterio de las personas. En mi campaña adopté la norma de dar a conocer mi pensamiento al mayor número de ciudadanos en grupos relativamente pequeños. Ilustré mi pensamiento en estas oportunidades con ejemplos que ellos comprendieron y esto es más útil que los grandes espectáculos destinados a impresionar a determinados grupos políticos y a los vacilantes".

5.- Ante una pregunta de un corresponsal extranjero, Jorge Alessandri dijo que mantendría relaciones amistosas con todos los países, como también trataría de tener un mayor intercambio comercial. Por otra parte, dijo que era gran partidario de la integración latinoamericana, pero agregó textualmente:

-"Soy partidario de la integración latinoamericana, pero es un grave error hacer que la opinión pública se forme la idea equivocada de que ello permitiría resolver la situación chilena, porque para que esa unión pueda prosperar es fundamental que comencemos a resolver nuestros propios problemas sobre la base de nuestro propio esfuerzo. Si nuestra producción no puede tener los costos y la calidad equivalentes al mercado mundial, no creo que por solidaridad continental se vayan a preferir nuestros productos a otros que se ofrecen en mejores condiciones.

Primero tenemos que producir y corregir nuestras propias deficiencias. Hay que trabajar más y mejor".

No tengo compromisos con nadie".

AlessandriJorge005
Estatua de Jorge Alessandri en la Plaza de la Constitución,  en Santiago.

6.- Ante una pregunta de un periodista sobre cuál sería su Gabinete de Gobierno, el candidato independiente perdió la calma y contestó muy enojado: "Eso es absurdo. Aún no lo he pensado porque nadie me ha pedido nada ni yo he ofrecido nada tampoco. Mantendré mi absoluta independencia y gobernaré de acuerdo a las capacidades. No quiero ambiciosos a mi lado y no los aceptaré por ningún motivo".

7.- El día 8 el mismo diario entregó el discurso que pronunció el candidato triunfante por cadena radial, del cual citamos:

"Aún cuando he sido injusta y cruelmente combatido en forma desconocida hasta ahora, no guardo resentimientos ni rencores para nadie. Espero del patriotismo y del buen criterio de los chilenos que demos por lealmente terminada esta contienda electoral. Solo un gobierno apolítico devolverá la confianza y el aprecio de la opinión pública. Estas fueron algunas de las frases sobresalientes del discurso pronunciado anoche por una cadena radial por Jorge Alessandri que obtuvo la primera mayoría en la elección presidencial".

Don Jorge empezó diciendo: "Me habéis conferido el más alto honor que un República puede otorgar a un ciudadano.

Os agradezco conmovido esta suprema expresión de vuestra confianza y aceptó en plenitud las graves responsabilidades y los grandes renunciamientos que entraña, pues comprendo que es con actitudes y con su propia vida como deberá el Mandatario elegido señalar el camino que el país impone seguir a sus hijos en esta etapa de su Historia.

Hago llegar mis agradecimientos a las fuerzas independientes y a todos los Partidos grandes y pequeños que libre y espontáneamente me han dispensado su generosos concurso, sin que por mi parte lo solicitara ni contrajese con ellos otro compromiso que el de consagrarme por entero solo al servicio de Chile y de su pueblo.

Deseo expresar también mi gratitud a los miembros del comando de mi candidatura, que con tanta ponderación, dedicación y tino, presidiera don Humberto del Río; a todos los que en él prestaron su colaboración en el ejercicio de funciones directivas o en el desempeño de cargos modestos; y en forma muy especial y afectuosa, al Secretario General de mi campaña, don Hugo Rosende, que con talento y abnegación inigualables ha sido el gran forjador de la victoria. Agradezco asimismo a los que con singular eficiencia prestaron su valioso concurso en las múltiples y pesadas tareas de la propaganda de mi postulación".

"Quiero, en fin que la expresión de mi más hondo reconocimiento llegue a todos los hombres y mujeres, que al través del país trabajaron en forma tan ejemplar, incansable y eficaz en esta trascendental campaña de redención nacional.

En esta hora suprema de mi vida —continuó expresando Alessandri— quiero ratificar en forma solemne los propósitos que con tenaz insistencia expresé durante todo el curso de la contienda eleccionaria, en el sentido de mantener desde el Gobierno que presidiré, la más resuelta y absoluta independencia respecto de hombres y partidos, el cual tendrá un carácter decidida y auténticamente nacional.

Chile ha derrotado a la demagogia y a la esterilidad de la acción política, dando así satisfacción a un anhelo largamente sentido por la opinión pública. Este y no otro es el significado de esta gran victoria".

La mediocridad servida por un verbalismo demagógico absolutamente estéril en el campo fructífero de la acción y de las realizaciones sociales deberá ceder el paso a la capacidad, la honradez y el mérito verdaderos y, de igual manera, los Partidos y la vida pública no servirán en adelante para conquistar ventajas personales que jamás habrían podido alcanzar con su propio esfuerzo. Quedará así terminada de una vez, este tipo de intervención en las actividades económicas".

Jorge Alessandri continuó diciendo: "Mi Gobierno estimulará por todos los medios posibles a los que crean y distribuyen la riqueza para promover una mayor capitalización que se traduzca en más trabajo y velará enérgicamente porque de ello derive el mejoramiento estable y verdadero del estándar de vida de los obreros y empleados, lo cual constituirá mi más decidida, constante y resuelta preocupación. Con igual finalidad alentará la venida de capitales extranjeros y el otorgamiento de créditos del mismo origen que resulten ventajosos para este objeto y para los intereses presentes y futuros del país, permitiendo a éste acelerar su desarrollo".

AlessandriJorge004

"Hago un cordial y patriótico llamado a todos los hombres y mujeres de este país y a todos los Partidos sin excepción para que, dejando de lado cuanto divida, nos unamos en el superior propósito de impulsar juntos el progreso de Chile y vencer las graves dificultades de la hora presente. He dicho y lo repito ahora, que no hay en estas involucradas cuestiones que atañan al orden doctrinario porque son principalmente problemas de índole técnica cuyas soluciones nada tienen que ver con aquellas".

"Sería insensato suponer que las agrupaciones partidistas se cegaran y no comprendiesen que el país está cansado de la esterilidad que muchas actuaciones políticas vienen poniendo en evidencia desde hace largo tiempo, como lo ha demostrado la anterior y la última contienda electoral".

"La vida democrática requiere de Partidos fuertes y prestigiosos ante sus conciudadanos. Solo un Gobierno apolítico, que les permita depurarse de los malos hábitos y al cual cooperaran con desinterés y patriotismo, les devolverá la confianza y el aprecio de la opinión pública".

"El pronunciamiento del país importa un mandato que estoy obligado a realizar. Para esto no basta mi voluntad de cumplir; es también mi obligación hacerlo cumplir, razón por la cual en ello no vacilaré jamás. Espero confiado del patriotismo de mis conciudadanos".

Materias