Ramón Barros Luco

Nació en Santiago en 1835, hijo de Ramón Luis Barros Fernández y de Dolores Luco Fernández de Leiva.

Falleció en 1919, cuatro años después de entregar el cargo de presidente.

En 1858 se graduó de abogado y entre 1870 y 1894 fue en varias oportunidades diputado por diversas circunscripciones del país. Además, en razón de su dilatada carrera política, ocupó diferentes carteras ministeriales bajo los distintos gobiernos de esos años.

BarrosLuco001
Ramón Barros Luco.

En 1891, era presidente de la Cámara de Diputados al suscribir el acta de deposición del presidente Balmaceda y el manifiesto dirigido al capitán Jorge Montt para sublevar la escuadra y proclamar la revolución en nombre del Congreso.

Junto al vicepresidente del Senado, Waldo Silva, se embarcó en Valparaíso el 7 de enero de 1891, en el blindado Blanco Encalada, como delegados del Congreso, y desde allí dirigieron la revolución. A partir del 1º de abril organizaron la Junta de Gobierno en Iquique.

Barros Luco participó en la Junta hasta el triunfo de la revolución. Luego de la suspensión de Balmaceda, reasumió su cargo en la Cámara de Diputados.

Entre los años 1891 a 1897 fue senador por Tarapacá.

En 1897, fue designado ministro plenipotenciario en Francia. A su regreso, y entre 1900 y 1906, fue senador por Linares.

BarrosLuco002
El Blanco Encalada, eje revolucionario.

Su periodo presidencial culminó en 1915.

Estuvo casado con Mercedes Valdés Cuevas, hija de Francisco de Borja Valdés Aldunate y de Alejandra Cuevas Avaria.

Gobierno (1910 – 1915)

Barros Luco asume la Presidencia de la República el 23 de septiembre de 1910, en el marco de las festividades de celebración del Centenario de la Independencia nacional. Su elección como Presidente de la República fue una transacción política en medio de la confusión política existente, al no lograr la convención de los partidos Liberal y Nacional la votación necesaria  para proclamar alguno de sus candidatos, el nacional Agustín Edwards Mac Clure y el liberal democrático Juan Luis Sanfuentes .

Se convino entonces en designar a Barros Luco, que tenía en esa época setenta y seis años de edad y cincuenta de vida política.

Durante su gobierno, hubo una rotativa ministerial permanente, producto del régimen parlamentario. Éste ya estaba totalmente desvirtuado ya que los partidos políticos y sus dirigentes estaban más preocupados de sus influencias que de las labores propias del gobierno.

BarrosLuco003
Ampliación molo sur puerto de San Antonio.

Un ejemplo de la situación política interna queda de manifiesto al señalar que el primer gabinete del gobierno, de filiación liberal doctrinario, presidido por Maximiliano Ibáñez, duró sólo dieciocho días.

Esta inestabilidad fue permanente durante los cinco años de su gobierno, siendo la rotativa ministerial el reflejo de las luchas partidistas entre liberales, nacionales y balmacedistas. Obviamente, la irregularidad de los ministerios impidió la realización de alguna obra gubernativa de envergadura.

Sin embargo, la administración de Barros Luco sí tuvo ciertos éxitos.

Entre ellos:

- mantener la neutralidad de Chile durante la Primera Guerra Mundial, declarada en 1914;

- la construcción de la Escuela de Ingeniería;

BarrosLuco004
Actual Biblioteca Nacional, en el lugar del ex convento de las monjas Claras.

- el puerto artificial de San Antonio;

- en 1912 la compra del monasterio de las monjas Claras para habilitar la Biblioteca Nacional;

- la fundación del Liceo José Victorino Lastarria, en Providencia, en el año 1913;

- la creación del servicio militar de aeronáutica y la Escuela de Pilotos.

Durante el periodo, las elecciones parlamentarias efectuadas en 1912 y 1915 fueron bastante agitadas y, destacadas, sobretodo, porque la práctica del cohecho fue la tónica y se ejerció en forma descontrolada.

Materias