Presión sanguínea

x
Moderno medidor de presión sanguínea.

Lamada también Presión sanguínea diastólica; Presión sanguínea sistólica; Presión arterial, o Tensión arterial, es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo.

La presión sanguínea constituye uno de los principales signos vitales y está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias.

La presión de la sangre disminuye a medida que la sangre se mueve a través de arterias, arteriolas, vasos capilares y venas.

El término presión sanguínea generalmente se refiere a la presión arterial, es decir, a la presión en las arterias más grandes, las arterias que forman los vasos sanguíneos que toman la sangre que sale desde el corazón.

Conceptualmente, hay dos componentes o medidas de presión arterial que son:

Presión arterial sistólica

Corresponde al valor máximo de la tensión arterial en sístole (cuando el corazón se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos.

Presión arterial diastólica

Corresponde al valor mínimo de la tensión arterial cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Depende fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

x
Correcto uso de un esfigmomanómetro digital.

Comúnmente, la presión arterial es medida por medio de un esfigmomanómetro, que usa la altura de una columna de mercurio para reflejar la presión de circulación, por ello las lecturas de presión arterial o sanguínea se miden en milímetros de mercurio (mmHg) y usualmente se dan en dos números: por ejemplo, 120 sobre 75 (escrito como 120/75).

El número superior es la lectura de la presión arterial sistólica y representa la presión máxima ejercida cuando el corazón se contrae.

El número inferior es la lectura de la presión arterial diastólica y representa la presión en las arterias cuando el corazón se encuentra en reposo.

Estas medidas de presión sanguínea tienen grandes variaciones de un individuo a otro ya que no son estáticas, experimentan variaciones naturales entre un latido del corazón a otro y a través del día; también cambian en respuesta al estrés, por factores alimenticios, por medicamentos, o por enfermedades.

La presión de pulso es la diferencia entre la presión sistólica y la diastólica.

Trastornos de la presión arterial

Hipertensión arterial: es el aumento de la presión arterial, ya sea de la sistólica o de la diastólica. La hipertensión, junto con la hipercolesterolemia y el tabaquismo, es uno de los tres factores de riesgo cardiovascular más importante y modificable. Es una enfermedad silente, en sus primeros estados.

Hipotensión arterial: es el descenso de la presión arterial por debajo de los límites normales.

Junto con la temperatura del cuerpo, la presión sanguínea es el parámetro fisiológico más comúnmente medido.

Función de las válvulas del corazón

La referencia a la presión sistólica y diastólica da pie para explicar la apertura y cierre de las válvulas del corazón, así como las entradas y salidas de sangre, como el resultado lógico de los cambios de presión que se producen en cada momento de la sístole y la diástole.

x

Las válvulas que controlan el flujo de la sangre por el corazón son cuatro:

La válvula tricúspide controla el flujo sanguíneo entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

La válvula pulmonar controla el flujo sanguíneo desde el ventrículo derecho hacia las arterias pulmonares, las cuales transportan la sangre a los pulmones para oxigenarla.

La válvula mitral o bicúspide permite que la sangre rica en oxígeno proveniente de los pulmones pase de la aurícula izquierda al ventrículo izquierdo.

La válvula aórtica permite que la sangre rica en oxígeno pase desde el ventrículo izquierdo hacia la aorta, la arteria más grande del cuerpo, la cual transporta la sangre al resto del organismo.

x


 Cabe hacer notar que durante la expulsión de la sangre hacia las arterias, en la fase de sístole, las válvulas tricúspide y mitral o bicúspide deben permanecer cerradas para que la sangre no se devuelva al lecho venoso y para mantener la presión sanguínea hasta el máximo.

Luego, en la fase de diástole, estas vávulas se abrirán para la entrada de un nuevo flujo de sangre, cerrándose las válvulas pulmonar y aórtica.

Ver: PSU: Biología; Pregunta 12_2006


Fuentes Internet:

http://www.pacientesonline.com.ar/medicina/informes_especiales/aparato_circulatorio/valvulas.php

 http://www.clinicadam.com/salud/5/003398.html

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540