Complementos en la oración

 

Tanto el sujeto como el predicado pueden ir acompañados de una o más palabras que completen su sentido y que, precisamente, por esa función que realizan se llaman complementos.

Complementos del sujeto

El sujeto puede tener por complemento todas las palabras que se le unan, con preposición o sin ella, para aclarar o completar su significado.

Ejemplos:

Este hombre 

trabaja.

Este hombre viejo

trabaja.

Este hombre viejo y enfermo

trabaja. 

Felipe II, Rey de España, 

construyó el Escorial

(Ver Determinantes (o complementos) del núcleo del sujeto)

Existen también complementos de los complementos, es decir, sintagmas que no modifican directamente al núcleo del sujeto ni del predicado, sino que su dependencia sintáctica no va más allá de la unidad sintagma. Tradicionalmente se ha llamado complemento del adjetivo, del pronombre o del adverbio (Lejos de su casa).

En tercer lugar a todos los elementos que hay en el predicado, a excepción del verbo, los llamamos complementos. Acompañan a verbos que por si solos no son capaces de expresar del sujeto todo lo que queremos, es decir, son verbos de predicación completa. Sólo algunos verbos exigen siempre complemento (me dijo...), la mayoría de ellos pueden llevarlo o no llevarlos (hemos comido arroz // hemos comido).

Complementos del predicado

Para reconocer los distintos complementos utilizaremos cuatro criterios:

a) Comprobar si el sintagma de que se trata cambia de función al pasar de activa a pasiva o viceversa.

b) Intentar cambiar todo el sintagma por un pronombre.

c) Verificar si esta relacionado con unos o dos núcleos.

d) Confirmar si la supuesta función puede ser desempeñada por este tipo de sintagmas.

Clasificación.

Podemos dividir los complementos del predicado en cuatro grupos:

Complementos objeto

a) Complemento directo:

 El complemento directo es el indicador de que una oración es transitiva. Su presencia es necesaria en determinados predicados que tienen una gran extensión semántica y necesitan ser delimitados. Puede construirse con la preposición "a" o sin ella. La presencia de la preposición, normalmente indica que el complemento es de persona.

He visto a tu padre

He visto tu coche

Las oraciones pasivas son simples transformaciones de las transitivas. El complemento directo pasa a ser sujeto paciente si la oración transitiva se convierte en pasiva.

El atleta ganó la competición  //  La competición fue ganada por el atleta.

Pero el criterio más preciso para reconocer el complemento directo consiste en sustituir el sintagma entero por los pronombre átonos lo, la, los, las.

Estudié la lección ( la estudié ).

Saludé a tu padre ( lo saludé ).

b) Complemento indirecto:

Indica el receptor (destinatario del daño o provecho), que expresa el verbo y el complemento directo conjuntamente, en el caso de las oraciones transitivas.

Leí un cuento a mi sobrino

O sólo del verbo en las oraciones intransitivas.

Escribí a mi novia

Se puede  reconocer sustituyendo el sintagma en cuestión por le, les.

Hice un dibujo para mi tía (le hice un dibujo).

c) Suplemento:

Es incompatible con el complemento directo y acompañan verbos que van, necesariamente, seguidos de una determinada preposición (hablar de, tratar sobre, pensar en, etc...).

Pueden llevar cualquier preposición y no es posible pronominarlo.

Hay quien los confunde con los circunstanciales de materia, hay que tener en cuenta que éstos sí son compatibles con el complemento directo.

Hace figuras con migas de pan (materia)

Piensa en mí cuando sufras  (suplemento)

Complementos predicativos

El  complemento predicativo es el único elemento del predicado que está relacionado con el verbo y con un nombre, que puede ser el sujeto o el complemento directo.

Podemos encontrar dos clases de complementos predicativos:

a) Los que van en oraciones de predicado nominal y a los que ya nos hemos referido con el nombre de atributo y pueden sustituirse por un pronombre "lo" neutro.

El mar está revuelto (lo está)

La mar esta revuelta (lo está)

b) Los propiamente llamados complementos predicativos, que van en oraciones de predicado verbal relacionados además de con el verbo, con el sujeto (subjetivos).

Andrés ha sido nombrado cónsul

Nosotros contemplamos horrorizados el accidente

O con el complemento directo: (objetivo).

Tiene una pierna rota

Lo cogieron dormido

 

Complementos circunstanciales

Los complementos circunstanciales pueden figurar solos o acompañados de otros complementos en cualquier tipo de predicados.

Las circunstancias que pueden expresar son muy variadas, y  tradicionalmente se las conoce por: de tiempo, lugar, modo, instrumento, causa, compañía, cantidad y finalidad.

 Las estudiaremos una a una...

Temporales: nos indican el tiempo en el que se verifica la acción del verbo. Responde a la pregunta ¿Cuándo?.

Juan saldrá a las cinco

Lugar: son aquellos complementos que nos indican el lugar donde se realiza la acción del verbo. Responde cuando le preguntamos al verbo ¿Dónde?.

Pedro está en casa

Modo: nos muestra el modo o la manera con la que el verbo realiza la acción. Responde a ¿Cómo?.

El asesino mató a su vecina por sorpresa

Instrumentos: nos indica la herramienta que utiliza el sujeto para realizar la acción.

Andrés abrió la caja con sus propias manos

Causa: expresan el motivo por el cual se realiza la acción.

El personaje murió por amor

Compañía: este complemento nos indica quién acompaña al sujeto que realiza la acción.

Juan compra con su madre

 Cantidad: atiende a la intensidad con la que se realiza la acción.

Mi hijo llora mucho

Finalidad: expresa la finalidad de la acción del verbo, se suele preguntar ¿para qué?.

(Él) estudia para aprobar

Complemento agente.

Este complemento sólo puede aparecer en oraciones pasivas y representa al sujeto de la activa correspondiente. Puede ir precedido por las proposiciones "por" o "de", esta última en casos excepcionales.

El ladrón fue capturado por el policía

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540