Riquezas de la Cordillera de los Andes

 

Andes_Riquezas002
Un macizo rico en minerales.

Riqueza mineral

La cordillera de los Andes en casi toda su extensión tiene minerales de cuantioso valor. Esta gran riqueza mineral consiste en yacimientos de oro, cobre, plata, estaño, hierro, zinc y plomo. El volcanismo y la acción de las aguas subterráneas que se infiltran en el subsuelo, explican la presencia de tan alta concentración de recursos minerales.

Las características morfológicas de la Cordillera de los Andes permiten distinguir tres grandes tramos en ella: los Andes Septentrionales, los Andes Centrales y los Andes Meridionales.

Los Andes Septentrionales: se encuentran en los territorios de Venezuela, Colombia y Ecuador, y se caracterizan por la presencia de fallas que los dividen en varias ramas.

La Cordillera de Mérida, que corre paralela a la costa Norte de Venezuela, se originó por la subducción de la placa del Caribe bajo la placa Sudamericana. Esta Cordillera, en conjunto con la Cordillera de Perijá, rodea la cuenca del lago Maracaibo, donde se encuentran importantes yacimientos de petróleo

Los Andes Centrales: Comprenden desde Perú, Bolivia y el Norte de Chile y Argentina, se caracterizan por poseer grandes altiplanicies.

Andes_Riquezas004
Santiago, a los pies de los faldeos cordilleranos.

En esta zona los Andes se ensanchan hasta 500 o 600 Km  Otra bifurcación de los Andes a la altura de Bolivia, en las llamadas Cordillera Real y Cordillera Occidental, dejó entre sí una cuenca que posteriormente fue rellenada por lavas volcánicas y materiales arrastrados por la erosión De este modo se crearon, mesetas altas que se encuentran entre los 3.700 m y 400 m de altitud, las que toman el nombre de altiplano o puna, constituyendo la zona de mayor ancho de la Cordillera de los Andes.

En el altiplano existen grandes salares, desde donde se extraen recursos como el yeso y otras sales ricas en calcio Las mesetas rodeadas de montañas del altiplano forman cuencas cuyas aguas no tenían salida al exterior; por esta razón, las aguas superficiales y subterráneas, ricas en sales provenientes de los cerros volcánicos, se acumularon creando lagos que, al evaporarse, dejaron una costra de sales, dando origen a salares como el de Uyuni, en Bolivia, que corresponde al lago desecado más grande del mundo (10.000 Km), Otros lagos, como el Titicaca, el Poopó y el Chungará, aún subsisten en el altiplano.

Los Andes Meridionales de Chile y Argentina se caracterizan por un intenso volcanismo y por la existencia de valles de origen glaciar. Constituyen una unidad continua y angosta, por la cual los ríos fluyen perpendiculares a la cordillera en dirección al mar. Al Sur del río Aconcagua, la presencia de glaciares se manifiesta en los característicos valles en forma de U.

Andes_Riquezas006
Reservas hídricas protegidas por la montaña.

Las máximas alturas de los Andes se encuentran en los volcanes Aconcagua (7.021 m) y Ojos del Salado (6.885 m.) En la zona Norte, la placa de Nazca penetra más al Este bajo la placa Sudamericana, por lo que la altura de la cordillera y la depresión intermedia de Chile van disminuyendo hacia el Sur.

Al Sur del seno de Reloncaví, la cordillera disminuye en altura y toma el nombre de Cordillera Patagónica. En estas latitudes el mar penetra en sus valles, dando lugar a una costa de fiordos.

La mayor riqueza del subsuelo patagónico son yacimientos de metales preciosos, petróleo, gas natural y carbón. Ya a fines del siglo XIX tuvo lugar en la Patagonia y Tierra del Fuego una verdadera "fiebre del oro" que sin embargo no enriqueció a los buscadores, sino a quienes les proporcionaron alojamiento y comida.

En los Andes Patagónicos los yacimientos de minerales metálicos son escasos y de bajo contenido en comparación a los famosos minerales de los Andes Centrales. Una experiencia destacada es la explotación de oro y plata iniciada a fines del siglo recién pasado en los alrededores de Chile Chico. Otras experiencias son pequeñas minas explotadas en la Región de Aysén con yacimientos de oro, plata, plomo, zinc y molibdeno.

En la cuenca del lago O'Higgins-San Martín se han explotado solo yacimientos de carbón en el nacimiento del río Mayer y zona del lago San Martín. Se cree que bajo los hielos hay riquezas minerales fabulosas, pero no existen certezas al respecto.

Riqueza biológica

Andes_Riquezas008
Glaciar junto al canal Beagle.

La cordillera de los Andes, en toda su extensión, es considerada una gran “Ecorregión” con distintos ecosistemas que varían según su latitud.

En efecto, la Cordillera de los Andes cubre en Sudamérica una superficie 1.542.644 kilómetros cuadrados en lo que se concentra la mayor biodiversidad del planeta.

Esta enorme superficie, con sus diversas condiciones ambientales y de microclimas, trasforma este gran ecosistema de montaña en una fuente de gran riqueza biológica: genética, ecosistémica y de especies.

Los millones de años de evolución de la cordillera de los Andes son los responsables de tanta riqueza natural, pero no debemos olvidar que las culturas humanas se adaptaron al entorno local descubriendo, usando y modificando recursos biológicos locales.

Muchos sectores de la cordillera que ahora permanecen sin presencia humana, fueron habitados por importantes culturas precolombinas, quienes cultivaron plantas en terrenos inviables, recolectaron distintos recursos y hasta domesticaron fauna silvestre para su beneficio.

Ver: Agricultura andina prehispánica

Por ejemplo, los Andes tropicales, porción de la cordillera que comprende los Andes Centrales, en Bolivia y Perú, y los Andes del Norte, en Ecuador, Colombia y Venezuela, fueron llamados por el ecólogo británico Norman Myers "epicentro mundial de la biodiversidad".

Andes_Riquezas010
Parque Nacional Conguillío, en la zona centro sur de Chile.

Albergan unas 45 mil plantas, 20 mil de ellas endémicas, y 3.400 animales vertebrados, más de 1.500 de ellos endémicos, en sólo el uno por ciento de la superficie terrestre, según datos de la ONG Conservación Internacional.

Esa riqueza "se distribuye en 133 ecosistemas en áreas a más de 500 metros de altitud, y de los cuales 77 están presentes en Perú, 69 en Bolivia, 31 en Ecuador, 22 en Colombia y 21 en Venezuela",  según el ecólogo venezolano Eulogio Chacón-Moreno.

De los 133 ecosistemas identificados, el más extenso es el Pajonal Altoandino de la Puna Húmeda (Perú y Bolivia) con 9.676.971 hectáreas, de las que apenas 6,8 por ciento están en zonas protegidas.

Actualmente, la presencia de grandes reservas de agua dulce del planeta, como las que existen en la cordillera de los Andes, transforman a los ecosistemas de montaña en uno de los más importantes del mundo.

En ellos y gracias a las condiciones climáticas, se conservan muchos glaciares que surten de agua a importantes valles en el mundo entero y que permiten y facilitan entre otras cosas el establecimiento de asentamientos humanos y el desarrollo de importantes actividades productivas como la agricultura, la minería, el turismo y la generación de energía a través de centrales hidroeléctricas.

Fuentes Internet:

http://www.mediateca.cl/900/geografia/climas%20america/americadelsur.htm

http://www.lanacion.cl/prontus_noticias_v2/site/artic/20090809/pags/20090809221838.html

http://educacionambiental.conaf.cl/?seccion_id=00552d6216b96918684f52cffe31a1b5&unidad=7

http://www.villaohiggins.com/geo/Geolog%EDa.htm#3

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl - Registro N° 188.540