Origen o invención de la escritura

x
Dibujos encontrados en las cuevas de Lascaux, al sur de Francia.

Diversos grabados encontrados en cavernas nos indican que el hombre primitivo sabía dibujar, copiar la naturaleza. Pero no sabía escribir; es decir, representar el lenguaje por medio de signos.

Por esta limitación, es muy poco lo que conocemos de sus creencias y de su modo de pensar. Pero, con  el tiempo, el hombre superó esta barrera e inventó la escritura, y así pudimos tener una idea acerca del carácter de tal o cual soberano egipcio, muerto hace treinta o cuarenta siglos. Solo fue necesario leer los textos referido a él.

Sin lugar a dudas, la escritura es una de las grandes conquistas de la humanidad, y los textos más antiguos que han llegado hasta nosotros constituyen el punto de partida de los tiempos históricos.

Primeros atisbos de escritura: los dibujos

Los testimonsio más antiguos de lenguaje escrito los encontramos en las tabletas de piedra sumerias, encontradas en la Baja Mesopotamia y que datan del año 3.500 antes de nuestra era;  se trata de documentos de carácter administrativo y contable referentes a los impuestos que se había de pagar al templo.

Aunque es probable que ya antes hubiera formas primitivas de escritura, es indudable que la escritura sumeria tuvo su origen en las exigencias propias de la economía y administración públicas.

x
Tabletas sumerias.

Con el aumento de la productividad del país, como resultado de los sistemas de canalización y de irrigación inspirados por el Estado, el exceso de la producción agrícola acumulada tuvo que conservarse en los depósitos y silos de las ciudades, lo que exigió llevar una contabilidad de los productos que ingresaban en la ciudad, así como los manufacturados que salían para el campo.

Ver: PSU: Historia y Ciencias Sociales; Pregunta 54

Estas primeras inscripciones sumerias corresponden a dibujos más o menos esquemáticos de los objetos a los que designaban.  Esta primera forma de escritura se llama pictográfica.  La escritura ideográfica,en la que cada signo o grupo de signos expresa una idea, está muy próxima a la anterior, hasta el punto de que no se suele hacer distinción entre ellas.

La escritura pictográfica es ―al menos en un principio― fácil de interpretar, sobre todo cuando los signos se parecen a los objetos designados: un barco, un sol, una espiga, un pez. Este tipo de escritura ha sido empleado por numerosos pueblos primitivos hasta hace poco; entre otros por los esquimales y por los  indios de América del Norte.

x
Otra tablilla sumeria.

Con el tiempo, los escribas sumerios comenzaron a registrar no sólo ideas, sino también sonidos. Combinaron signos y formaron palabras; se parecía a los jeroglíficos de los pasatiempos en los periódicos actuales. Por ejemplo el signo de "sol” y el signo de "dado" forman la palabra  "soldado'. Fue un avancesignificativo y decisivo pues luego apareció la escritura fonética.

Parece ser que la necesidad de escribir más aprisa condujo a los escribas sumerios a adoptar los signos cuneiformes (en forma de cuñas). Se imprimían con una caña cortada a bisel, en tabletas de arcilla cruda que después se cocían.

La escritura cuneiforme es más esquemática que la escritura ideográfica primitiva. A partir del milenio III antes de Cristo la escritura sumeria se extendió entre diversos pueblos mesopotámicos (acadios, babilonios, asirios), pero siempre conservó su doble carácter pictográfico y fonético.

También la escritura de los antiguos egipcios adquirió este doble carácter. Apareció poco después de la escritura sumeria: hace unos 5.000 años.  Sus signos se llaman jeroglíficos(de las palabras griegas hieros, "sagrado", y glyphein, "grabar") y eran considerados por los egipcios como la palabra misma de los dioses.

Champollion y la piedra de Roseta
x
Champollion.

El francés Jean-François Champollion (1790-1832) fue uno de los más insignes egiptólogos (especialista en el Egipto antiguo). Él se consagró desde muy joven al estudio de las lenguas antiguas (latín, hebreo, griego y después coto, persa árabe, sirio arameo...) antes de interesarse por esta civilización. Él resolvió el secreto de los jeroglíficos.

Los jeroglíficos egipcios tenían un aspecto muy decorativo y fueron más evocadores que los caracteres chinos y que los signos cuneiformes sumerios.

Sin embargo, al poder representar tanto una idea como un sonido, fueron muy difíciles  de interpretar: ello explica que se tardase tanto tiempo en descubrir la clave de la escritura egipcia.

En 1799, un miembro de la expedición napoleónica descubrío en Rosetta, cerca de Alejandría, una losa de basalto con tres inscripciones que se remontaban al año -196.  Una inscripción estaba grabada en escritura jeroglífica; otra, en demótico (otro sistema de escritura egipcio), y la tercera en griego (idioma que Champollion conocía).

              Como la inscripción griega sugiere que se trata de un mismo texto redactado en tres idiomas distintos (un texto en honor del faraón Ptolomeo V), se pensó que la piedra de Rosetta podía conducir al desciframiento de los jeroglíficos, que hasta entonces eran un auténtico enigma.  Se sacaron copias de las inscripciones y se enviaron a Francia, donde Champollion se entregó a su estudio desde 1808.

x
Las claves para interpretar el jeroglífico egipcio.

Con la ayuda del texto griego, descubrió los jeroglíficos que formaban el nombre del faraón: Ptolmys. Más tarde logró determinar, en un obelisco descubierto en Filé en 1815, los signos que formaban la palabra Cleopatra. 

Y, a partir de los signos comunes de estos dos nombres (P, 0 y L), consiguió establecer las equivalencias de los demás.  Había sido develado el secreto de los jeroglíficos y, con él, el de toda una civilización.

Hacia el alfabeto

Hace más de tres mil años, los fenicios, un pueblo de marineros y comerciantes que vivían en lo que hoy es el Líbano, tenían ya un alfabeto. Constaba de sólo veintidós signos consonánticos, con lo cual la escritura se simplificaba enormemente.  Eran signos de valor puramente fonético.  Permitían escribir ya cualquier palabra.

x
Los fenicios difundieron el alfabeto por todo el Mediterráneo.

Los fenicios difundieron el alfabeto por todo el Mediterráneo y lo adoptaron muchos pueblos.

Por ejemplo, los griegos, que le añadieron los signos vocá1icos. Los etruscos lo legaron, modificado, a los romanos, y éstos lo propagaron entre los pueblos de su imperio.

Tras una larga evolución, el alfabeto latino ha llegado hasta nosotros; el alfabeto griego dio origen al cirílico, utilizado aún hoy por los eslavos, entre ellos los rusos.

Legado de Roma: el Latín

El latín era la lengua oficial del gobierno y la administración romana. Se extendió por todo el Imperio.

Durante la Edad Media fue la lengua oficial de los estados occidentales. Se convirtió en el idioma oficial de la Iglesia Católica y se mantuvo como la lengua culta hasta el siglo VIII.  Idiomas como castellano, portugués, italiano y rumano, derivan de él.

x
Un monje copista.

La lengua castellana se fue diferenciando a medida que España creció política y militarmente, y asimiló elementos de otros dialectos, especialmente del mundo árabe. Actualmente, conserva muchas semejanzas con el latín en sus aspectos básicos, pero, contiene profundas diferencias.

Aporte de los monasterios

En los conventos se conservaron las tradiciones de pureza, honradez y elevación moral del mundo clásico.

Un puñado de monjes copistas, llamados así porque copiaban los textos, se dedicaba a estudiarlo y transcribirlos; lo hacían en los antiguos manuscritos de hermosa caligrafía, adornados con maravillosas policromías en miniatura y quer guardaban en sus bibliotecas.

 

Ver, en Internet;  Precursores de la escritura:

http://www.proel.org/index.php?pagina=alfabetos/protosum

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nº 188.540