VII región del Maule

Mapa político VII R
(Ampliar imagen)

 

Ubicada a 250 kilómetros al sur de Santiago, la VII región cuenta con una superficie de 30.535 Km2 . (Ver VII región del Maule en cifras).

Relieve

La séptima región presenta las cuatro unidades de relieve características de la mayor parte del país: Cordillera de los Andes, Depresión Intermedia; Cordillera de la Costa y Planicies Litorales.

La Cordillera de los Andes se caracteriza por un volcanismo que genera alturas promedio que no sobrepasan los 4.000 metros sobre el nivel del mar (msnm), a excepción del volcán Peteroa (4.090 metros), siguiendole en importancia el Descabezado Grande con 3.830 metros. La actividad volcánica y la acción glaciar han generado lagunas cordilleranas como la laguna de Teno a los pies del volcán El Planchón de 3.991 m, la laguna del Maule a 3.000 msnm, y las lagunas Invernada y Dial.

Entre la precordillera y la Cordillera de la Costa se presenta el Valle Longitudinal, alcanzando un ancho de 40 km frente a Linares con un largo de 170 km. Presenta un relieve plano solo interrumpido por los numerosos ríos que lo atraviesan en sentido Este-Oeste; sin embargo, hacia la parte central y sur de la región aparece, entre la depresión intermedia y la Cordillera de los Andes, un relieve precordillerano de alturas de entre 400 y 1.000 msnm, que le quita limpieza a la depresión intermedia y que se conoce con el nombre de "La Montaña".

La Cordillera de la Costa se presenta baja (entre 300 y 700 m) con colinas suaves que originan cuencas y valles. Está dividida en dos cordones, especialmente entre los ríos Maule e Itata (VII región), donde da origen a las cuencas de Cauquenes (al sur de la región) y Quirihue, las cuales presentan especiales condiciones microclimáticas. Las principales alturas no sobrepasan los 900 msnm, como el cerro Guacho de 819 m.

Las Planicies Litorales tienen un amplio desarrollo con terrazas que alcanzan los 200 m. con un ancho aproximado de 5 km e interrumpida por ríos que desembocan en el mar. Las playas se presentan extensas como es el caso de Constitución. La presencia de dunas se da especialmente en Putú, Chanco y Curanipe, que alternan la costa. (Ver Relieve e imágenes)

Clima

La VII región conforma una zona vinícola muy importante en el país. Las viñas de esta zona han configurado la llamada Ruta del Vino, entre San Javier y Villa Alegre.

El clima de la región varía según la proximidad o alejamiento del mar, y en relación con la altitud: de tipo mediterráneo, con temperaturas suaves (13-15º C de promedio anual) y precipitaciones escasas e irregulares, es el clima característico de la costa, que adquiere matices continentales en la depresión Intermedia.

Laguna Dial
(ampliar imagen)

En la costa predomina el clima templado mediterráneo costero, con temperaturas moderadas todo el año. En el Valle Longitudinal se da un clima templado mediterráneo cálido que cambia a un clima templado mediterráneo de altura en la Precordillera hasta aproximadamente los 2.000 metros, presentando un descenso en temperaturas y aumento de precipitaciones.

La condición que caracteriza al clima templado de tipo mediterráneo, con diferencias en sentido Norte-Sur, es una estación seca de seis meses en el Norte, a cuatro meses en el Sur. La temperatura media es de 19° C y con extremas de 30° C, durante el período de verano; en cambio en invierno las temperaturas mínimas medias son de 7° C.

Como vemos, las amplitudes térmicas son notables (por ejemplo, Linares tiene una temperatura media de 6º C en julio y de 22º C en enero).

Por último, en las laderas andinas el clima es frío y muy húmedo (en la laguna de Maule se superan los 2.000 mm anuales). La vegetación se corresponde con las distintas variedades climáticas, aunque la intervención del hombre ha llevado a talar importantes extensiones de bosque y matorral para dedicarlas a la agricultura. El río Maule, que da nombre a la región, es el más destacado curso fluvial de la zona central, y su elevado caudal permite que sea remontado por barcas y lanchas. El río Claro es su principal afluente..

Hidrografía

La región del Maule cuenta con dos sistemas hidrográficos: el río Mataquito al Norte y el río Maule en el Centro.

El río Mataquito es de régimen mixto y sus afluentes son el Teno y el Lontué. Tiene una hoya hidrográfica de 6.200 km2 de superficie y el caudal medio es de 153 m3/seg y desemboca en el mar al sur de la laguna de Vichuquén. Sus aguas son utilizadas para el regadío de cultivos en el valle, abarcando una superficie de regadío de 100.000 hectáreas.

El río Maule es uno de los más importantes en el país, su hoya hidrográfica abarca una superficie de 20.300 km2 y posee un caudal medio de 467 m3/seg. Nace en la cordillera de los Andes y tiene como tributarios en su curso superior a los ríos Puelche, Los Cipreses, Claro y Melado; en el Valle Longitudinal tiene como afluente el río Loncomilla para finalmente desembocar en el mar, en Constitución, con un ancho de 200 m.

Río Piduco (Talca)
(ampliar imagen)

Las aguas del Maule son utilizadas para el riego de los terrenos agrícolas pero su importancia mayor está dada en su aprovechamiento para la producción de energía hidroeléctrica en la central Cipreses de 101.400 kw de potencia, y la central Isla de 68.000 kw de potencia.

Además, hay que destacar el embalse Colbún, cuya central hidroeléctrica de Colbún-Machicura tiene una potencia instalada de 500.000 kw, la cual aumenta significativamente la superficie de riego en la región.

Economía

La principal actividad económica de la Región del Maule es la agricultura, que a su vez genera una notable actividad agroindustrial. Son también destacables los sectores minero y pesquero.(Ver Economía VII región)

Agricultura y ganadería

La actividad silvoagropecuaria de la región está fuertemente marcada por el régimen de transición del clima mediterráneo al oceánico. Así, la ganadería bovina se beneficia de la abundancia de las praderas naturales, y la masa forestal, plantada y natural, comienza a ser muy extensa.

En la actividad agrícola propiamente dicha, desde la década de 1990 ha experimentado una reducción continuada de las siembras anuales, excepto en el caso del trigo. La maravilla registra un descenso muy marcado; en cambio, se ha producido un fuerte aumento de los frutales.

Vendimia en San Javier.
(ampliar imagen)

Desde comienzos de la década de 1990 la región concentra gran parte de la producción de manzanas, de cerezos, de perales y de kiwis del país. También se hizo notoria la producción vitivinícola, concentrando más de la tercera parte de las vides del país.

En el rubro de la ganadería, los bovinos superaban las 300.000 cabezas, cifra inferior a la de las regiones meridionales, pero ampliamente superior a las de las restantes del Núcleo Central.

Flora

En esta región comienzan a disminuir los bosques esclerófilos (típicos de la V región, Región Metropolitana y VI región). En cambio, aumentan el hualo y el roble.

En la costa abundan los matorrales como chagual, litre, brecillo, puyas y dicas. El interior, en tanto, posee una vegetación de matorrales y pastos.

Recursos forestales

En cuanto a la actividad forestal, hay que citar la superficie de bosque plantado con pino radiata: 297.000 hectáreas.  Otras 325.000 corresponden al bosque nativo.

Las especies nativas principales son: Ciprés de la Cordillera, Mañios de Hojas Largas, Llenque, ñirre, roble, raulí, coigüe, radal, ciruelillo, lingue, maitén, boldo, maqui, peumo, temu, arrayán, laurel, tineo, belloto, quillay, roble maulino, patagua, y se da una especie propia del lugar: el ruil. El uso principal de estos árboles es la producción de madera y la protección del suelo.

Fauna

Es abundante y se concentra principalmente en la precordillera, en los suelos agrícolas y en la laguna de Torca, santuario natural, ubicado en la costa de Curicó.

Entre los animales se encuentran: coruros, chillas, lobo de mar, pudú, puma, zorro culpeo, conejo, liebre, vizcacha, degus y coipo.

Entre las aves más comunes están: codorniz, pato, choroy, cachaña, perdiz, tórtola, cisne de cuello negro, cóndor, carpintero negro, cuervo de pantano, pigüinos, tiuques, garzas, turcas, loicas, pequenes, halcones, chincoles, jilgeros, diucas y chililus. En la zona de montaña también es posible encontrar lechuzas, águilas y guanacos. Los cisnes y los cuervos se encuentran en la laguna de Torca.(Ver Flora y fauna VII región)

Etiquetado del vino (ampliar imagen)

Recursos marinos

La cantidad de especies marinas en la región es muy numerosa y abundante, destacan las siguientes:

Especies pelágicas: Bonito, Sardina Española, Anchoveta, Jurel, Caballa, Sardina Común.

Especies demersales: Congrio Colorado, Congrio Negro, Congrio Dorado, Merluza de Cola, Merluza común.

Crustáceos: Langostino Amarillo, Langostino Colorado, Jaiba de Chiloé, Camaron Nylon.

Moluscos: Chorito, Loco, Almeja, Almeja Taca, Macha.

Minería en descenso

La región del Maule tuvo un pasado minero con variada actividad extractiva, pero ésta ha quedado limitada a unos pocos lugares. En las provincias de Talca y Linares existen yacimientos de hierro de baja ley.  Minas de cuarzo hay en la costa, y arcillas, en el sector de Constitución, Cauquenes y Maule.

La agroindustria

La principal actividad industrial se vincula a la agricultura (vinos, alimentos, tabacos, procesamiento de remolacha, arroz, trigo y aceite) y a la explotación forestal.

La mayor concentración de la industria agroalimentarla se produce en torno a Talca, la capital regional, donde existen también algunas plantas menores de fabricación de fósforos, calzado y cuero.  En la actividad industrial derivada de la explotación forestal destaca la fábrica de pulpa de madera de la empresa Celco, en Constitución, una de las mayores plantas industriales de la región.  En Constitución también se fabrican cajas de embalaje para la exportación de frutas.  En Talca y Copihue hay fábricas de fósforos que utilizan las plantaciones de álamos.

El turismo

Las siete tazas
(ampliar imagen)

La región dispone de notables atractivos turísticos, y aún queda mucho espacio para desarrollar esta industria, la cual, con mayor infraestructura, permitiría un óptimo aprovechamiento de ellos.

A comienzos del siglo XX se inauguró el balneario de Constitución, que contiene algunas construcciones de tipo colonial bien conservadas y parte del mobiliario original.

En la provincia de Linares son famosas las termas de Panimávida, renombradas por sus aguas minerales embotelladas.  Estas termas, conocidas y visitadas desde la época colonial, disponen de buenas instalaciones.

En el sector andino existen muy hermosos parajes, termas y lagunas.  Destaca la laguna del Maule.  Un complejo turístico en torno a la hidroeléctrica de Colbún-Machicura brinda una buena oportunidad para disfrutar. En el Valle Longitudinal destacan las propias ciudades con sus museos históricos y una interesante actividad artesanal.

Fuente Internet:

http://www.bcn.cl

Para ver los Parques Nacionales de la VII región del Maule, ir a:

http://oasis.fortunecity.com/monaco/127/region07/parques07.html

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl