Sangre

 

La sangre es un líquido viscoso que circula por todo el cuerpo humano a través de vasos cerrados y contiene como pigmento respiratorio la hemoglobina.

globulos rojos
Glóbulos rojos (ampliar imagen)

La sangre está formada por:

El plasma, es líquido y está formado en el 90 por ciento de agua y en el 10 por ciento de otras sustancias como azúcares, proteínas, grasas y sales minerales; y por

Células que flotan en el plasma, comúnmente llamados elementos figurados de la sangre: Glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

En los adultos, los elementos figurados de la sangre se originan en la médula roja de los huesos largos, como húmero y fémur.

La médula ósea es uno de los órganos más activos y grandes del cuerpo y contiene células madres pluripotenciales (megacariocitos) que se diferencian en distintos precursores para distintos elementos figurados.

El proceso de generación de células sanguíneas se llama hematopoyesis.

 

Glóbulos rojos

Conocidos también como eritrocitos o hematíes. Son el componente más abundante de la sangre, y actúan transportando el oxígeno. Como su nombre lo indica, son células de color rojo por su contenido de hemoglobina. Se fabrican en la médula roja de algunos huesos largos, y la disminución en el número normal de glóbulos rojos produce anemia.

globulo blanco
Glóbulo blanco o leucocito

Glóbulos blancos o leucocitos

Son células que no tienen color, tienen un tamaño mayor que los glóbulos rojos. Cumplen la función de defender al cuerpo de los microorganismos infecciosos ya que tienen ciertas características que hacen posible esta acción.

Los glóbulos blancos poseen la capacidad de responder frente a los órganos dañados; cuando captan la fuente infecciosa, pueden atravesar las paredes de los vasos sanguíneos y dirigirse al sitio de la infección. Esto lo hacen deformando su "cuerpo" y desplazándose, y al llegar a la infección envuelven al agente patógeno (o lo comen) y de esta manera lo destruyen. Se fabrican en la médula ósea.

Los glóbulos blancos de la sangre son de dos tipos principales: los granulosos, con núcleo multilobulado, y los no granulosos, que tienen un núcleo redondeado.

Los leucocitos granulosos o granulocitos son las células con núcleo más abundantes en la sangre. Estas células fagocitan (ingieren) los antígenos que penetran en el cuerpo, sobre todo si estos antígenos han sido recubiertos en la sangre por inmunoglobulinas o por proteínas del sistema del complemento del Sistema inmunológico. Una vez ingeridos, los antígenos suelen ser destruidos por las potentes enzimas de los granulocitos.

linfocitos y erictrocitos
Glóbulos rojos y un linfocito.

Los granulocitos incluyen:

Neutrófilos, que fagocitan y destruyen bacterias;

Eosinófilos, que aumentan su número y se activan en presencia de ciertas infecciones y alergias, y

Basófilos, que segregan sustancias como la heparina, de propiedades anticoagulantes, y la histamina que estimula el proceso de la inflamación.

Los leucocitos no granulosos están formados por linfocitos y un número más reducido de monocitos, asociados con el sistema inmunológico.

Los linfocitos desempeñan un papel importante en la producción de anticuerpos y en la inmunidad celular. En algunos aspectos, los linfocitos son las células más importantes del sistema inmunológico.

 

Existen dos tipos principales de linfocitos:

los linfocitos B y los linfocitos T.

Los primeros son responsables de la inmunidad humoral o serológica; es decir, los linfocitos B y sus descendientes directos, que reciben el nombre de células plasmáticas, son las células responsables de la producción de unos componentes del suero de la sangre, denominados inmunoglobulinas.

Los linfocitos T son responsables de la inmunidad celular; es decir, atacan y destruyen directamente a los antígenos.

linfocito T
Linfocito T

Estas células también amplifican o suprimen la respuesta inmunológica global, regulando a los otros componentes del sistema inmunológico, y segregan gran variedad de citoquinas.

Los linfocitos T constituyen el 70% de todos los linfocitos.

Tanto los linfocitos T como los linfocitos B tienen la capacidad de recordar, desde el punto de vista bioquímico, una exposición previa a un antígeno específico, de manera que si la exposición es repetida puede producirse una destrucción más eficaz del antígeno.

Los monocitos constituyen un pequeño porcentaje de la totalidad de las células sanguíneas; cuando se encuentran localizados en los tejidos, fuera de la circulación sanguínea, experimentan cambios físicos y morfológicos, y reciben el nombre de macrófagos.

Al igual que los granulocitos, los monocitos también ingieren sustancias extrañas, interaccionan con las inmunoglobulinas y con las proteínas del complemento, y contienen enzimas potentes dentro de su citoplasma.

Sin embargo, los monocitos alteran además los antígenos, haciendo que la respuesta inmune de los linfocitos, sea más fácil y más eficaz.

Plaquetas o trombocitos

Las plaquetas o trombocitos son fragmentos celulares pequeños (2-3 μm de diámetro), ovales y sin núcleo (anucleados). De hecho, son las cuasi células más pequeñas de la sangre.

sangre_001
Los trombocitos o plaquetas no son células, son fragmentos ovoideos de citoplasma, presentes en la sangre y formados en la médula ósea.

Se producen en la médula ósea a partir de la fragmentación del citoplasma de los megacariocitos (células de gran tamaño presentes en la médula ósea) quedando libres en la circulación sanguínea.

Las plaquetas sirven para taponar las lesiones que pudieran afectar a los vasos sanguíneos. En el proceso de coagulación (hemostasia), las plaquetas contribuyen a la formación de los coágulos (trombos), así son las responsables del cierre de las heridas vasculares.

Cuando se rompe un vaso circulatorio ellas vienen y rodean la herida para disminuir el tamaño para evitar el sangrado.

La formación de un tapón impide que la sangre salga de un vaso cuando la pared de éste se ha roto, de manera que se mantenga constante el volumen sanguíneo. Esta situación de equilibrio se llama hemostasis.

Una persona adulta tiene un promedio de cinco litros de sangre, con una temperatura cercana a los 37 grados Celsius.

Una gota de sangre contiene alrededor de 250.000 plaquetas.

La labor de las plaquetas, formar el tapón para impedir la salida de la sangre por alguna herida, es complementada por el fibrinogeno (proteína sintetizada en el hígado) que se transforma en unos hilos pegajosos y con las plaquetas constituyen una red para atrapar los globulos rojos que se coagulan y forma una costra para evitar la hemorragia.

Ver: PSU: Biología; Pregunta 06_2006

eritrocitos y plaquetas
Eritrocitos y plaquetas
(ampliar imagen)

 

Funciones de la sangre

Función de transporte: la sangre transporta nutrientes (sustancias alimenticias que son distribuidas desde el intestino delgado a todas las células del cuerpo), oxígeno,  dióxido de carbono y hormonas.

Función de defensa: la sangre tiene una función defensiva contra los microbios, y otras sustancias extrañas al organismo que puedan causar enfermedades. Esta función la realizan los glóbulos blancos.

Función de coagulación: la sangre es la encargada de taponar las heridas externas e internas que se producen en el cuerpo. Esta función la realizan las plaquetas.

Circulación sanguínea

La sangre, en su recorrido por el cuerpo humano, realiza dos circuitos diferentes: la Circulación Menor y la Circulación Mayor.

Circulación Menor: es el circuito más sencillo. La sangre, cargada de dióxido de carbono, sale del ventrículo derecho por la arteria pulmonar rumbo a los pulmones. Allí deja el dióxido de carbono, toma el oxígeno y vuelve por la vena pulmonar a la aurícula izquierda. De la aurícula izquierda pasa al ventrículo izquierdo y comienza la Circulación Mayor.

Circulación Mayor: la sangre oxigenada sale del ventrículo izquierdo por la arteria aorta, en dirección a todos los órganos del cuerpo. De los órganos, sale sangre cargada de dióxido de carbono, que las venas recogen y retorna al corazón, entrando en la aurícula derecha por la vena cava inferior y por la vena cava superior. De la aurícula derecha, la sangre pasa al ventrículo derecho comenzando de nuevo la Circulación Menor.

 

Fuentes Internet:

http://es.wikipedia.org/wiki/Sangre#Plaquetas

http://www.bioapuntes.cl/apuntes/sangre.htm

http://www.ecuadorciencia.org/imagenes.asp?id=4220

 

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl. Registro Nš 188.540